Peugeot 205 GTI

A principios de los 90 nacía el PEUGEOT 205 GTi Plus, una serie especial que combinaba la deportividad con un cierto nivel de lujo en el interior.
Diseñada solo para algunos mercados, la histórica serie especial PEUGEOT 205 GTi Plus es hoy muy apreciada y tiene un alto valor.

Enero de 1990. Acaban de terminar los espléndidos años 80 y el sentimiento de bienestar social sigue estando presente. En esa época nacieron auténticos iconos automovilísticos y PEUGEOT lanzó modelos que llegaron a los corazones de muchos. Uno de ellos fue el icónico 205.

Peugeot 205 GTI

Su historia en los años 80 está repleta de éxitos deportivos y comerciales gracias al también legendario GTI. Versiones que hicieron que los automovilistas redescubrieran el concepto de deportividad, hecho posible gracias a una carrocería muy ligera impulsada por un motor de mayor capacidad cúbica, como lo había hecho más de cuarenta años antes el 402 B Ligero. Pero, en el caso del 205 GTI, también era muy ágil y reactivo, haciendo las delicias de los mejores paladares de la conducción. Fue un éxito mundial y, a principios de los 90, se presentó una serie especial disponible con los motores 115 cv 1.6 y 130 cv 1.9, pero que fue adquirida casi exclusivamente con el motor más grande. Se trataba de una versión especial que combinaba deportividad con un cierto nivel de lujo en el interior: el 205 GTI Plus, una serie especial diseñada solo para unos pocos mercados.

Peugeot 205 GTI

El 205 GTI Plus nació con la clara intención de atraer a una clientela más sofisticada con un producto de acabados más cuidados gracias a los equipamientos y a los materiales utilizados, casi queriendo aspirar a un segmento de lujo. Se caracterizó por el color de la carrocería disponible en un elegante verde Sorrento metalizado que le aportaba clase y elegancia. Un color que a primera vista podía parecer negro, pero que con la luz del sol devolvía reflejos verdes muy intensos, diferenciándose visualmente de los colores más descaradamente deportivos con los que hasta entonces los clientes compraban el GTI, es decir, blanco, rojo o negro.

Peugeot 205 GTI

El equipamiento interior era el de un coche de un segmento claramente superior, con servodirección y aire acondicionado. Posteriormente, también se se incorporó el ABR, acrónimo francófono que indicaba el precursor del ABS. Un conjunto de equipamientos que encontró su máxima expresión con la incorporación de serie de asientos de cuero, algo muy raro en la época en vehículos de esas características. Gran lujo y una marcada deportividad gracias a la capacidad del motor de mayor tamaño de 1.900 cm3, capaz de suministrar 130 CV y un par máximo de 16,8 kgm a 4.750 revoluciones/min. Un motor que fue utilizado por su hermana mayor (con algunos caballos menos) la berlina y por el SW 405 SRi pero que, con una carrocería como la del 205, casi permitía despegar. En 1991, PEUGEOT introdujo en el mercado la versión catalizada del 1.9 y su potencia se redujo a 122 CV, sin perder el placer de conducir ofrecido por la marca.

Hoy, el 205 GTI Plus es una serie especial muy buscada y con un alto valor.

Peugeot 205 GTI

Desde su lanzamiento al mercado en 1976, el Golf GTI se ha ganado a pulso un lugar preferente entre los mitos del automóvil

Volkswagen celebra 44 años del primer Golf GTI con una edición especial limitada de 44 unidades que contará con amplias opciones de equipamiento, además de numerosos guiños al modelo original

Basado en el Golf GTI Performance, el modelo conmemorativo contará con la configuración de la primera generación: 3 puertas, cambio manual de seis velocidades y carrocería de Blanco Puro o Rojo Tornado

El Volkswagen Golf GTI cumple 44 años en el mercado. Desde su aparición en 1976, el mítico modelo no ha hecho más que cosechar éxitos a base de incorporar novedades técnicas revolucionarias hasta convertirse en un icono de los deportivos compactos y ganarse un estatus de leyenda en el mundo del motor. El Golf GTI original fue una apuesta por hacer llegar al gran público las sensaciones genuinas que transmiten los deportivos, empleando argumentos claros y contundentes: motor ágil, dirección directa, chasis específico, peso ligero, diseño evocador, caja de cambios con el característico pomo en forma de bola de golf, tapicerías tartán y las distintivas franjas rojas en la parrilla del radiador. 44 años más tarde, Volkswagen homenajea el histórico modelo con el Golf GTI The Original, en una edición especial limitada a tan solo 44 unidades que retoma los aspectos más clásicos del GTI de primera generación, modernizándolos y adaptándolos a las exigencias de nuestro tiempo.

VW Golf GTI Edición Especial

El Golf GTI The Original se basa en el acabado Performance de la última generación del popular compacto deportivo de Volkswagen, compartiendo muchos de los elementos característicos de la familia GTI, como las distintivas franjas rojas de la parrilla del radiador. Además, su equipamiento y configuración incluyen numerosos guiños y referencias al Golf GTI original, como las llantas BBS en 19 pulgadas, el spoiler trasero y los retrovisores en color negro brillante, la decoración lateral con dos franjas negras y el logotipo “The Original”, las alfombrillas interiores con ribeteado rojo y una placa identificativa con la numeración de cada una de las unidades. Sus tres puertas y su carrocería de color Blanco Puro o Rojo Tornado homenajean el aspecto clásico de la versión de 1976, el año que vio nacer a la primera generación de un coche legendario.

VW Golf GTI Edición Especial

La introducción de la familia GTI logró acercar con éxito al público general la sensación y la experiencia única de conducir un auténtico deportivo. El Golf GTI MK I de 1976 equipaba un poderoso motor de 110 CV de potencia y podía alcanzar velocidades de hasta 182 km/h, logrando revolucionar el mundo de los coches compactos y los deportivos de lujo gracias a sus prestaciones y a su comportamiento. El modelo conmemorativo no se queda a la zaga: equipa un potente motor de gasolina TSI de 2.0 litros, que entrega una potencia de 180 kW (245 CV). El Golf GTI The Original alcanza una velocidad punta de 248 km/h y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos. Esta poderosa motorización se combina con una transmisión manual de 6 velocidades, que también supone un guiño a la configuración clásica del modelo original.

VW Golf GTI Edición Especial

Además de sus múltiples referencias al pasado más ilustre de la gama, el Golf GTI de edición limitada dispone de numerosas opciones de equipamiento que le permiten incorporar lo último en tecnología, sistemas de asistencia e infoentretenimiento. Estas incluyen el techo solar panorámico, el sistema de sonido “DYNAUDIO Excite“, la cámara de visión trasera “Rear View“ , los faros delanteros LED High con Dynamic Light Assist, faros delanteros antiniebla y el paquete de conducción semiautónoma, con función de identificación de señales de tráfico y asistente de mantenimiento de carril “Lane Assist”.

El Golf GTI The Original estará disponible a partir del 28 de junio, en una edición especial limita de tan solo 44 unidades, una por cada año transcurrido desde el estreno del deportivo compacto más emblemático.

VW Golf GTI Edición Especial

Se ha creado una web específica www.gtitheoriginal.es con toda la información detallada y un timeline con el número de unidades disponibles.

El Golf GTI The Original estará disponible desde 40.600 € PVP, acogiéndose a las campañas base del modelo y sujeto a financiación con VWFS. Para más información consulte con nuestro concesionario Volkswagen en Badalona.

Volkswagen se ha convertido en uno de los grupos automovilísticos más grandes y respetados de la historia, pero también es una de las marcas más interesantes que encontramos en la actualidad. Con una trayectoria que está plagada de éxitos y que cuenta, por lo tanto, con una selección de coches clásicos realmente interesantes que veremos a continuación. Hoy en día, en el concesionario Volkswagen en Badalona, podemos encontrar los últimos modelos del fabricante alemán, que sin duda se diferencian del resto de la competencia por incorporar las últimas tecnologías del mercado y por ser ejemplos de cómo hay que producir vehículos realmente interesantes para los usuarios.

VW es capaz de presentar hoy en día vehículos que se diferencian del resto de la competencia, debido a que cuentan con una larguísima trayectoria como fabricante de la que han podido ir aprendiendo. Su apuesta consolidada, a lo largo de los años, por la calidad, la eficiencia, la tecnología, la robustez y la modernidad, han conseguido para la compañía alemana un saber hacer que sin duda les permite ofrecer algunos de los mejores modelos del mercado. Repasemos la historia de los clásicos de Volkswagen para poder comprender de donde vienen y hacia donde se dirigen.

 

Clásicos en el ámbito de las furgonetas

Volkswagen siempre ha apostado por múltiples tipos de vehículos a la vez para tratar de dar respuesta a las necesidades de diferentes tipos de personas. De esta forma, en el ámbito de las furgonetas nos encontramos con uno de los grandes clásicos de Volkswagen. Se trata de la Volkswagen Kombi, un tipo de fugoneta que se convirtió en todo un icono del movimiento hippy que tuvo mucha fuerza durante los años 50 y 60. Se trata de una furgoneta que realmente fue revolucionaria en su época, ya que contaba con un estilo de conducción muy parecido al de un utilitario pero a la vez tenía un gran tamaño de carga.

Se utilizó por parte de diferentes sectores y se pudieron ver Volkswagen Kombis adaptadas al uso por parte de ambulancias, bomberos y repartidores, sin duda todo un éxito de este gran clásico.

 

El Golf, un clásico que nace en los años 70

En el año 1974 nace el Volkswagen Golf, no solo un gran clásico de Volkswagen que todavía hoy en día se sigue fabricando, sino que nace todo un emblema de la marca alemana, uno de los vehículos que más beneficios les ha reportado. Un coche que supuso todo un hito en el mundo de la automoción ya que creó todo un nuevo segmento de coches que trataron de imitar el éxito del Golf.

 

Volkswagen Passat, la berlina clásica reinterpretada por Volkswagen

Volkswagen tenía que hacer su aportación al segmento de las berlinas, y el Volkwagen Passat fue su respuesta. Un vehículo que también sigue fabricándose hoy en día y cuya primera versión vio la luz en el año 1973. Este coche se ha consolidado como una respuesta a como debería ser un vehículo elegante, familiar y que permita además resultar completamente seguro y eficiente.

 

El escarabajo, el clásico de Volkswagen por excelencia

Si hay un coche que realmente podemos llamar clásico entre todos los de Volkswagen, ese es es el escarabajo. Un coche que ha sido un auténtico éxito de ventas y que ha superado todas las expectactivas del fabricante. Se trata de un coche que con una estética muy particular no paró de venderse a lo largo de los años a un ritmo realmente elevado. Para hacer un homenaje a este gran clásico, Volkswagen lanzó el New Bettle, tratando de actualizar y darle un toque de aire fresco a este fantástico coche.

Durante sesenta años, nos dedicamos a diseñar nuevas experiencias de conducción. Personalizamos el estilo y el sentimiento de conducir para cada generación.

 

Años 50

El 13 de noviembre de 1953 nace el primer modelo de SEAT: el SEAT 1400.

historia de seat

Años 60

El lanzamiento del SEAT 850, primeras exportaciones y la producción alcanza el millón.

Años 70

Ese año se lanza el modelo 128, el último modelo SEAT con un nombre numérico.

Años 80

El lanzamiento de un nuevo modelo, el SEAT Panda, tiene un impacto enorme en el segmento del mercado juvenil.

Años 90

El primer modelo SEAT desarrollado dentro del Grupo Volkswagen, el SEAT Toledo, se presenta en el Salón del Automóvil de Barcelona.

Años 2000

El SEAT Ibiza cumple veinte años y desde su lanzamiento se han fabricado 3,3 millones de unidades.

Años 2010

Lanzamos el nuevo León CUPRA, el vehículo fabricado en serie más potente de nuestra historia.

El R4 de Renault es uno de esos vehículos clásicos que originalmente nacieron como un esfuerzo de la marca francesa, para competir en un segmento de precios ajustados, y que posteriormente se convirtió en todo un emblema de la marca. Hay que destacar que este vehículo estuvo en producción desde el año 1961, cuando arrancó su fabricación, hasta el año 1994. Se trata sin duda de uno de los vehículos de producción más longeva; 33 años de producción ininterrumpida han convertido a este modelo, que también se conoció popularmente como “Cuatro Latas”, en uno de los modelos de vehículos más populares, no solo en Francia, sino en toda Europa en general.

Renault R4 1

 

Historia del Renault R4

A finales de los años 50 y comienzos de los 60, Renault buscaba dar un golpe encima de la mesa a través de un modelo que le permitiese hacer frente al que, ya por aquel entonces, era un éxito de ventas: el Citroën 2CV, que había lanzado Citroën en el año 1948 y que había abierto en Europa el camino que debían tomar los fabricantes si querían lanzar al mercado auténticos éxitos de venta que fuesen comprados de forma masiva por los usuarios.

Renault R4

Citroën es otra marca francesa y esto propició quizás aún más la competencia entre ambas de cara a buscar nuevos modelos. Fue entonces cuando Renault, con el diseñador Robert Barthaud a la cabeza, consiguió diseñar un nuevo concepto, el R4, que se esforzaba en ofrecer un diseño ciertamente innovador, un precio realmente ajustado en un mercado en el que el precio realmente era importante, y por otro lado una serie de innovaciones a nivel técnico que hasta ahora no se habían visto en la marca francesa.

Renault R4

Por un lado se introdujo con este modelo la tracción delantera, pero también se comenzó a utilizar la refrigeración a través de un circuito cerrado con vaso de expansión y para la suspensión se utilizaron barras de torsión. Todas estas innovaciones técnicas permitieron a Renault ajustar al máximo sus costes y lanzar al mercado el modelo R4, tremendamente competitivo y que resultó ser todo un éxito de ventas. Hay que destacar que hasta entonces se había decantado por fabricar otro tipo de modelos, como el Renault Dauphine y el 4CV, que no tenían nada que ver a nivel técnico con el novedoso R4. De esta forma Renault dio un salto notable en su capacidad y en su perspectiva de futuro, por lo que podemos considerar el R4 como un auténtico hito dentro de la casa francesa de automóviles.

 

Curiosidades del R4

Un vehículo tan popular, que se produce de forma ininterrumpida durante unos 33 años, lógicamente cuenta con una serie de curiosidades que sobre todo resultan muy interesantes para los amantes de los automóviles. Una de las curiosidades más destacables es que Renault prácticamente se la jugó al todo o nada con su lanzamiento. Para tratar de generar el mayor impacto posible, de forma posterior a la presentación del coche en el Salón de Frankfurt del año 1961, organizó un desfile de doscientos R4 de color blanco justo en frente de la Torre Eiffel.

Lo que comenzó como una importante apuesta terminó siendo un éxito, ya que tan solo tres años después, en el año 1964, Renault estaba celebrando la producción de las primeras 500.000 unidades, pero es que en el año 1966 ya se estaban celebrando el millón de unidades. En total se llegaron a producir más de ocho millones de vehículos Renault R4, y una de las curiosidades más interesantes es que su producción termino en la antigua Yugoslavia, ya que debido a la guerra se destruyó una parte importante de la planta donde se fabricaba y con ella se terminó la producción del R4.

Renault R4

El Seat 600 es sin duda uno de los coches clásicos españoles por excelencia. Desde su nacimiento en el año 1957 se convirtió rápidamente en un éxito de ventas, lo que hizo que su producción continuase hasta el año 1973. El Seat 600 es un coche icónico porque supuso mucho más que el lanzamiento de un simple vehículo; en España está completamente asociado a la consolidación de la economía del país y a la creación de la clase media, y con ello se convirtió en un reflejo de la sociedad que parecía decir, en aquel momento y a pesar de las adversidades, que España estaba teniendo una tendencia positiva.

Este coche que hoy en día es un clásico, se podía ver de forma masiva por las carreteras de toda España. En Badalona, Madrid, Gijón, Sevilla o por cualquier parte se podían ver unidades de este vehículo que era sin duda el más popular de la época. El coche se conoció por sobrenombres como Seiscientes, Seíta, Seílla o incluso Pelotilla en un tono más cariñoso. A nivel técnico podemos indicar que estamos ante un vehículo que pertenece al segmento A y cuya fabricación corrió a cargo de SEAT, que comenzó su andadura como fábrica de automóviles 7 años antes, en el año 1950, y que con el 600 se consolidó como potencia industrial en todo el país.

Seat 600, el coche clásico español

 

Historia del Seat 600

Si nos remontamos a los años 50 y hacemos un ejercicio de retrospectiva, tenemos que situarnos en una sociedad en la que años atrás se había vivido una importante Guerra Civil que lógicamente todavía estaba en el recuerdo de las personas de forma muy viva. Franco gobernaba el país y tratando de darle un impulso a la economía, se organiza en 1950 el lanzamiento, a través del Instituto Nacional de Industria, de una empresa que pueda consolidarse como fabricante de automóviles. Nace SEAT, la Sociedad Española de Automóviles de Turismo. Hoy en día SEAT pertenece al grupo alemán Volkswagen, que ya en 1986 adquirió de forma mayoritaría la compañía, pero por aquel entonces todavía era un proyecto nacional.

Seat 600, el coche clásico español

Desde SEAT querían apostar por el segmento A que gozaba de enorme popularidad entonces porque eran vehículos asequibles, fáciles de conducir y que no consumían mucho combustible. El Fiat 600 es otro ejemplo clásico de este tipo de vehículos a los que el Seat 600 quería plantar cara de forma directa. De hecho, el Seat 600 se construye en base a licencia de Fiat sobre el Fiat 600 original, que fue diseñado por el reputado Dante Giacosa, toda una figura en el ámbito del diseño de automóviles y muy reconocido sobre todo en Italia.

 

Curiosidades del Seat 600

Para la mayoría de españoles que, como comentamos anteriormente, comenzaban a progresar económicamente en la época, el Seat 600 fue su primer coche. Por aquel entonces comenzaban a tener el dinero suficiente como para poder permitirse un coche, y dentro de las limitadas opciones el Seat 600 venía con el sello nacional y por aquel entonces resultaba muy atractivo.

En el año 57, y tratando de hacer una equivalencia, el Seat 600 costaba unos 19.000 euros actuales aproximadamente. Si bien es cierto que se trata de una estimación, de esta forma podemos hacernos una idea del coste del coche por aquel entonces.

Seat 600, el coche clásico español

Durante sus 16 años de producción se hicieron múltiples versiones. Estaba la Normal, D, E y L Especial. Pero también se hicieron otras versiones más exóticas como la comercial, la descapotable (que dejaba a disposición de los usuarios un coche realmente espectacular) y la Formichetta, que era una furgoneta adaptada al Seat 600 y que se podía adquirir en los concesionarios Seat.

El Volkswagen escarabajo es uno de esos coches clásicos que siempre estarán en nuestra memoria. Pero no solo eso, sino que también es un coche que siempre estará en nuestras carreteras. Su excelente durabilidad, combinada con la precisión germana de su fabricante VW, hacen que sea un vehículo que todavía se puede ver rodando por las carreteras en sus versiones más antiguas. Hay que tener en cuenta también, que debido al éxito que el escarabajo ha tenido a nivel histórico, desde Volkswagen quisieron hacer un homenaje, y a la vez aprovechar el conocimiento y renombre de la marca escarabajo o “Beetle” en inglés, para lanzar en el año 1998, un modelo llamado New Beetle, que todavía se puede encontrar hoy en día en un concesionario de Volkwsagen y cuya versión Beetle Cabrio es sin duda una delicia a nivel estético y tecnológico.

Volkswagen Escarabajo

El escarabajo comenzó a fabricarse justo el año anterior al inicio de la Segunda Guerra Mundial, en el año 1938, y su producción se terminó en el año 2003, eso hace un total de 65 años de historia de producción de uno de los vehículos más populares de todos los tiempos en todo el mundo. Un vehículo al que Volkswagen debe mucho como marca y que cuenta en todo el mundo con muchísimos aficionados que los coleccionan y que los siguen utilizando a diario.

Historia del Volkswagen Escarabajo

Se trata de un vehículo realmente peculiar, que nace de la mano del fabricante alemán Volkswagen, en una etapa convulsa en la que un año después del inicio de producción de este vehículo, estallaría la Segunda Guerra Mundial. Por aquel entonces Volkswagen buscaba producir un vehículo económico, que resultase asequible para la incipiente clase media y que además tuviese un consumo reducido a la vez que los costes de su mantenimiento resultaban prácticamente nulos.

Volkswagen Escarabajo

La Segunda Guerra Mundial, afectó directamente a la producción del vehículo, durante la misma, la producción del escarabajo se centró en adaptar su estructura a diferentes vehículos militares. Pero una vez que la guerra concluyó, se prosiguió la producción de forma normalizada de este vehículo. El éxito no tardó en llegar y en poco tiempo, a lo largo y ancho del mundo, se comenzó a popularizar de forma realmente espectacular el escarabajo.

Curiosidades del Volkswagen Escarabajo

Una de las curiosidades de este vehículo es que su denominación oficial, por parte de Volkswagen es la de Volkswagen Tipo 1. A pesar de ser el nombre oficial, es un nombre que Volkswagen le puso al vehículo de forma posterior a su lanzamiento. De forma popular se conoce a este vehículo como escarabajo por su particular forma que recuerda a la de un escarabajo. El Volkswagen Escarabajo ha supuesto tanto para Volkswagen, que de forma inequívoca, quien ve un escarabajo lo asocia inmediatamente a la marca alemana.

Volkswagen Escarabajo

Un dato curioso, asociado a la gran popularidad del escarabajo en todo el mundo, es que a pesar de sus reducidas dimensiones, gracias a su eficiencia y consumo reducido, llegó a ser usado en Ciudad de México como taxi. Un dato que sin duda refleja la versatilidad y lo práctico que este vehículo ha resultado siempre para sus usuarios.

Evolución en la producción del Volkswagen Escarabajo

Como dato curioso cabe destacar que el vehículo fue producido en Alemania desde los años 1938 hasta el año 1978. Desde ese año su producción continuó en México hasta el año 2003, lugar en el que se produjo la última unidad de este vehículo. Se llegaron a producir más de 21 millones y medio de unidades de este vehículo a lo largo de su historia, una cifra realmente espectacular.

Citroen 2CV

El Citroen 2CV se ha convertido con el paso del tiempo en uno de esos clásicos indiscutibles del mundo del motor. Por un lado nos encontramos con un coche que tiene una estética muy particular, que ya en su época supuso todo un desafío al resto de modelos que se estaban comercializando, pero que hoy en día sigue resultando realmente rompedor. Y también nos encontramos con un coche que fue todo un éxito comercial, tenemos que tener en cuenta que se llegaron a producir casi 4 millones de este modelo con su carrocería normal y algo más de 1 millón de unidades en la versión que tiene la carrocería de furgoneta.

Citroen 2CV

Estamos hablando de un modelo que hoy en día ya no se produce, pero que aguantó en producción durante algo más de 40 años, desde el año 1948 hasta el año 1990. Supuso el éxito total para el fabricante francés de vehículos Citroen, ya que no solo fue un éxito de ventas, sino que permitió que la marca Citroen se popularizase de una forma realmente espectacular. Antes comentamos que ya no se puede encontrar en un concesionario nuevo, pero sí que podemos encontrar muchísimos vehículos de coleccionistas que los ponen a la venta, y otros que los exponen y los cuidan por cariño a este modelo. A pesar de todo ello, hoy en día se pueden ver circulando por las carreteras de Europa 2CV en perfecto estado de conservación. Una mecánica realmente eficiente y fiable han posibilitado que este modelo siga rodando aún hoy en día.

Historia del Citroen 2CV

Se trata de un coche que comienza a producirse por Citroen justo después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Su producción arranca en el año 1948, y la marca buscaba lanzar al mercado un coche de bajo coste, que resultase práctico para las familias, pero que fuese asequible. Con el 2CV dan en el clavo prácticamente desde el primer momento y no solo eso, sino que consiguen crear un modelo que a nivel estético supone todo un hito en la época.

Hay que tener en cuenta que el nacimiento del Citroen 2CV está muy vinculado a la Segunda Guerra Mundial, por aquel entonces el desarrollo del vehículo se llevó en secreto, y no fue hasta el fin de la guerra cuando se pudo lanzar al mercado el coche. En el Salón del Automóvil de París del año 48, se muestra por primera vez el 2CV, con una potencia final de 9CV y un motor refrigerado por aire de 375 c.c.

Citroen 2CV

Estamos hablando de un vehículo que se convirtió en la representación definitiva del automóvil económico. Muchas marcas han imitado posteriormente la estrategia de Citroen y el 2CV para lanzar al mercado sus propios modelos económicos de tamaño pequeño. Con el lanzamiento del 2CV no solo se lanzó al mercado un modelo, sino que supuso el inicio de todo un segmento de vehículos.

Curiosidades sobre el Citroen 2CV

Anteriormente comentamos que el 2CV se lanzó al mercado en el año 1948, en un modelo que tenía 9CV, entonces… ¿por qué se conoce como 2CV?. El nombre popular dos caballos o 2CV, hace referencia a la potencia fiscal del primer modelo. Ese modelo de 9CV, realmente declaraba una potencia fiscal de dos caballos, y de ahí que se conozca con este nombre. El vehículo se bautizó de forma oficial como TPV, o Toute Petite Voiture en francés, que significa en español vehículo mínimo.

A pesar de que el 2CV tuvo competidores de otras marcas, e incluso dentro de la propia Citroen, como el Citroen Dyane, su producción continuó durante más tiempo incluso que el también muy famoso Dyane. Como dato curioso, hay que destacar que se llegó a fabricar en la planta de Citroen en Vigo numerosas unidades de este modelo, y que su última unidad se produjo en Portugal, en la planta de Mangualde en julio de 1990, marcando el fin de producción de todo un clásico de nuestras carreteras.

La compra de modelos clásicos no es cosa sólo de amantes de la historia. Se trata de una inversión segura de gran valor

Si alguna vez ha estado en algún encuentro o en un feria de coches clásicos, lo más probable es que le haya venido el capricho de tener uno. Es la manera de poder conducir ese coche que tenía el abuelo, o de probar en la vida real ese vehículo que de pequeño tenías en maqueta. En nuestro blog hemos repasado cuáles han sido los coches más vendidos de la historia. En esta entrada veremos qué ventajas tiene ser propietario de un coche clásico.

Antes, sin embargo, tenemos que saber qué define un coche clásico, comenzando por su antigüedad. A nivel administrativo, un coche clásico debe tener más de 25 años desde su fecha de producción. Otros elementos que hacen de un coche un clásico es si ha sido declarado un elemento de interés cultural, si forma parte del Inventario General de Bienes Muebles de Patrimonio Histórico Español o si ha sido utilizado en un evento importante. A nivel legal, un coche clásico debe estar asegurado, aunque no lo saques nunca del garaje.

Con esto en mente, vemos las ventajas de tener un coche clásico.

  1. Valor al alza

    Se suele decir que los coches son una mala inversión ya que, una vez que adquiera uno su valor empieza a caer. Pero los coches clásicos no entienden de depreciación. Tenemos en nuestras manos un patrimonio de interés social.

    Su precio no viene marcado por la obsolescencia de sus prestaciones o de la tecnología, ni por su uso. En este caso estamos ante una inversión segura. Un bien preciado.

  2. Mantenimiento barato

    Esto depende de lo que hacemos con él, pero, en general, la mecánica de los coches clásicos es simple, al estar exentos de componentes electrónicos. Las reparaciones, normalmente, son poco costosas.

    De hecho, muchos de los propietarios de coches clásicos son o acaban convirtiéndose también en profundos conocedores de su funcionamiento mecánico, por lo que muchas veces optan por encargarse ellos mismos de las reparaciones más sencillas. Encontrar recambios no te resultará ni muy difícil ni muy costoso.

  3. Conducción en la antigua

    Piensa en todas las ayudas que ofrecen hoy en día los coches. Dirección asistida, sistemas de corrección para mantenernos dentro de nuestro carril, neumáticos enormes, ayudas para la estabilidad, … nunca ha sido tan sencillo conducir.

    Con los coches clásicos nos enfrentamos a la carretera sin ningún tipo de asistencia tecnológica. Sólo contamos con el volante y los pedales para hacer nuestra ruta, lo que nos obligará a estar más atentos que nunca, a coger con precisión las curvas, prever las frenadas y también acelerar con antelación cuando nos sea necesario hacerlo.

  4. Fiabilidad

    Si el coche ha aguantado 25 años y sigue siendo válido para salir a la carretera es que es fiable. Los coches clásicos que encontramos en el mercado suelen estar en buenas condiciones, sino hubieran acabado desguazados en cualquier vertedero.

    Al no contar con elementos electrónicos, las reparaciones y su mantenimiento es mucho más sencillo. A la vez, su vida útil suele ser más larga que la de los coches actuales. Si no ponemos el límite el motor y nos preocupamos de tenerlo al día en las reparaciones, podremos disfrutar de su conducción durante muchos kilómetros.

  5. Exentos del Impuesto de Circulación

    En algunos casos podremos tener un último ahorro, como es la exención del Impuesto de Circulación. Para acceder a este privilegio tendremos que hacer de nuestro clásico un coche histórico.

    Para conseguir esta categoría, el vehículo tiene que pasar por una inspección oficial en la que se genere un informe favorable a su consideración de histórico. Este informe pasa a la administración autonómica correspondiente, que es quien emite la resolución final. Una vez conseguida, contaremos con el distintivo VH a nuestra matrícula. Un nuevo elemento de distinción que sumará valor a nuestro clásico.

Según los datos del medio especializado Ward ‘s Auto, en el mundo hay un total de 1.200 millones de coches registrados. Una cifra que, según las previsiones, alcanzará los 2.000 millones en el año 2035. El mercado ofrece cientos de marcas y miles de modelos, pero en la lista de los más vendidos se suelen repetir algunos nombres año tras año. En esta entrada revisaremos los coches más vendidos de la historia. Un informe publicado por Wall Street Cheat Sheet y que muestra cómo las dinámicas socio-culturales y los grandes mercados marcan tendencia.

 

5.- Lada Riva

Cotxes més venuts

Si hay una marca que podemos relacionar con la Unión Soviético esta es Lada. Las carreteras de la antigua URSS estaban monopolizadas por los diferentes modelos de la firma y, entre todas las opciones, las diferentes versiones del Riva fueron las preferidas por los soviéticos. La primera versión de Riva apareció en 1970, como un rediseño del popular Fiat 124.

Como buen producto soviético, bajo su diseño funcional escondía un coche fiable y para toda la vida, que todavía hoy se puede ver en circulación. Los habitantes de la antigua soviético confiaron durante muchos años en el Lada, hasta el punto que el Riva no dejarse de producir hasta 2012, cuando yo sumaba unos 19 millones de ventas en sus 42 años de historia.

 

4.- Volkswagen Beetle

Cotxes més venuts

El Beetle es la imagen de los coches en Europa entre los años ’40 y ’60. Su original diseño van situarlo como un coche elegante y bien valorado para una sociedad que, después de la Segunda Guerra Mundial, vio como crecía su clase media.

La primera versión del coche fue tan exitosa que se mantuvo en producción hasta el año 2003, convirtiéndose en uno de los modelos que más tiempo ha estado en el mercado de forma ininterrumpida. Volkswagen reinventar su escarabajo en el año 1998 y entre las dos versiones acumulan 23 millones de coches vendidos.

 

3.- Volskwagen Golf

Si el Beetle fue el usuario de los años ’40 -’60, el Golf ha sido su relevo desde 1974, cuando apareció en el mercado. De hecho, su creación fue una apuesta de la marca para ofrecer a sus usuarios una evolución modernizada del escarabajo.

Conocido en varios países como The Rabbit (el conejo), el Golfo garantiza confort, versatilidad y un diseño siempre actualizado que aún hoy se mantiene como un top-ventas. Más de 30 millones de conductores han confiado en este coche en sus más de 40 años de historia.

 

2.- Ford F-Series

Cotxes més venuts

El mercado norteamericano ha sido, durante años, el principal consumidor de coches en el mundo. No es de extrañar que en las primeras posiciones de esta lista aparezca el todoterreno más exitoso de la historia. El primer Forfar F apareció en el mercado en 1948, pero sus problemas de estabilidad hicieron que su éxito fuera relativo. Las mejoras en los modelos siguientes fueron progresivas, hasta convertirse en el coche más popular del país.

Los Ford F-Series son los todoterrenos más vendidos en Estados Unidos desde 1977 y encabezan la lista general de coches desde 1983. Más de 40 millones de personas han conducido uno de estos coches.

 

1.- Toyota Corolla

Cotxes més venuts

En esta cama faltaba una marca asiática, y ha aparecido en la posición más alta. El Toyota Corolla se ha consolidado como el coche familiar que mejor combina precio y prestaciones. Un utilitario sencillo, a buen precio y que ha evolucionado siguiendo las tendencias de cada momento.

La multinacional japonesa sacó su Corolla en 1966 y en 1974 ya situarlo como el coche más vendido de la historia. En la actualidad se calcula que se han vendido más de 43 millones de unidades de este modelo.

 

Bonus track: Seat Ibiza, el coche más vendido en España

Desde que lo presentó en el Salón del Automóvil de París, en 1984, SEAT ha colocado más de 4 millones de su Ibiza en el mercado nacional. La marca ha convencido a diferentes generaciones a través de un modelo que ofrece un diseño moderno y unas prestaciones siempre actualizadas a buen precio, convirtiéndose así en el primer coche de miles de españoles.