El reglamento establece unas excepciones por las que puede adelantarse por la derecha sin que te sancionen. ¿Cuántas veces hemos visto a conductores circular por el carril izquierdo de una carretera mientras el derecho estaba completamente vacío? Sin embargo, aunque se trate de una práctica muy frecuente, no implica que sea legal.

De los conductores que tienen este mal hábito se dice que tienen el síndrome del carril izquierdo, y hay que recordar que se trata de una práctica que más allá de no ser correcta provoca inseguridad a los usuarios de la vía, además de retenciones, frenadas y encontronazos.

El Reglamento General de Circulación (RGC) dice que en las vías rápidas con más de un carril “se circulará normalmente por el situado más a la derecha, si bien se podrán utilizar el resto de los carriles que van en el mismo sentido cuando las circunstancias del tráfico o de la vía lo aconsejen, siempre que no entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga”.

Así, circular por el carril de la izquierda de forma continuada se considera una infracción grave y comporta una sanción de 200 euros (en caso de no estar avanzando otro vehículo y tener el carril de la derecha vacío). Tampoco está permitido avanzar por el carril de la derecha, que también se considera una infracción grave según el artículo 82 del RGC.

¿Pero qué ocurre cuando el carril izquierdo está ocupado por un vehículo que circula a una velocidad inferior a la máxima permitida, y nosotros podemos seguir por el carril de la derecha a una velocidad superior? ¿Lo estaríamos avanzando por la derecha?

Situaciones excepcionales para avanzar por la derecha

Si bien es cierto que los adelantamientos por la derecha están prohibidos, el reglamento expone una serie de circunstancias especiales en las que el conductor de la derecha sí podrá adelantar el vehículo que tenga a la izquierda puesto que esta maniobra no se considerará un adelanto.

ATASCOS

Seguro que este ejemplo es lo que nos viene a todos en la cabeza. En los atascos es habitual que en determinados momentos los vehículos de un carril avancen más rápido que los de los demás; esto dependerá básicamente de la densidad del tráfico y la velocidad de circulación. En estos casos, si avanzamos al conductor de nuestra izquierda, no estaremos cometiendo ninguna infracción.

CARRILES DE ACCELERACIÓN O DESACELERACIÓN

El reglamento también establece que “en todo tramo de vía en el que haya carriles de aceleración o desaceleración, o carriles o partes de la vía destinadas exclusivamente al tráfico de determinados vehículos, tampoco se considerará adelantamiento el que se avance más rápidamente por estos carriles que por los normales de circulación (o viceversa)”.

Salvo las circunstancias especiales mencionadas, siempre es necesario adelantar al resto de vehículos por la izquierda. Realizar anticipos indebidos comporta, además de la citada multa de 200 euros, la pérdida de 4 puntos del carné de conducir.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.