Los remolques tienen una característica especial para nuestro vehículo: nos dan una capacidad de almacenamiento extra y podemos transportar otro tipo de cargas que de otra forma no podríamos.

Los concesionarios oficiales de Ciutat del Motor en Badalona son expertos en remolques y pueden ayudarte a instalar este tipo de enganches en el caso de que necesitemos una ayuda extra o no conozcamos cómo hacerlo.

Podemos diferenciar entre varios tipos de enganches para el coche que dependerán del tipo de remolque que vayamos a utilizar, haciendo uso de cada uno según las necesidades personales que necesitemos.

Tipos de enganches y sus características

Existe un dato extra que necesitamos saber antes de entrar en profundidad con el tema: el tipo de enganche es importante, pero lo es aún más el vehículo que vamos a utilizar para arrastrarlo. Debemos de asegurarnos de que este tiene la potencia necesaria para tirar de él.

En cuanto a los tipos de enganches, podemos destacar los siguientes:

Fijos

Son los más utilizados y necesitan de unas herramientas específicas para poder realizar tanto su montaje como desmontaje sin problemas añadidos. Si vamos a necesitar de un enganche durante una larga temporada, es una de las mejores opciones por las que podemos optar, además de una de las más económicas.

  • De cuello de cisne

    Tipos de enganche para el coche: cuello de cisneLos turismos son los grandes beneficiados de este tipo de enganches debido a que el diseño especial con el que está realizado logra que nuestro vehículo adquiera un nuevo diseño más visual y llamativo. Podemos encontrar diferentes tamaños en función del tipo de remolque que vayamos a adjuntar.

  • Bola clásica

    Tipos de enganche para el coche: bola fijaSi nuestro vehículo tiene una potencia adecuada (por ejemplo, un 4×4) y necesitamos tirar de un gran peso, es una muy buena elección debido a que es más ancha y robusta, lo que permite un mejor agarre y arrastre.

  • Bola mixta

    Tipos de enganche para el coche: bola mixtaSe utiliza debido a la gran flexibilidad que nos aporta, dándonos la oportunidad de arrastrar cualquier tipo de remolque debido a que cuenta con dos enganches diferentes: por cabezal de argolla y por bola

 

Desmontables

Si la ocasión en la que vayamos a necesitar un enganche es bastante rara, la mejor opción es contar con uno desmontable. Son bastante fáciles de instalar y de retirar, por lo que nunca viene mal tenerlos en el maletero de nuestro vehículo. Nunca se sabe cuándo lo vas a necesitar.

  • Bola semiautomática

    Tipos de enganche para el coche: bola desmontable semi automáticaGracias a su sistema de rosca, podemos montarlo y desmontarlo de un modo bastante rápido y sin ningún tipo de complicación. También es bastante seguro y nos permite arrastrar una gran cantidad de peso.

  • Bola vertical

    Tipos de enganche para el coche: bola desmontable vertical automáticaEs la última de las opciones y una de las más caras. Está especialmente diseñada para aquellas personas que hacen un uso diario de los enganches o que los necesitan para su trabajo. Cuenta con un sistema de seguridad doble y el enganche se oculta cuando lo desmontamos. Como ventaja, podemos añadir que tanto su montaje como su desmontaje se realiza en muy poco tiempo.

 

Normativas legales y de seguridad

Ya sabemos qué tipo de enganches existen, pero tenemos que conocer las normativas vigentes para hacerlo con seguridad. Esta varía en función de la MMA (Masa Máxima Autorizada), pudiendo encontrar:

  • Menos de 750 kg: No necesitamos un carnet adicional para poder conducir este tipo de remolques. Debemos respetar una velocidad máxima en autopistas y autovías que no supere los 90 km/h.
  • Más de 750 kg y MMA del conjunto coche más remolque es inferior a 3500kg: Tampoco es necesario un carné especial. El remolque debe tener seguro propio. El límite de velocidad está establecido en 80 km / h por autopistas y autovías.
  • Más de 750 kg y MMA del conjunto coche más remolque es superior a 3500kg: Además de necesitar un carnet especial, el remolque debe tener su seguro propio, así como una matrícula para poder reconocerlo legalmente. El límite de velocidad está establecido en 80 km/h por autopistas y autovías.

ITV en remolques

Una vez adquiramos un remolque, la misma DGT (Dirección General de Tráfico) nos indica que este debe de pasar su propia ITV además de ser necesaria su homologación correspondiente.

Para algunos innovar es hacer coches de aspecto futurista u ofrecer funcionalidades complementarias, pero para Subaru innovar es proporcionar, año tras año, coches más seguros. Innovar es investigar, mejorar e implementar nuevas medidas para que tu seguridad sea la prioridad. O dicho con un solo hashtag, innovar es #AllAroundSafety.

Medidas de seguridad activa Subaru

Para proporcionar una seguridad integral, en Subaru tenemos diferentes áreas de acción. Una de ella es la seguridad activa, la seguridad que pone medidas para evitar que se produzca un accidente cuando se está conduciendo.

