Cadenes per la neu - Cadenas para la nieve

El mercado ofrece diversas alternativas para conducir sobre en situaciones de nieve y hielo sobre el asfalto, con cadenas para la nieve más o menos fáciles de instalar y con diversos grados de aherencia.

El pasado 6 de enero, la Dirección General de Tráfico se encontró con miles de conductores parados durante horas en la autopista AP-6, debido a las fuertes nevadas que cayeron ese día en Madrid y Castilla y León. La respuesta de la autoridad de tránsito para evitar que la situación se repitiera en el futuro fue crear un kit antinevadas de hasta 18 objetos y con un coste mínimo de 300 euros que, supuestamente, los conductores deberían llevar a su maletero . Las críticas y burlas en los medios y en las redes sociales no tardaron en llegar, hasta el punto de que la DGT tuvo que retirar su «recomendación». De hecho, el único imprescindible para situaciones así son las cadenas para la nieve. Ahora bien, como las elegimos?

En este blog hemos repasado cómo debemos preparar nuestro coche cuando salimos de viaje. En esta ocasión añadiremos un imprescindible para nuestras salidas durante el invierno.
Abans, però, hem de tenir en compte que no existeix cap llei que ens obligui a portar les cadenes per la neu al nostre maleter, però alhora, la legislació ens obliga a circular amb elles quan entrem en zones on el seu ús és obligatori.

  • Cadenas para la nieve líquidas: la opción más económica del mercado, pero también la menos fiable. De hecho, no se trata de cadenas propiamente dichas, sino de un spray que se aplica sobre el neumático para incrementar la adherencia de las ruedas. Puede ser útil en situaciones puntuales, pero no nos servirá como sustitutivo de las cadenas convencionales cuando su uso sea obligatorio. De hecho, la mejora en que notaremos como conductores será mínima, por lo que su uso no es nada recomendable.
  • Cadenas para la nieve metálicas: se trata de las cadenas más conocidas. Construidas con varios módulos de acero entrelazados, ofrecen una adherencia óptima en condiciones de nieve. Aparte, son la opción recomendable más económica, con precios que pueden ir de los 20 a los 50 euros. Además, se trata de un elemento resistente, por lo que se trata de una inversión menor, pero a largo plazo.

Entre els contres de les cadenes metàl·liques hi trobem la dificultat en la seva instal·lació, així com el soroll que provoquen aquests models en situacions de circulació i les vibracions que provoca en la direcció i en la suspensió.

  • Cadenas para la nieve textiles: las cadenas textiles se han convertido en una opción popular gracias a la facilidad de su instalación. Este producto cubre las cadenas con una funda textil que se sitúa por encima de las ruedas. Ofrecen una adherencia similar a la de las cadenas metálicas y a un precio no muy superior. Además, no tienen incidencia sobre la dirección y la suspensión, a la vez que no generan vibración sobre el volante. A cambio, tienden a estropearse con más facilidad, por lo que su uso es recomendado para trayectos cortos.
  • Cadenas compuestas: una solución similar al de las cadenas textiles, pero donde el tejido es sustituido por una red plástica. Ofrece la misma facilidad para de instalación que las textiles y añade materiales mucho más resistentes, por lo que son mucho más recomendables si debemos hacer un uso frecuente. A nivel de precio, se sitúan sobre los 70-90 euros, un coste similar al de las cadenas textiles de alta gama.
  • Cadenas para la nieve de araña: la opción por los que han de conducir constantemente en condiciones de hielo y nieve. Se trata de una instalación semi-fija, fácil de instalar y muy efectivas. El gran inconveniente es que una parte de las cadenas se montan de forma permanente sobre la llanta y, como no, un precio que puede superar los 500 euros.

Recuerda que no circular con cadenas en situaciones en que su uso es obligatorio puede conllevar multas de hasta 200 euros, además de un riesgo evidente para el conductor y el resto de pasajeros.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *