Viajar y conocer el mundo es un gran placer que está mucho más al alcance de tu mano si tienes tu propio alojamiento. Puede que te estés planteando camperizar una furgoneta, por eso te traemos cinco consejos que debes tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra.

1. Calcula bien tu presupuesto

Hay cientos de accesorios y de muebles para furgonetas camper, pensados para cubrir todo tipo de necesidades. Pero si se te va la mano con ellos puede ocurrir que cuando te quieras dar cuenta te hayas gastado demasiado y no tengas para otros elementos que también te hacen falta.

Para camperizar una furgoneta el presupuesto es algo esencial. Calcula muy bien cuánto dinero le puedes dedicar a tu vehículo, esto te ayudará a elegir mejor los complementos que vas a comprar y aquellos de los que puedes prescindir por el momento.

 

2. No pases por alto el diseño

No es solo una cuestión de estética, es una cuestión de practicidad. Cuando se trata de cómo equipar furgonetas camper las decisiones las tienes que tomar en base a tus gustos y, sobre todo, basándote en tus necesidades.

No es lo mismo viajar con niños que hacerlo solo o incluso con mascotas. Tampoco vas a necesitar las mismas cosas si te vas a limitar a hacer turismo y conocer nuevos lugares o si quieres llevar contigo todo tu equipamiento para hacer escalada o esquiar.

Lo importante es que el diseño de tu furgoneta se adapte bien a lo que necesitas. Se trata de tener un vehículo que te resulte práctico.

 

3. No ahorres en aislamiento

Hay muchos accesorios para furgonetas camper en los que puedes ahorrar. Algunos no son imprescindibles y otros los puedes encontrar de segunda mano o en formato low cost, pero el aislamiento no es un tema que te debas tomar a la ligera.

El calor del verano, el frío del invierno o incluso la lluvia pueden hacer que una idílica escapada se convierta en una auténtica pesadilla. La única manera de conseguir el confort térmico que necesitas es con un buen aislamiento.

La lana de roca es uno de los materiales más utilizados y más recomendados cuando se trata de camperizar una furgoneta y dejarla bien aislada. Puedes combinar este material con otros como las espumas autoadhesivas.

 

4. Escoge muebles versátiles

Tu camper no tiene que parecer de revista. Como hemos dicho antes, lo importante es que sea práctica, y es aquí donde los muebles cobran una importancia vital.

Es mucho mejor que escojas modelos versátiles. Es decir, que un mueble tenga más de una utilidad. Por ejemplo, una mesa que se transforma a su vez en la base de una cama.

Otro aspecto fundamental que no se debe perder de vista es el peso. Cuanto más pesen los muebles más combustible consumirá la furgoneta, así que nada de muebles que pesan como muertos. Que sean de calidad pero lo más ligeros posibles.

 

5. Accesorios mínimos imprescindibles

● Cama con su correspondiente colchón.

● Lavabo.

● Ducha de interior o exterior.

● Mini depósito de agua.

● Cocina de gas.

● Nevera.

● Luces.

● Complementos de camping como platos y demás menaje.

Camperizar una furgoneta es toda una aventura, pero es una experiencia que merece la pena. Empieza por lo básico y ve añadiendo mejoras a medida que vayas conociendo más a fondo tus necesidades cada vez que viajas.

Transportar bicicletas en un coche no es una tarea muy compleja, simplemente necesitamos contar con el portabicis indicado que pueda ayudarnos en el proceso.

¿Qué es un portabicis?

Un portabicis para coche es un complemento que se puede agregar a nuestro coche con la finalidad de facilitar el transporte de una bicicleta de un lugar a otro de forma muy segura y sin la necesidad de contar con una gran cantidad de espacio en el interior de nuestro vehículo.

Los portabicis que salen al mercado deben cumplir con las normas ISO, esto significa que deben cumplir con todas las normas de seguridad para que el transporte de nuestras bicicletas sea seguro y no haya riesgo de que se produzca algún percance.

En la actualidad pueden encontrarse principalmente tres tipos de portabicis para coches, cada uno con características diferentes que buscan adaptarse de mejor forma al tipo de coche con el que contamos. A continuación les contaremos un poco más sobre los tipos de portabicis que pueden encontrarse en el mercado.

¿Qué tipos de portabicis existen actualmente?

Portabicis para maletero

Los portabicis de maletero (como su nombre lo indica) son aquellos que se adaptan a la parte trasera del coche, específicamente al maletero del mismo. Son excelentes para trayectos medios y pueden llevar fácilmente más de una bicicleta.

Ventajas de los portabicis de maletero

1. Son fáciles de instalar.
2. Tienen capacidad para más de una bicicleta.
3. Es mucho más fácil de utilizar (subir las bicis al techo puede ser un poco más complejo).
4. Son perfectos para trayectos medios o largos.

Desventajas de los portabicis de maletero

1. Son un poco más caros que otros portabicis.
2. Complican la apertura del maletero (en algunos casos incluso no puede abrirse).
3. Puede cubrir la matrícula.

Portabicis de bola

Los portabicis de bola son los más seguros del mercado, están diseñados para trayectos largos y se instalan también en la parte trasera del vehículo.

Ventajas de los portabicis de bola

1. Permite abrir el maletero con las bicicletas montadas.
2. Son mucho más seguros.
3. Pueden llevarse entre 1 y 4 bicicletas.
4. Cuentan con espacio para que se vea la matricula.
5. Es el portabicis más sencillo a la hora de desmontar y montar las bicicletas.

Desventajas de los portabicis de maletero

1. Son los más caros.
2. El coche debe tener un enganche de bola con certificación ITV.
3. Puede reducir la visibilidad trasera.

Portabicis de techo

Los portabicis de techo están diseñados para movilizar bicicletas en trayectos bastante cortos, de igual forma son bastante seguros y no afectan a la visibilidad.

Ventajas de los portabicis de techo

1. El precio es mucho más accesible que en otros casos.
2. No complica la apertura del maletero.
3. No debe desmontarse para andar sin bicicletas.
4. En ningún momento afecta a la visibilidad de los conductores.

Desventajas de los portabicis de techo

1. No son recomendables para trayectos medios o largos.
2. Solo pueden transportar una bicicleta (aunque si instalamos más portabicicletas de techo podemos llevar más).
3. Puede ser más complicado montar y retirar las bicicletas.
4. No todos los modelos se adaptan a las bacas de los coches.

¿Qué portabicis comprar?

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de portabicis que ofrece el mercado, puedes responder mejor la pregunta ¿qué portabicis comprar? Para ello es importante hacer una comparación entre las ventajas y desventajas de cada tipo de portabicis y, además, confirmar que estamos seleccionando el producto de la mejor marca y funcionalidad del mercado.

Tomar una decisión respecto a los productos a comprar nunca es sencillo, pero si contamos con la información necesaria para hacerlo, el proceso se hace mucho más fácil y además podemos tomar una decisión que se adapte mejor a lo que necesitamos.

Los faros del coche son pieza indispensable en nuestro vehículo, pues nos permiten ver y ser vistos por los demás coches en condiciones de baja luminosidad, además de ser una pieza estética del vehículo. Por esa razón, es fundamental su buen mantenimiento y uso de bombillas adecuadas. Pero también es inevitable que con el tiempo se vuelvan opacos, así que es importante saber cómo pulir los faros del coche para que emitan luz de forma correcta.

 

¿Por qué se deterioran los faros del coche?

Suelen volverse opacos por varias razones. Una de las principales es la incidencia de la luz del sol, que deteriora el plástico, pero también puede deberse al uso indebido de luces de alta potencia que lo estropean por dentro dañando la capa de transparencia del faro.

 

¿Cuándo hay que pulir los faros del coche?

Una de las señales más obvias es que se forma una capa diferente en el faro que obstruye la luz de la bombilla. O al comparar nuestros faros con lo de otro coche notamos que algo no está bien. Otra de las notables diferencias es la poca capacidad lumínica que nos ofrece nuestro coche, lo cual puede ser peligroso. Si percibimos alguna de estas situaciones, sabremos que es el momento adecuado de realizar un pulido a los faros del coche.

Existen compañías que logran hacer este trabajo a la perfección sin necesidad de cambiar las piezas, pero a continuación te explicaremos cómo hacer tu mismo este procedimiento tan sencillo y ahorrar un poco de dinero. Solo es necesario adquirir un kit para pulir faros, que están disponibles prácticamente en cualquier tienda de accesorios de coches o en tiendas online.

 

Cómo pulir los faros del coche

Dentro del kit puedes encontrar:

  • Cinta de carrocero.
  • Lijas de grano 400; 1000; 2000.
  • Líquido corrosivo.
  • Liquido lubricante para faros.
  • Toallas que no dejan residuos.

Pasos a seguir para pulir los faros del coche:

  1. Con la cinta de carrocero cubres las piezas que rodean el faro.
  2. En una toalla vierte el líquido corrosivo cubriendo todo el faro y deja secar un par de minutos. Luego retirar con otra toalla limpia.
  3. Después extiende líquido lubricante por el faro, y con la lija 400 pule el faro con cuidado, en un solo sentido. Luego retira los restos con una toalla limpia.
  4. A continuación, coloca líquido lubricante por todo el faro y usa ahora la lija de 1000. Pule en sentido contrario al pulido inicial y retira los residuos con la toalla limpia.
  5. Repite la operación, lijando esta vez con la lija de 2000 y en sentido contrario. Siempre debes limpiar bien después de cada lijado; es posible que sea necesario repetir el pulido con esta lija un par de veces.

 

Con estos simples pasos podemos recuperar la nitidez de los faros de nuestro coche y ahorrar dinero y tiempo. Sin contar las multas que podemos evadir por no tener una buena iluminación o los accidentes que podrías ocasionar. Pulir los faros del coche es más sencillo de lo que puede parecer para un novato; si tu vehículo presenta este problema, no te lo pienses y soluciónalo cuanto antes, tu seguridad y la de otros está en juego.

No es necesario ser un experto en el mundo del motor para saber un poco más de nuestro coche y conocer los detalles de algunos de los elementos más importantes del mismo, como lo puede ser, por ejemplo, la correa de distribución. Conocer un poco mejor las diferentes partes de un automóvil puede ser de mucha ayuda para saber cada cuanto tiempo debemos hacerle mantenimiento. También es una buena forma de saber si nuestro mecánico de confianza de verdad está realizando un buen trabajo en nuestro vehículo.

 

Hoy vamos a contaros un poco sobre la correa de distribución, ¿qué es?, ¿para qué sirve?, ¿cómo saber si un coche lleva cadena o correa de distribución?, ¿cuáles son las averías que pueden presentarse en caso de romperse la correa? e incluso, cada cuánto se recomienda cambiar esta parte del coche.

 

¿Qué es la correa de distribución y para qué sirve?

La correa de distribución de un automóvil (también conocida como correa dentada o banda de distribución) es un elemento que tiene como objetivo principal la coordinación de los movimientos que se dan entre el árbol de levas y el cigüeñal del coche. Esa coordinación llevada a cabo por la correa de distribución es la que permite que las válvulas del motor se abran sin ser golpeadas por el pistón.

 

¿Cómo saber si un coche lleva cadena o correa de distribución?

Saber si un coche lleva correa o cadena de distribución no es tan complicado como muchos podemos pensar, simplemente debemos tener una pequeña idea de coches y entender un poco las diferencias entre estos dos elementos. Para asegurarnos que nuestro coche tiene cadena o correa podemos hacer dos cosas: leer la ficha técnica o, simplemente (una solución que nos da mucha más seguridad) levantar el capó del coche y mirar si es una cadena o una correa.

 

Diferencias entre una cadena y una correa de distribución

Diferenciar una correa de una cadena de distribución es muy sencillo, las cadenas son metálicas y se parecen bastante a una cadena de bici o de motocicleta, por otro lado, las correas son de goma o caucho y usualmente son de color negro. Con esta simple característica de ambos elementos podremos diferenciarlos fácilmente y sin problema, mirando el interior del capó de nuestro coche.

 

¿Qué averías pueden darse en un automóvil si se rompe la correa?

Es importante saber cada cuanto se cambia la correa de distribución porque, de romperse, puede generar una cantidad de averías muy problemáticas para nuestro automóvil. Y es que, como comentábamos anteriormente, la correa se encarga de coordinar el movimiento entre las diferentes partes del motor del automóvil, si esa coordinación se pierde estas piezas pueden comenzar a chocar entre ellas y, por ser tan frágiles, pueden fracturarse o incluso quedar inservibles. Las averías más conocidas pueden ser:

● Torcedura del árbol de levas.

● Doblado de las válvulas.

● Doblado de las bielas.

● Pistones dañados.

¿Cada cuando debemos cambiar la correa de distribución?

La verdad es que no existe un tiempo determinado en el que se deba cambiar la correa de la distribución, todo depende de cuánto kilometraje recorra nuestro coche, de la calidad del repuesto utilizado, de la marca de nuestro automóvil y de muchas otras cosas. En general, el manual del coche debería traer un kilometraje medio en el que debe sustituirse la correa —usualmente recomiendan cambiarla al recorrer entre 90 000 y 115 000 kilómetros—, por ello, se recomienda mucho leer el manual y, de ser posible, cambiar la correa unos 10 000 kilómetros antes de lo recomendado.

 

Ahora que ya sabes cómo saber si tu coche tiene cadena o correa de distribución, solo tienes que perderle el miedo a abrir el capó y asegurarte de qué tipo de sistema lleva el vehículo para saber qué mantenimiento necesita y cuándo debe realizarse. ¿A que no es tan difícil?

Es muy común comparar diferentes tipos de productos, en este caso, la comparación será entre dos de los tipos de faros de coches que más se utilizan en la actualidad: los faros LED y los faros de xenón.

Para saber que faros para coche nos interesan más, primero tenemos que conocerlos un poco: principalmente su funcionamiento y sus ventajas. A continuación le hablaremos sobre las características más importantes de estos dos tipos de faros.

Conociendo mejor los faros LED

Un LED es simplemente un diodo que emite luz cuando la corriente fluye por él. Los faros LED usualmente cuentan con más de un diodo para emitir una luz mucho más amplia y tener un alumbrado mucho mayor.

Ventajas de los faros LED

  • Consumen poca energía. Una de las grandes ventajas de los faros LED es que tienen un consumo energético muy bajo, es por ello que se utilizan en tantos campos de la vida diaria actualmente.
  • Poca inercia lumínica. Que tengan una inercia lumínica muy baja significa que no tardan casi tiempo entre el encendido y el llegar al 100% de su capacidad, muchas veces se habla de que incluso es inmediato, es decir, tarda 0 segundos.
  • La luz es muy blanca. El color de algunos faros LED es tan blanco que puede llegar a ser incluso de 5000K.
  • Larga vida útil. La vida útil de los faros LED puede incluso superar la vida útil de un automóvil.
  • Costo alto, pero accesible. A pesar de que en los últimos años el precio de estos pequeños faros ha bajado bastante, se mantiene un poco más alto que algunos otros faros del mercado, de igual manera, el rendimiento es muy bueno, por lo tanto, el precio suele valer la pena.

Conociendo mejor los faros de xenón

Los faros de xenón llevan mucho más tiempo en el mercado y se componen por una bombilla xenón y una centralita xenón.

Ventajas de los faros de xenón

  • Rápida inercia lumínica. Los faros de xenón tardan entre 1 y 3 segundos en llegar al 100% de su capacidad.
  • Consumo energético bajo. A pesar de que las bombillas de xenón tienen un consumo energético mayor al de los LED, es mucho más bajo al de los halógenos.
  • Vida útil de aproximadamente 5 años.
  • Diferentes colores. En el caso de los faros de xenón pueden encontrarse diferentes tipos de blanco que pueden ir entre unos 6000K y unos 4300K.

¿Cómo tomar una decisión entre faros LED o xenón?

Conociendo ahora un poco mejor el funcionamiento, las características y algunas de las ventajas de cada uno de los faros, puedes seleccionar el tipo de faro para coche que mejor resultado te parezca que puede ofrecerte.

Siempre que comparamos diferentes opciones, tenemos que tener en cuenta cuáles son nuestras necesidades y nuestro presupuesto. En este caso, no hay un tipo de faro mejor que otro, la decisión debe basarse en las prioridades de cada conductor y de cada vehículo, así como de la zona por la que se suela conducir.

Es posible que los faros LED desplace en algunos años al xenón debido a su gran durabilidad, bajo consumo y alta inercia lumínica, pero los faros de xenón son más económicos y ofrecen versatilidad en cuanto a potencia lumínica, por lo que en ocasiones presentan ventajas sobre sus competidores. Lo mejor es que analices tus circunstancias y elijas los faros para coche que mejor se ajusten a ellas.

Pasar la ITV del vehículo es uno de los trances más incómodos por los que cualquier propietario de un vehículo tiene que pasar. Cuando el vehículo es nuevo no hay que preocuparse hasta el cuarto aniversario de su matriculación, pero a partir de ahí las revisiones en la ITV serán mucho más frecuentes.

No pasar ITV puede suponer multas de 200€, la intervención del permiso de circulación del conductor y un plazo de 10 días para pasar la inspección, ya que en el caso contrario se procederá al precintado del vehículo. Así que recomendamos estar atentos y tener siempre claro cuándo pasar la ITV del vehículo familiar para evitar este tipo de situaciones.

Pero, ¿cómo pasar la ITV a la primera?

Conocer qué revisar para pasar la ITV a la primera es algo elemental para evitar tener que acudir una segunda o tercera vez porque el vehículo necesite reparaciones. Algunos de los consejos más útiles para pasar la ITV en la primera visita son los siguientes.

Revisar las luces

Las luces en mal estado son causantes de muchas faltas leves y graves en las revisiones en las ITV que hacen necesario volver en otra ocasión. Comprobar que no hay luces fundidas, que alumbren menos de lo necesario o que responden de manera arbitraria puede ser lo más recomendable antes de ir a pasar la ITV.

Limpieza del vehículo

Los inspectores de los centros de ITV tienen que entrar dentro del vehículo para pasar la revisión y un vehículo limpio siempre causa una mejor impresión a la hora de dar el veredicto final. Limpiar tanto el interior como el exterior del vehículo apenas lleva 20 minutos y puede ser determinante.

Desperfectos en el parabrisas

Los chinazos o desperfectos en el parabrisas suelen ser faltas graves al pasar la ITV, así que si tenemos un chinazo muy evidente lo mejor es arreglarlo antes de pasar la ITV, ya que nos harán volver en otro momento. Es especialmente importante si el chinazo se encuentra en la zona de visión del conductor.

Estado de los neumáticos

Es lógico que las ruedas deben estar en buen estado para que la inspección de la ITV tenga un buen final. Así que debemos comprobar antes de acudir al centro de que la presión sea la adecuada o el dibujo de la rueda. Además debemos tener en cuenta que solo los neumáticos homologados por el fabricante contarán con una resolución favorable.

Estado de la carrocería

Además, tenemos que asegurarnos de que toda la carrocería esté bien sujeta, que no haya piezas dañadas cortantes o que el paragolpes esté en buen estado también son aspectos a tener en cuenta para poder pasar la ITV con éxito, ya que puede ser motivo de faltas leves o graves según el caso.

 

Como se puede apreciar existen algunos trucos que podemos tener en cuenta antes de acudir a un centro de Inspección Técnica de Vehículos. Y es que solo de esta forma tenemos garantizado pasar la ITV a la primera.

En esta entrada te vamos a explicar qué es el kit de distribución y te daremos algunos consejos para que no descuides su correcto mantenimiento.

El kit de distribución está compuesto por varios elementos mecánicos que son imprescindibles para el correcto funcionamiento del motor de nuestro coche. Son piezas mecánicas que están sometidas a desgaste. La falta de mantenimiento y sustitución, según las recomendaciones del fabricante, pueden traer consigo la rotura de pistones y válvulas o del propio motor en los casos más graves.

Estamos hablando de averías que pueden suponer varios cientos o miles de euros, lo que puede significar el fin de la vida de nuestro vehículo, porque en muchos casos la reparación puede valer más que un coche de una cierta edad. El cambio del kit de distribución es una tarea de mantenimiento que no podemos dejar de hacer.

El kit de distribución está compuesto por la correa de distribución, las poleas y los tensores. También podemos incluir la bomba de agua en el kit de distribución porque actúa con la correa.

La correa de distribución

Dentro del kit de distribución, la pieza más importante es la correa. Este elemento se encarga de sincronizar los pintones y las válvulas para que se muevan permanentemente siguiendo una secuencia fija. La correa de distribución se cambia entre los 60 000 y 160 000 kilómetros según el modelo de vehículo. Para saber cuándo debemos cambiarlo debemos revisar el manual de nuestro vehículo o libro de revisiones. Si no lo tenemos, deberemos preguntar en nuestro taller de confianza.

Cuando hay goteos de agua o de líquido de refrigeración, es posible que el kit de distribución no esté funcionando correctamente.

Hay vehículos que en vez de llevar correa de distribución utilizan cadena de distribución. Son solo algunos de modelos de determinados fabricantes. La mayoría de los coches llevan correas.

A simple vista, podemos saber si el coche tiene correa de distribución abriendo el capó y observando uno de los costados del motor. Estará junto a otra correa –la auxiliar– y bajo una tapa de plástico o metálica desmontable. La cadena va dentro del bloque del motor porque necesita lubricación permanente. Pero si no estás seguro, o tienes muy pocos conocimientos de mecánica, es más recomendable consultar el manual o a un taller, que nos dirá si nuestro coche lleva o no correa.

El kit de distribución y la bomba de agua son sumamente importantes para el funcionamiento de nuestro vehículo. Muchos conductores descuidan estos mantenimientos. Se suelen centrar en el cambio de aceite y piensan que ya no hay nada más que revisar.

Al ser mantenimientos menos periódicos que otros, es fácil olvidarlos porque pueden pasar años antes de que tengamos que cambiar la correa de distribución. Cuando hagamos el cambio deberemos cambiar también los otros elementos del sistema de distribución: los tensores, las poleas y la bomba de agua.

El desgaste de la correa también viene acompañada del desgaste de estos elementos, de ahí que hablemos de sustitución del kit de distribución.

Si queremos que nuestro coche nos dure más años, tenemos que prestar atención a los mantenimientos básicos del mismo. No podemos pensar que si el coche arranca y anda es que todo va bien. Estamos ante una máquina compleja, con cientos de piezas que están sometidas a un desgaste mecánico y que necesitan revisión y mantenimiento.

Hace unos días os explicamos que el radar que más multa de todo el estado es el que está situado  en Badalona. Pues bien, hoy explicamos cómo podemos detectar la presencia de un radar con los avisadores de radares y si estos son legales.

En la actualidad, existen muchos conductores que siguen sin saber si el uso de avisadores de radar son legales en España, y esto se ha podido ver recientemente con la controversia generada a raíz de la introducción de estos avisos en algunas aplicaciones para dispositivos móviles.

Según señala la Dirección General de Tráfico, es totalmente lícito utilizar dispositivos que avisen sobre la ubicación exacta de un radar fijo, ya que esta información la ofrece de forma pública la propia web de la DGT. En el caso de los radares móviles no sería igual, ya que de forma oficial únicamente se da a conocer la información del tramo de carretera en el que se va a situar, no el lugar exacto.

¿Qué dispositivos anti radar no están permitidos?

Cabe destacar que no es lo mismo utilizar un dispositivo de aviso, el cual es legal como ya hemos dicho, que un detector o inhibidor de radares.

El uso de un detector se considera una infracción grave, ya que rastrea la localización de los radares próximos, ya sean fijos o móviles. Supone sanciones de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

En el caso de los inhibidores, su uso está todavía más penalizado porque además de rastrearlos inhabilita su funcionamiento. La multa en este caso asciende a 6000€ y la pérdida de 6 puntos además de que el propio taller que coloque el dispositivo puede tener que pagar una multa de hasta 30 000 euros.

¿Qué avisador de radares comprar?

Una vez conocemos la normativa actual respecto al uso de estos dispositivos, os damos a conocer cuáles son los mejores avisadores de radares de acuerdo con las opiniones de los usuarios y qué especificaciones debe tener.

En el primer lugar tenemos el avisador Wikango 97-W600, un dispositivo compacto y económico que cuenta con una pantalla digital, alertas por voz, limitador de velocidad y permite memorizar los radares que encontremos. Se alimenta a través de la conexión del mechero y dispone de una amplia y actualizada base de datos.

En segunda posición tenemos el modelo Kaza 110. Presume de tener una de las bases de datos más actualizada en territorio europeo. No requiere instalación, tan solo hay que conectarlo al mechero del vehículo con el cable correspondiente. Para tener la versión más reciente del sistema tan solo hay que conectarlo al ordenador. Además, con el accesorio data-modem dispondremos de la función live, donde toda la comunidad puede reportar alertas y se actualizarán en el dispositivo de forma automática.

avisador de rades CoyoteEn último lugar se encuentra el avisador Coyote Mini. Este dispositivo tiene la particularidad de que no es únicamente un avisador de radares, si no que también es un asistente para la conducción. Indica en todo momento de los peligros temporales (incluso en movimiento) gracias a los reportes enviados por la comunidad en tiempo real. Es capaz de anticipar los peligros hasta 30 kilómetros. Dispone de una pantalla táctil de 3,2 pulgadas y se puede instalar fácilmente en el salpicadero del coche.

Si lo que buscas es un avisador de radar dedicado exclusivamente a ofrecer esta información, puedes adquirir la versión más económica sin pantalla, ya que igualmente dispone de información por voz. Pero siempre es recomendable adquirir un modelo donde se ofrezca la información más completa, ya que nos permitirá anticiparnos a cualquier circunstancia que pueda perjudicarnos mientras conducimos.

Ahora que termina el verano, seguramente hayas tenido que coger el coche durante tus vacaciones, o tal vez seas de los que aún están por tomarse ese descanso. Si tienes niños, esos viajes suelen traducirse en horas de trayecto dentro de un espacio reducido, donde la paciencia no suele estar presente en los más pequeños.

Tener entretenidos a los niños suele ser tarea complicada, pero recurrir a la tecnología suele ayudar en estos casos. Si bien no es bueno que abusen de ella, en situaciones como esta, un reproductor DVD hará más ameno el trayecto para ellos.

Actualmente existen multitud de modelos en el mercado por un precio económico, pero es posible que no sepas cuál se ajusta más a tus necesidades. Por este motivo, te vamos a dar las claves para elegir el mejor reproductor DVD para el coche.

¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar un reproductor DVD portátil?

Tamaño de pantalla

Podemos encontrar en el mercado reproductores que van desde las 7 hasta las 12,5 pulgadas. Debemos tener en cuenta que la distancia entre el pasajero y la pantalla es limitada, por lo que en muchas ocasiones con una pantalla mediana tenemos más que suficiente.

Resolución de pantalla

La calidad de imagen que proporciona una pantalla es más importante que su tamaño. En ocasiones las pantallas grandes pueden tener una resolución baja, es decir, pocos pixels por pulgada. Esto nos permite ver el contenido grande, pero con poca calidad. Para una buena definición de imagen, asegúrate de elegir la pantalla con mayor resolución posible.

Ángulo y rotación

Debes tener en cuenta el ángulo de visión de la pantalla además de que ésta disponga de mecanismos que permitan rotarla, ya que en caso contrario, si estás tumbado o de lado, no verás correctamente la imagen. Esto es debido a que los reproductores de DVD para el coche por lo general tienen un ángulo de visión más reducido que los televisores o monitores.

Formatos de reproducción

Pese a que el propio nombre del producto indica que reproduce DVD, muchos cuentan con la posibilidad de reproducir contenido mediante lector de tarjetas SD o puertos USB en multitud de formatos de video. Una opción mucho más cómoda cuando queramos tener contenido continuo.

¿Cuál mejor reproductor DVD para el coche?

A continuación ofrecemos algunas de las opciones más destacables del mercado y mejor valoradas por los compradores teniendo en cuenta las características anteriormente mencionadas; las podrás encontrar fácilmente en muchas tiendas especializadas.

Reproductor DVD para coche DBPOWER

Este reproductor cuenta con una pantalla de 10,5 pulgadas y una resolución de 1024×600, dispone de lector de tarjetas y USB, puede rotar 270 grados y su autonomía es de 5 horas. Se trata de uno de los reproductores con mejor relación calidad-precio. Su suele estar en torno a los 60€.

Reproductor Wonnie 12,5”

Si tu intención es proyectar en una pantalla grande, este es tu reproductor. Tiene un tamaño de 12,5 pulgadas y una resolución de 1024×600, reproduce múltiples formatos y dispone de ranura para tarjetas y USB. El punto fuerte de este reproductor es que cuenta con dos pantallas para poder visualizar el contenido de forma individual.

