Un vehículo es una pieza de ingenería que tiene un nivel de complejidad realmente alto. En ocasiones no nos damos cuenta, porque hoy en día, la sofistificación y modernidad que se ha alcanzado en el mundo de los coches nos impide verlo, ya que conducimos coches que son mucho más que simples vehículos. Esto hace que se rompa nuestra línea de visión entre la pieza de ingeniería que conducimos y el coche como un producto que consumimos. A pesar de ello, es importante recordar que, cuando salimos de los concesionarios de coches en Badalona con nuestro nuevo y flamante coche nuevo, tenemos que tener en cuenta una serie de consejos elementales de mantenimiento para asegurar que nuestro vehículo no caerá en alguna de las averías de coches más frecuentes.

Tenemos que tener en cuenta que, si bien es cierto que en ocasiones tendremos que llevar a talleres oficiales en Badalona nuestro coche, lo ideal es evitar pisar el taller al máximo posible. Ir a un taller significa que a nuestro coche le ha ocurrido un percance, y por eso, implementando los siguientes 5 consejos básicos de mantenimiento que vamos a ver a continuación, conseguiremos evitar problemas que podrían terminar en graves averías.

5 consejos básicos de mantenimiento del vehículo

 

1 – Cuida el aceite del motor

El cuidado del aceite del motor es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro vehículo. Tenemos que tener en cuenta que el motor es el elemento principal de nuestro coche, por lo que hay que cuidarlo como se merece. El aceite hace que el motor funcione sin problemas, así que hay que acostumbrarse a revisarlo de forma frecuente, a través de la barilla medidora de nivel de aceite que se encuentra en la zona del motor, debajo del capó.

 

2 – Vigila las ruedas de tu coche

Las ruedas también son fundamentales. Por un lado tenemos que revisar de forma frecuente la presión de los neumáticos, esto es importante porque unos neumáticos con baja presión consumirán más combustible y pueden suponer un riesgo para la conducción. Por otro lado también hay que tener en cuenta que es importante que los neumáticos estén en buenas condiciones y tengan los niveles de dibujo que al menos indica la legislación vigente.

 

3 – No dejes que el coche se quede guardado con la reserva

Es importante tratar de evitar que el coche se quede guardado o ande en reserva durante mucho tiempo. Esto se recomienda porque normalmente al final del depósito se encuentran residuos, que se almacenan en ese combustible que suele quedar en la reserva y que podrían dañar el motor del vehículo. Si bien es cierto que los coches modernos vienen preparados para poder trabajar con estos pequeños residuos, es conveniente tenerlo en cuenta.

 

4 – Limpia el coche de forma frecuente

Puede parecer un consejo alejado de lo que serían las tareas de mantenimiento razonables para cualquier vehículo, pero nada más lejos de la realidad. Mantener limpio nuestro vehículo, tanto por dentro como por fuera, garantiza que su vida será más longeva, porque hay residuos que van comiéndose los diferentes materiales como pinturas y plásticos y es conveniente eliminarlos. Además, hay que tener en cuenta que cuanto más cuidado tengamos el coche, menos valor perderá en el mercado y esto nos permitirá tener oportunidades de venderlo en el futuro, en caso de que queramos hacerlo, por un precio más elevado.

 

5 – Revisa los líquidos con frecuencia

En el vehículo llevamos líquido refrigerante, para evitar el sobrecalentamiento del motor en caso de que se produzca. El líquido de frenos, el líquido de dirección y otros. Es importante revisarlos de forma periódica para evitar problemas.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *