La firma japonesa acaba de presentar la nueva versión e+ del Nissan LEAF, que permite aumentar la potencia y autonomía del coche eléctrico más vendido del mundo. Será a lo largo del verano cuando se iniciará la comercialización del LEAF e+, acompañado de interesantes novedades en materia de movilidad inteligente.

La marca nipona quiere hacer llegar la propulsión eléctrica a todo tipo de conductores, sean cuales sean sus necesidades. Si el LEAF actual es perfecto para recorridos urbanos o distancias medias, la nueva versión e+, recién presentada en Tokio y Las Vegas, quiere dar respuesta también a aquellos que quieren cubrir distancias más largas.

La autonomía WLTP en ciclo combinado del LEAF e+ es de 385 Km (pendiente de homologación final), un 43% más que la del LEAF estándar (270 Km). La diferencia clave se encuentra en la batería, que pasa de 40 kWh a 62 kWh y de 192 a 288 celdas.

También mejora la potencia del motor, que pasa de 110kW a 160 kW con un par disponible desde parado de 340 Nm. La mayor aceleración posibilita una salida de curva más rápida y fluida y facilita la incorporación al tráfico.

El compromiso de Nissan con los vehículos eléctricos y su uso para los trayectos de larga distancia es firme. Con el objetivo de facilitar el uso de coches eléctricos en estos desplazamientos, a lo largo de los próximos 18 meses la marca instalará 100 puntos de carga rápida en las principales carreteras españolas. El objetivo es cubrir todo el territorio peninsular y que haya, como mínimo, un punto de recarga de coches eléctricos cada 150 kilómetros.

La movilidad inteligente de Nissan

El nuevo e+ incorpora todas las tecnologías que han convertido al LEAF en el icono de la movilidad inteligente de Nissan, tales como el avanzado sistema ProPILOT. Esta primera fase de la conducción autónoma de la marca usa la dirección, los frenos y el acelerador para ayudar al conductor en situaciones de tráfico lento: desacelera y para de manera autónoma cuando el tráfico se detiene, y reanuda la marcha y sigue al coche de delante cuando el tráfico vuelve a fluir.

En autopista permite mantener una velocidad de crucero o seguir al coche de delante si este va más lento, manteniendo además la dirección dentro del carril. Por último, el sistema ProPILOT Park estaciona de manera totalmente autónoma, en batería o en paralelo, con solo pulsar un botón.

Pero la apuesta más novedosa es el e-Pedal, que permite conducir utilizando un único pedal. Tan solo cambiando la presión sobre el acelerador, el conductor puede arrancar, acelerar, desacelerar y frenar el vehículo. Además, el e-Pedal utiliza la energía de frenada para recargar la batería.

El nuevo Nissan LEAF e+ también ve mejorada su conectividad e infoentretenimiento con una pantalla TFT de 8 pulgadas que incorpora un sistema de navegación actualizado y funciona de manera similar a un smartphone. Aplicaciones, mapas y firmware pueden actualizarse inalámbricamente y los sistemas Android Auto y Apple Car Play permiten ver el contenido del teléfono móvil en la pantalla del vehículo de manera fácil y segura.

La tecnología, y concretamente Internet, además de permitirnos la contratación en línea de seguro de coches baratos y personalizados en las propias páginas de las diferentes aseguradoras, ha hecho surgir un nuevo tipo de funcionalidad para ayudarles a la hora de comprar un coche: los comparadores de seguros de coche.

Como en cualquier sector, no es oro todo lo que reluce, por lo que es mejor es informarse bien de qué es un verdadero comparador de seguros de coche más fiable y qué no.

¿Cuáles son los comparadores más utilizados?

RACE tiene una versión en línea de su comparador de seguros, que introduciendo una serie de variables – gama de coche, antigüedad del vehículo, tipo de seguro que queremos – nos indica cuál es la mejor opción de seguro para nosotros.
Pero, sin duda, si tenemos que hablar del mejor comparador de seguros – tanto de vehículos como de otras tipologías -, en España, hay que decantarse por Rastreator .
Se trata del comparador de seguros que antes se identifica, gracias a la divertida publicidad en la que nos encontramos con un sabueso que tiene el suficiente «olfato» como para encontrar el seguro que más nos conviene.
Además, se trata de un comparador que hace continuas investigaciones para encontrar el seguro más adecuada para segmento de cliente (jóvenes, vehículos de alta gama y así un largo etcétera).
Otra opción interesante en comparadores online de seguros es Acierto , ya que realiza la comparación hasta con 34 aseguradoras.
Además, es un comparador que no sólo es para calcular el seguro de coche, sino que también podemos encontrar un motor para hacer comparativas en seguros de salud, de vida, de vivienda y de motocicleta.
Dentro de los comparadores de seguros para coches la competencia es enorme, debido a que aportan un servicio de alto valor añadido.

Como utilizan nuestros datos los comparadores?

En cuestión de minutos, y llenando en algunos casos un solo formulario, el comparador es capaz de mostrarnos la opción más barata para nuestras necesidades como automovilista y las de nuestro vehículo.
En cuanto al destino que tienen nuestros datos, al principio todas las empresas que están detrás de los comparadores de seguros de coche siguen la Ley Orgánica de Protección de Datos.
Por eso, nuestros datos deben ser gestionados de una manera personal, por lo que nos tienen que pedir permiso para el uso y la incorporación a una base de datos, que muchas veces tiene por objeto enviar información comercial a nuestro correo electrónico y / o postal.
Lo que está terminantemente prohibido, si no es con el consentimiento del propietario de los datos, es que se vendan a terceros para cualquier tipo de uso. Pero eso sí, el negocio del envío de información comercial está.
Otra manera de ganar dinero es directamente derivando tráfico de internet a las aseguradoras. Las compañías de seguros pueden identificar qué comparador le ha mandado el tráfico que aterriza en su web. Si nos acabamos registrando y comprando el seguro, el comparador se llevará una buena comisión.
Al final es como un corredor de seguros físico, pero trasladado al mundo online.
Si estás pensando en contratar un seguro de coche, puedes optar por ir a una aseguradora física o buscar ti mismo que aseguradoras te convienen más a través de búsquedas en Google. Utilizar un comparador es mucho más fácil y rápido que estas dos opciones mencionadas. Un comparador te ahorrará todo el tiempo de búsqueda y comparación de resultados, sólo a cambio de tus datos.
Actualmente puedes estar tranquilo ya que tu información personal está protegida por la ley. Sin embargo, nuestra recomendación es clara: revisa bien todas las cláusulas para saber qué harán con tu información, y no dudes en darte de baja o ejercer tus derechos si sólo quieres obtener un presupuesto y ahorrarte mucho spam en tu bandeja de entrada.

El mantenimiento de un coche puede convertirse en algo realmente costoso con el tiempo. Tenemos que tener en cuenta, que desde que sacamos nuestro vehículo de los concesionarios oficiales en Badalona donde lo hayamos podido comprar, el coche que hayamos comprado, sea cual sea el modelo, inicia un proceso de degradación por el cual va necesitando cada vez más y más sesiones y diferentes tipos de mantenimiento. Tenemos que considerar que es fundamental que cuidemos a nuestro coche de la mejor forma posible, si queremos que nos dure a lo largo de los años.

Por eso es fundamental realizar un mantenimiento adecuado. En ocasiones, muchas personas descuidan esta parte del tratamiento de nuestro coche, debido a que es un proceso que suele resultar costoso. Sin embargo, hoy en día, gracias a los avances tecnológicos y de investigación, podemos tener a nuestro alcance elementos más económicos con los que podemos hacer un mantenimiento adecuado de nuestro vehículo. Esto lo vamos a poder hacer nosotros mismos, por lo que es fundamental tener toda la información en nuestra mano para poder hacer estas tareas que podríamos considerar mantenimiento a un precio realmente adecuado.

 

Conseguir mejores precios en los neumáticos

Hoy en día, gracias sobre todo a internet, podemos ahorrar un buen dinero en uno de los elementos que más dinero suele costar cuando hacemos mantenimiento para nuestro coche, las ruedas. En numerosas plataformas online podemos encontrar neumáticos de primeras marcas y de primera calidad a precios realmente rebajados. Se trata de páginas web a través de las cuales podemos pedir neumáticos y pagarlos, para que posteriormente los envíen al taller que hayamos solicitado para que nos los instalen a un precio rebajado y que realicen las tareas de alineación correspondientes para dejar el vehículo con sus nuevos neumáticos funcionando a la perfección.

 

Lavar el coche de forma frecuente puede ahorrarte mucho dinero a la larga

Puede parecer una tarea muy superficial, pero lo cierto es que lavar nuestro vehículo de forma frecuente puede ahorrarnos mucho dinero a la larga. Tenemos que tener en cuenta que el exceso de suciedad en un coche puede generar problemas de corrosión de la pintura y posteriormente de la chapa. Este es un problema que suele ocurrir de forma frecuente en vehículos que no se lavan adecuadamente cada poco tiempo y que se soluciona de forma muy fácil, lavando el coche habitualmente.

 

Conduce como deberías

Sin duda es algo que no todos los conductores hacen. Tenemos que pensar que nuestro coche es una máquina, que tiene diferentes engranajes, mecanismos y automatizaciones, que nos permitan disfrutar de todas sus características. Si no tenemos esto en cuenta nunca llegaremos a comprender por qué tenemos que conducir de forma adecuada. Una conducción adecuada se basa en el respeto por todos los elementos que componen nuestro vehículo y pasan por respetar todos los elementos que tiene el coche. Desde los que nos ayudan con la conducción, como las que nos proporcionan confort dentro del coche.

Hay que tener en cuenta que conducir un coche revolucionando en exceso el mismo, utilizar el freno en exceso en lugar de apoyarnos en el motor para frenar, reduciendo las marchas cuando corresponde, y en definitiva conducir mal. Puede traer consigo que tengamos que pasar por el taller de forma mucho más frecuente que la que nos gustaría. Una de las claves para ahorrar con los mantenimientos es conducir como deberíamos, hay que ser pacientes y cuidadosos a la hora de conducir para evitar generar problemas en nuestro coche, que además, serán solo y exclusivamente culpa nuestra.

Todos los propietarios de vehículos sabemos que cuando llega el invierno llega una de las épocas más exigentes del año para nuestros coches. Tenemos que tener en cuenta, que las bajas temperaturas, la lluvia, la nieve y la humedad propia del invierno son seguramente las peores condiciones climatológicas que pueden darse para el mantenimiento de un coche. Por eso es importante extremar las precauciones y realizar un mantenimiento adecuado de nuestro coche si queremos poder utilizarlo sin problemas durante el invierno, y que se encuentre en buenas condiciones cuando lleguen la primavera y el verano.

Vamos a echarle un vistazo a una serie de consejos elementales para poder mantener nuestro coche en invierno, sin complicaciones y con un presupuesto bajo. En los concesionarios oficiales en Badalona encontraremos profesionales que nos podrán ayudar a poner nuestro coche a punto sin problemas.

 

Revisa los neumáticos

Los neumáticos son la parte clave de nuestro vehículo. Sobre las ruedas recae todo el peso del automóvil y son el elemento que nos permite circular. Es importante revisar bien los neumáticos en invierno, tanto su presión, que podemos revisar cómodamente en prácticamente cualquier gasolinera, como el nivel de desgaste de los mismos. Unos neumáticos que se encuentren muy desgastados, en malas condiciones, pueden resultar muy peligrosos en invierno.

Las condiciones climatológicas hacen que sea más necesario que nunca, que nuestros neumáticos tengan toda la capacidad de agarre y resistencia que deberían tener, así que revísalos de forma frecuente en invierno para evitar complicaciones.

 

Presta atención al líquido anticongelante

Hay que tener en cuenta que durante el invierno se suelen disparar los consumos de diferentes líquidos vitales para nuestros vehículos. Uno de ellos es el líquido anticongelante. Tenemos que revisarlo siempre, pero sobre todo si tenemos un vehículo que tiene 6 años o más, ya que es más que probable que su consumo comience a resultar algo mayor que en un coche nuevo.

Podemos encontrar líquido anticongelante en cualquier gasolinera, así que tan solo tendremos que revisar antes de salir de casa el nivel en el depósito correspondiente, y rellenar en caso de que sea necesario con el líquido correspondiente. Hay diferentes tipos de líquidos para satisfacer las necesidades de los climas más exigentes.

 

Tu batería sufrirá en invierno

Las baterías son uno de los elementos que más sufren durante el invierno. A pesar de que noramlmente no nos demos cuenta, es más que probable que si nos encontramos en alguna zona en la que nieve y las temperaturas sean muy bajas durante el invierno. Si nuestra batería ya tiene unos años y no arrancamos el vehículo durante algún tiempo en invierno, es más que probable que termine por descargarse por completo e incluso tendremos que hacernos con una nueva.

Lo mejor es trata de arrancar el coche todos los días y dejarlo un rato encendido a pesar de que no vayamos a circular con él, en caso de que nos encontremos en una zona climatológicamente adversa.

 

El aire acondicionado es importante

Tenemos que tener en cuenta, que el aire acondicionado no solo es fundamental en verano, para aliviarnos de las altas temperaturas, sin que en invierno también resultará clave para poder calentar el habitáculo en caso de que sea necesario. Tenemos que considerar, que debido a la diferencia entre la baja temperatura exterior, y la más alta temperatura interior del coche, normalmente se empañará el vehículo, por lo que tener nuestro aire acondicionado listo para solucionar esta situación y poder ver correctamente es clave.

Revisar la carga del aire acondicionado, tanto en invierno como en verano es fundamental ya que de forma más que probable terminemos por necesitarlo en ambas épocas del año para poder circular con nuestro coche.

Hay que reconocer que hoy en día los SUV son un tipo de vehículo que está dominando el mercado. En los concesionarios oficiales en Badalona se han convertido en los coches más vendidos, y esto está ocurriendo así en la mayor parte de grandes ciudades de todo el mundo. Lo cierto es que se trata de coches muy versátiles que sirven tanto para disfrutar cuando salimos al campo, sobre todo aquellos que tienen versiones 4×4, como para conducir de forma cómoda en ciudad o carretera.

Su tamaño, que oscila entre los grandes todoterrenos y los vehículos monovolumen ha conseguido captar la atención de la mayor parte de personas que están interesadas en comprarse un nuevo vehículo. Pero hay que destacar, que los monovolumen, que son los grandes afectados por la irrupción de los SUV en el mercado, siguen siendo una excelente opción para todas aquellas persona que tengan una familia numerosa, estén buscando un buen vehículo, y quieran tener espacio de carga para llevar todo lo que una gran familia podría necesitar.

Para aclarar si es mejor un SUV o un monovolumen, tenemos que tener en cuenta cuestiones relacionadas con nosotros mismos, más que con los vehículos en sí. Por eso vamos a analizar si es mejor un SUV o un monovolumen en diferentes tipos de casos, para que así podamos decidir.

Tengo una familia numerosa, ¿qué tipo de coche me compro?

Si bien es cierto que hay SUV que cuentan con versiones de 7 plazas, en caso de que tengamos una familia realmente numerosa, seguramente lo más recomendable es que nos hagamos con un monovolumen, cuyas versiones de más de 5 plazas, están mejor preparadas que los de los SUV para llevar a una familia numerosa dentro.

Hay que tener en cuenta, que los SUV que tienen versiones de 7 plazas, suelen ser demasiado grandes frente al tamaño que presentan los monovolumen de 7 plazas. Sin embargo, en caso de que estemos enamorados de la estética SUV, la elección puede cambiar y realmente apenas notaremos la diferencia.

Me gusta disfrutar de fines de semana en el campo ¿qué tipo de coche me compro?

En caso de que nosotros y nuestra familia seamos unos apasionados del campo, seguramente la elección ideal no es la de un monovolumen. Tenemos que contemplar que este tipo de coches están normalmente pensados para ser eficientes y muy adecuados para ciudad y carretera, por lo que si nos gusta dar paseos por el campo en el fin de semana, lo adecuado será que nos hagamos con un SUV, que nos va a permitir disfrutar de carreteras fuera de pista sin mayores complicaciones.

Si queremos vivir una experiencia realmente «fuera de pista», entonces lo ideal es que nos hagamos con un SUV en versión 4×4, que nos permitirá disfrutar de todo lo que el campo tiene para ofrecernos durante esas escapadas familiares de fin de semana.

Diferencias clave entre monovolumen y SUV

Las diferencias clave entre los monovolumen y SUV las podemos encontrar en el origen de estos dos tipos de coches. Tenemos que tener en cuenta que los SUV, son coches que tienen un origen que arranca en los todoterreno 4×4, por lo que son una evolución pensada para ciudad de este tipo de coches. Si queremos tener ese aire de todoterreno, y algunas de sus características junto con un gran espacio tanto de carga como en el habitáculo de pasajeros, es el coche adecuado.

El monovolumen, por otro lado, surge como una adaptación de los utilitarios de toda la vida, frente a las necesidades de las grandes familias que necesitaban más espacio en sus coches para las personas y para transportar todo lo necesario para poder hacer viajes en familia.

Desde que nos sacamos el carnet de conducir, compramos nuestro primer coche en los concesionarios de coches en Badalona, y comenzamos a recorrer kilómetros, vamos desarrollando hábitos de conducción que en ocasiones no son los correctos. Son pequeños vicios que vamos adquiriendo a medida que pasan los años, que luego resultan muy díficiles de solucionar. Por eso es importante tenerlos en cuenta en nuestros primeros años de conducción, para que luego podamos conducir correctamente y evitar problemas, tanto de seguridad como en nuestros vehículos.

La mayoría de hábitos incorrectos de conducción tienen un impacto directo en el bienestar de nuestro vehículo. Suelen generar problemas que luego tendremos que resolver en talleres oficiales en Badalona, por lo que es mucho mejor no desarrollar esos hábitos negativos si no queremos tener que gastar dinero en el taller, para reparar nuestro vehículo por nuestra propia culpa. Vamos a echarle un vistazo a esos hábitos de conducción que prácticamente llevamos a cabo de forma inconsciente y que podemos solventar de forma fácil.

Hábitos de conducción

 

Deja de apoyar la mano en la palanca de cambios

Uno de los hábitos negativos que se pueden ver de forma más frecuente es el de llevar apoyada la mano en la palanca de cambios mientras conducimos. Este inocente gesto puede traer más problemas a nuestro coche de lo que pensamos. Cuanto más tiempo pasemos con la mano encima de la palanca de cambios, más iremos perjudicando a todo el cambio de marchas en general. Los sistemas de engranaje y los diferentes mecanismos que componen este sistema pueden ir cediendo poco a poco sin que nos demos cuenta, y podrían producir un problema que tendríamos que resolver en el taller.

Algo tan sencillo como recordar que tenemos que separar la mano de la palanca de cambios cada vez que hagamos un cambio de marcha solucionará este hábito que con el tiempo muchos conductores desarrollan.

 

Ponernos el cinturón cada vez que entramos en el coche

Este hábito es uno de los menos frecuentes entre conductores jóvenes, sin embargo, en conductores más mayores, que han vivido la época en la que utilizar el cinturón de seguridad no era obligatorio, todavía se puede ver. Si bien es cierto que este hábito no implica a priori ningún riesgo a nivel mecánico o de avería para nuestro vehículo, si que implica un grandísimo riesgo para nuestra salud en caso de accidente, y por otro lado también tiene una implicación legal, ya que no utilizar el cinturón de seguridad mientras conducimos es una infracción de tráfico.

Es importante recordar siempre que entramos en el coche, que lo primero que tenemos que hacer es ponernos el cinturón de seguridad.

 

Señaliza adecuadamente los cambios de carril

Son muchas las personas que parecen olvidar para que sirven los intermitentes. Algo tan sencillo como cambiar de carril requiere de unas indicaciones precisas con los intermitentes. Tenemos que recordar, que si no indicamos qué es lo que estamos haciendo al resto de conductores que están en la carretera, corremos el riesgo de tener un accidente.

Hay que señalizar en todo momento lo que estamos haciendo, y para ello tenemos en nuestro coche herramientas como los intermitentes.

 

Evita llevar el pie apoyado en el embrague

Al igual que con el cambio de marchas, muchas personas llevan el pie apoyado sobre el embrague. Lo hacen por comodidad y para estar siempre preparados para realizar el cambio de marcha, y es un error, ya que el embrague irá generando holgura, y un inocente y sencillo gesto, puede terminar por convertirse en una cara reparación en el taller.

El invierno es una de las épocas más duras para nuestros coches. Tenemos que tener en cuenta que, para que el coche funcione en perfectas condiciones en invierno y aguante sin problemas, debemos llevar a cabo una serie de consejos clave de mantenimiento que nos asegurarán que el coche no tendrá problemas. No solo durante el invierno, sino también cuando termine y empiecen épocas más cálidas. En muchas ocasiones, estos consejos no se ponen en práctica, y el coche no manifiesta ningún problema durante el invierno, pero sí que muestra signos problemáticos al finalizarlo, y todo se debe normalmente a que no se ha cuidado adecuadamente el coche durante la época de más frío de todo el año.

En los concesionarios de coches en Badalona, siempre damos recomendaciones a nuestros clientes para poder cuidar el coche. En cualquier caso, vamos a repasar todos estos consejos para poder tener claro cómo debemos cuidar nuestro coche para no tener ningún percance y poder mantenerlo a pesar de que nos enfrentemos a temperaturas de bajo cero.

Consejos clave

 

1 – Una revisión antes de pasar el invierno

En los concesionarios oficiales en Badalona pueden hacer una revisión de nuestro vehículo antes de que comience el invierno. Se trata de una de las mejores formas de quedarnos completamente tranquilos antes del comienzo de esta época que será dura para nuestro coche. Un profesional del mundo del motor siempre sabrá a qué hay que echarle un vistazo. Si sabemos que vamos a pasar mucho tiempo en estaciones de montaña, donde la nieve es abundante, debemos indicárselo a los profesionales que revisarán nuestro coche, para que puedan darnos los mejores consejos.

2 – Lleva siempre cadenas en el coche

A estas alturas puede parecer una obviedad, ya que son muchas las personas que saben que tienen que llevar cadenas en el coche durante el invierno, pero sin embargo, todavía son muchas las que se olvidan de meterlas. Tenemos que escoger las cadenas que más nos gusten; hoy en día tenemos las de plástico, que son muy cómodas y muy rápidas de poner, así que no hay excusas.

3 – Revisa los líquidos de tu coche

Tenemos que tener en cuenta que durante el invierno, los líquidos de nuestro coche pueden verse afectados por las bajas temperaturas. Por eso, lo ideal es que los niveles de los líquidos se encuentren en los niveles óptimos, indicados por el fabricante. De esta forma, nunca tendremos problema de falta de líquido anticongelante, por ejemplo, que resulta indispensable en las épocas invernales para que el coche pueda funcionar en perfectas condiciones.

4 – Antes de salir, revisa la presión de los neumáticos

Si siempre es importante revisar la presión de los neumáticos, seguramente lo es mucho más durante el invierno. Tenemos que tener en cuenta que las condiciones de las carreteras pueden ser algo peores en invierno debido a las inclemencias meteorológicas, como la nieve o la lluvia. Por eso es indispensable tener los neumáticos bien inflados, para que puedan adherirse a la carretera a la perfección.

5 – Trata de mantener el coche lo más limpio posible

Este consejo es fundamental si queremos mantener el exterior de nuestro vehículo en buenas condiciones. El mal tiempo nos dejará barro y suciedad en el coche, por lo que hay que tratar de limpiarlo de forma frecuente. Si no lo hacemos, el hielo, la nieve, la lluvia y el barro, pueden terminar por generar corrosión en el exterior de nuestro vehículo que resultará muy difícil de reparar.

Esta es una pregunta que muchas personas se hacen debido a que suele haber bastante desinformación sobre cuándo realizar el cambio de aceite de nuestro coche. Los concesionarios de coches deben informarnos de cuándo realizar el cambio correspondiente, una vez que hemos adquirido el vehículo. Tenemos que tener en cuenta que lo normal es que los cambios de aceite vengan marcados por los propios fabricantes que son los que conocen a la perfección las características del motor que han fabricado, y por lo tanto nos van a indicar de forma clara y precisa cada cuánto tiempo debemos cambiar el aceite de nuestro coche.

Los concesionarios de coches en Badalona no solo nos informarán debidamente de cuando tenemos que hacer el cambio de aceite del coche, sino que también nos recomendarán los talleres oficiales en Badalona donde podemos hacer el cambio de aceite así como otros líquidos del coche que se deben revisar. Es importante recordar que, si bien es cierto que hay personas que deciden hacer por su cuenta y riesgo el cambio de aceite porque ya lo han hecho con anterioridad o tienen experiencia en el ámbito de la mecánica, lo ideal es que el cambio de aceite lo haga un profesional del mundo del taller, que nos garantice que todo va a salir bien y que sepa que hacer en caso de que ocurra cualquier contratiempo.

¿Por qué hay que cambiar el aceite?

Cambiar el aceite del motor de nuestro coche es importante, pero ¿por qué? La respuesta es sencilla, tenemos que pensar en el aceite del motor de nuestro coche como el elemento que permite engranar adecuadamente todas las piezas que lleva el motor. De esta forma, si el aceite se encuentra en condiciones óptimas, el motor funcionará a la perfección y no nos dará problemas. Sin embargo, un aceite que lleve tiempo sin ser cambiado, comenzará a dar problemas, no lubricará de forma adecuada y contendrá impurezas que podrían dañar las diferentes partes del motor.

 

Cambio de aceite en coches diésel

Si lo que tenemos es un coche que consume diésel, vamos a tener que realizar el cambio de aceite. Dependiendo del tipo de aceite que estemos utilizando y el motor de nuestro vehículo, es conveniente cambiar cada más o menos tiempo el aceite del coche. Entendemos que la vida media normal de un aceite de calidad media es de unos 15.000 kilómetros aproximadamente. Si bien es cierto que hay aceites que pueden durar más tiempo, lo conveniente es consultar con el fabricante.

 

Cambio de aceite en coches de gasolina

Al igual que con los coches diésel, con los coches de gasolina también tenemos que tener precaución a la hora de cambiar el aceite. Ocurre exactamente lo mismo, lo recomendable es tomar como referencia los 15.000 kilómetros para organizar los cambios de aceite de nuestro vehículo. De esta forma nos aseguramos que el aceite siempre estará en perfectas condiciones y el motor de gasolina de nuestro coche también.

 

¿Qué puede pasar si no cambio el aceite?

No cambiar el aceite de nuestro coche de forma regular puede tener unas consecuencias nefastas para el motor. Por un lado podemos estar generando un desgaste más acelerado del motor. También puede comenzar a generar ruidos al tener problemas de lubricación. Se podrían producir arqueos de levas, y por supuesto podrían comenzar a romperse elementos como los casquillos de biela, que necesitan el aceite para favorecer que su rozamiento sea el mínimo posible. Si lo llevamos al límite, podremos conseguir incluso gripar el motor, es decir, que deje de funcionar y que tengamos que sustituirlo por uno completamente nuevo en caso de que queramos seguir circulando.

Un vehículo es una pieza de ingenería que tiene un nivel de complejidad realmente alto. En ocasiones no nos damos cuenta, porque hoy en día, la sofistificación y modernidad que se ha alcanzado en el mundo de los coches nos impide verlo, ya que conducimos coches que son mucho más que simples vehículos. Esto hace que se rompa nuestra línea de visión entre la pieza de ingeniería que conducimos y el coche como un producto que consumimos. A pesar de ello, es importante recordar que, cuando salimos de los concesionarios de coches en Badalona con nuestro nuevo y flamante coche nuevo, tenemos que tener en cuenta una serie de consejos elementales de mantenimiento para asegurar que nuestro vehículo no caerá en alguna de las averías de coches más frecuentes.

Tenemos que tener en cuenta que, si bien es cierto que en ocasiones tendremos que llevar a talleres oficiales en Badalona nuestro coche, lo ideal es evitar pisar el taller al máximo posible. Ir a un taller significa que a nuestro coche le ha ocurrido un percance, y por eso, implementando los siguientes 5 consejos básicos de mantenimiento que vamos a ver a continuación, conseguiremos evitar problemas que podrían terminar en graves averías.

5 consejos básicos de mantenimiento del vehículo

 

1 – Cuida el aceite del motor

El cuidado del aceite del motor es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro vehículo. Tenemos que tener en cuenta que el motor es el elemento principal de nuestro coche, por lo que hay que cuidarlo como se merece. El aceite hace que el motor funcione sin problemas, así que hay que acostumbrarse a revisarlo de forma frecuente, a través de la barilla medidora de nivel de aceite que se encuentra en la zona del motor, debajo del capó.

 

2 – Vigila las ruedas de tu coche

Las ruedas también son fundamentales. Por un lado tenemos que revisar de forma frecuente la presión de los neumáticos, esto es importante porque unos neumáticos con baja presión consumirán más combustible y pueden suponer un riesgo para la conducción. Por otro lado también hay que tener en cuenta que es importante que los neumáticos estén en buenas condiciones y tengan los niveles de dibujo que al menos indica la legislación vigente.

 

3 – No dejes que el coche se quede guardado con la reserva

Es importante tratar de evitar que el coche se quede guardado o ande en reserva durante mucho tiempo. Esto se recomienda porque normalmente al final del depósito se encuentran residuos, que se almacenan en ese combustible que suele quedar en la reserva y que podrían dañar el motor del vehículo. Si bien es cierto que los coches modernos vienen preparados para poder trabajar con estos pequeños residuos, es conveniente tenerlo en cuenta.

 

4 – Limpia el coche de forma frecuente

Puede parecer un consejo alejado de lo que serían las tareas de mantenimiento razonables para cualquier vehículo, pero nada más lejos de la realidad. Mantener limpio nuestro vehículo, tanto por dentro como por fuera, garantiza que su vida será más longeva, porque hay residuos que van comiéndose los diferentes materiales como pinturas y plásticos y es conveniente eliminarlos. Además, hay que tener en cuenta que cuanto más cuidado tengamos el coche, menos valor perderá en el mercado y esto nos permitirá tener oportunidades de venderlo en el futuro, en caso de que queramos hacerlo, por un precio más elevado.

 

5 – Revisa los líquidos con frecuencia

En el vehículo llevamos líquido refrigerante, para evitar el sobrecalentamiento del motor en caso de que se produzca. El líquido de frenos, el líquido de dirección y otros. Es importante revisarlos de forma periódica para evitar problemas.

Cambiar las ruedas del coche es una parte importante del mantenimiento general de nuestro vehículo. Tenemos que tener en cuenta que, a pesar de que en ocasiones no le demos importancia a nuestras ruedas, es importante saber cuando cambiar las ruedas del coche para que estas se encuentren en perfectas condiciones para rodar. Para cambiarlas vamos a poder acudir a nuestro taller de confianza en los concesionarios oficiales en Badalona o en la ciudad en la que nos encontremos. Es importante que el trabajo lo hagan los profesionales que mejor nos puedan asesorar sobre el tema para hacerlo de forma correcta.

Para saber cuando hay que cambiar las ruedas del coche tenemos que tener una serie de cuestiones en consideración. Vamos a echarle un vistazo a las claves que hay que conocer para cambiar las ruedas en el momento que toca.

 

¿A partir de cuántos kilómetros hay que cambiar las ruedas?

Por un lado tenemos que tener en cuenta la variable de los kilómetros que hacemos a nuestro vehículo. La duración de los neumáticos en base a los kilómetros es variable, ya que principalmente dependerá del tipo de conducción que realicemos. Tenemos que tener en cuenta que, si nuestro estilo de conducción es más agresivo, lógicamente los neumáticos durarán menos. Sin embargo, si conducimos de forma más tranquila los neumáticos durarán más. Tampoco es lo mismo utilizar nuestro vehículo solo para conducir en carretera, que conducirlo habitualmente por cuidad.

De forma general podemos afirmar que los neumáticos suelen tener una vida útil de entre 40.000 a 50.000 kilómetros aproximadamente. Esto lo podemos aplicar a unos neumáticos de gama media o alta, de buena calidad. Nos pueden recomendar en el concesionario los mejores neumáticos para nuestro vehículo, ya que tendrán perfectamente claro cuáles son los mejores para nosotros.

Unos neumáticos no tan buenos pueden llegar a durar tan solo 10.000 kilómetros, así que si no queremos estar gastando el dinero de forma totalmente injustificada, y no queremos tener que hacer visitas al taller de forma frecuente, hay que hacerse con los neumáticos adecuados.

 

Tu neumático te indicará cuándo debes cambiarlo

Otra de las claves es ser observadores con nuestros neumáticos. Hay que tener en cuenta que los neumáticos modernos están diseñados, para enseñarnos a través de su dibujo, si estamos cerca de tener que cambiarlos, si los tenemos que cambiar de forma inmediata, o si todavía nos quedan kilómetros por recorrer con esos neumáticos. Hay que tener en cuenta que de forma genérica se indica que la profundidad mínima que tiene que tener el dibujo de nuestros neumáticos es de 1,6 milímetros.

Todo lo que esté por debajo de esa medida implica un importante riesgo para nosotros y para el resto de conductores, ya que nos arriesgamos a que en el momento en el que más lo necesitemos, nuestros neumáticos no respondan de forma adecuada y podríamos llegar a tener un accidente. Es más que recomendable evitar que el dibujo de los neumáticos llegue a esos niveles, ya que eso implicaría tener que cambiarlos de forma inmediata.

 

Cambio de neumáticos

Todas las ruedas deben estar siempre en perfectas condiciones, pero tenemos que tener en cuenta que las delanteras son las que más presión tienen, debido a que son las que giran y las que llevan normalmente la tracción debido a que la mayoría de fabricantes lanza al mercado vehículos con tracción delantera. Es por ello por lo que muchas personas, cuando cambian las ruedas, ponen las traseras delante y adquieren nuevas para la parte de atrás. Esto solo retrasa el cambio total de las ruedas en pocos kilómetros, por lo que lo más recomendable es cambiar las 4 de golpe y evitar tener que llevar al taller al poco tiempo el coche para volver a hacer la operación.