Reproductor Pumpkin 9”

Para los casos en los que prefieras menos pulgadas pero te interese la idea de tener dos pantallas con una resolución de 800×480, este reproductor es un buen candidato. Tiene una autonomía de 5 horas, soporta DVD, SVCD, VCD, CD y puede reproducir películas por USB o mediante tarjeta SD en formatos AVI, MPEG y DIVX.

 

En definitiva, si el reproductor de DVD portátil está enfocado a entretener a los niños, con uno básico tendrás más que suficiente. Si eliges un modelo de gran tamaño, debes tener en cuenta la resolución, ya que cuanto más grande sea la pantalla, mayor debe ser la resolución para una correcta calidad de imagen. Ten en cuenta que también es una prestación que puedes solicitar en la mayoría de vehículos nuevos, aunque en estos casos las opciones para elegir modelo son más reducidas y quizá no te compense.

Cada vez que que salgo con mi coche desde Sant Cugat con dirección a Barcelona, soy consciente de que me espera l’Arrabassada (BP-1417), la carretera que cuenta con 11,4 kilómetros de los más peligrosos de toda Catalunya. Por este motivo, siempre tomo precauciones para evitar sufrir algún accidente con mi coche, así que en este artículo voy a dar 5 consejos para no sufrir un accidente de tráfico al conducir por carreteras peligrosas. Estos consejos se basan en dos premisas fundamentales, el estado de las carreteras y su peligrosidad, y el correcto mantenimiento del vehículo.

5 Consejos para evitar un accidente de coche

Con esta serie de tips conseguiremos minimizar el riesgo de sufrir un accidente de tráfico en Barcelona y las carreteras Catalanas en general:

1. Trazar una ruta alternativa previa
A través de internet es muy fácil hoy en día conocer cuáles son las carreteras más peligrosas de Catalunya. Por eso, antes de salir, se debe trazar una ruta que evite tener que circular por dichas carreteras. Siempre que sea posible, se puede buscar una ruta alternativa y así evitar esas carreteras con alto índice de siniestralidad como l’Arrabassada, la BV-5001 (entre Martorelles a Vilanova del Vallès) o la la BP-2121 (de Vilafranca del Penedès a Sant Martí Sarroca).

 

2. Respetar las normas de circulación
Aunque es un consejo obvio, no deja de ser muy importante. Al circular por carreteras peligrosas es fundamental respetar de forma estricta las normas de circulación y las señales de tráfico que nos encontremos en las mismas. La dirección de tráfico es consciente de qué carreteras son peligrosas, e intenta señalizarlas de forma que se reduzcan los accidentes de tráfico. Por lo tanto es básico respetar los límites de velocidad establecidos, las zonas de adelantamiento, etc.

 

3. Mantenimiento del vehículo
Tener un adecuado mantenimiento del coche es siempre importante a la hora de evitar accidentes, pero lo es aún más, cuando se accede a carreteras consideradas como peligrosas. Tener las ruedas bien alineadas, los neumáticos con la presión adecuada o los frenos en perfecto estado puede evitar gran cantidad de accidentes. Si se va a coger una carretera, de la cual conocemos su peligrosidad, no está de más hacer una pequeña revisión del automóvil en cuanto a líquido de frenos, neumáticos, limpieza de cristales y espejos retrovisores, etc.

 

4. Conducir durante el día
Al afrontar tramos de carretera peligrosos la visibilidad es un factor que influye en el nivel de riesgo de sufrir un accidente de coche. Si es posible, evitar conducir por la noche o en horas de poca visibilidad por estos tramos. También evitar esas carreteras peligrosas los días de lluvias o heladas, que además de hacer que el asfalto sea más peligroso por deslizamientos, reduce mucho la visibilidad.

 

5. Evitar distracciones
Al conducir por una carretera, que ya de por sí es peligrosa, añadir distracciones a la conducción sólo hará que el riesgo de accidente aumente. Por ello es importante evitar distracciones externas, sobre todo el uso de teléfonos móviles, durante la conducción.

Afortunadamente cada vez son menos los tramos de carretera considerados peligrosos en Catalunya, pero aún quedan muchos donde el riesgo de sufrir un accidente es bastante elevado. Por ello es importante seguir los cinco consejos que se han dado en este artículo, para evitar percances con el coche al conducir por las carreteras más peligrosas.