AWD Y MOTOR BÓXER

En el caso de Subaru, hay elementos de tecnología sobre el que se construye la seguridad activa. El sistema Symmetrical All-Wheel Drive (AWD) cuenta con el exclusivo motor Subaru Bóxer, horizontalmente opuesto y bajo centro de gravedad, y un tren de potencia 4WD diseñado simétricamente. La razón del éxito de nuestro sistema es que distribuye la potencia a las cuatro ruedas, lo que mejora el control del vehículo en toda clase de superficies y condiciones meteorológicas. La simetría implica equilibrio y el equilibrio es sinónimo de seguridad.

CHASIS Y SUSPENSIÓN

Para completar esta simetría, son fundamentales los sistemas de suspensión y chasis. Cuando hablamos de chasis, entra en juego la estructura de alta rigidez de Subaru. Todos los modelos de la gama Subaru incorporan bastidores de refuerzo con forma de anillo, así como el uso de materiales de alta resistencia en puntos estratégicos para cubrir techo, puertas, columnas y suelo de la cabina de pasajeros. A pesar de la resistencia de estos materiales, el bastidor principal sigue siendo ligero, pero es más fuerte y tiene mayor rigidez torsional. Lo que significa que, en caso de colisión, la energía del impacto se disipa y desvía lejos de los ocupantes.

Medidas de seguridad activa Subaru

En cuanto a la suspensión, solo un par de comentarios a tener en cuenta. La suspensión delantera de un Subaru cuenta con un diseño de carrera más larga que permite al vehículo para seguir los contornos del camino. Esto proporciona una mejor estabilidad de marcha y un sobresaliente en respuesta de dirección. Por su parte, la suspensión trasera de última generación mantiene las ruedas perpendiculares a la superficie del camino y absorbe los golpes de manera sostenida.

ARRANQUE EN CUESTA

Si las cosas se ponen cuesta arriba, Subaru acude al rescate. El sistema de asistencia de arranque en cuesta o sistema antirrampa, ayuda a evitar el retroceso que suele producirse cuando se arranca el vehículo a partir de un 5% de desnivel. Con este sistema, el freno continúa activado unos segundos después de que el conductor deje de pisarlo y comienza a acelerar. El resultado es que la marcha se reanuda de manera mucho más suave y segura.

Medidas de seguridad activa Subaru

Junto a todo lo que ya os hemos explicado, los vehículos Subaru incluyen una serie de funciones que hacen que tomar una curva, bajo cualquier condición meteorológica e independientemente del trazado, se haga de la forma más suave posible, es lo que llamamos trazabilidad y ayuda a que, ante un movimiento impredecible del automóvil, el vehículo responda correctamente y gire exactamente según los previsto y sin problemas. Ciao, ciao, derrapes.

SISTEMES VDC, ABS y EBD

Todos estos elementos, se acompañan de eficaces sistemas electrónicos como el VDC y los ABS– EBD, que facilitan al conductor el control del vehículo y que os pasamos a explicar ahora:

  • Sistema VDC: El sistema Control de la dinámica del vehículo, supervisa y analiza si el vehículo está respondiendo a la ruta prevista del conductor a través de un conjunto de sensores. En caso de aproximarse a unos límites de estabilidad determinados, la distribución del par de la AWD, la potencia del motor y los frenos de cada rueda se ajustan automáticamente para ayudar a mantener la trayectoria del vehículo.
  • Sistemas ABS y EBD: El sistema de Frenos Anti-bloqueo (ABS) con Distribución Electrónica de Fuerza de Frenado (EBD) proporciona un control preciso de bloqueo de frenos y distribución de la presión de frenado, especialmente en caminos complicados en los que el sistema de frenado es fundamental.
  • Sistema ABS: Controla constantemente el movimiento de las ruedas y reduce la presión de frenado cuando detecta el bloqueo de una rueda.
  • Sistema EBD:  Distribuye la potencia de frenado entre las ruedas delanteras y traseras para adaptarse a las condiciones del terreno.

Medidas de seguridad activa Subaru

ASISTENTE DE FRENO

Por último, el asistente de freno de emergencia completa nuestro sistema de seguridad activa. En situaciones límites en las que es necesario un frenado de emergencia, muchos conductores no alcanzan a aplicar la suficiente presión de frenado. La función de Asistente de Freno ayuda al conductor a presionar el pedal de freno. ¿Cómo lo hace? Es sencillo. El sistema detecta la velocidad con que se pisa el pedal de freno y la fuerza que se aplica para determinar si es necesario su aplicación. Si es así, la presión de frenado aumenta automáticamente.

Medidas de seguridad activa Subaru

Todos estos sistemas conforman solo una parte de toda la tecnología e innovación que Subaru pone en cada uno de sus vehículos para proteger tu seguridad. ¿Quieres saber más? Contacta con el concesionario oficial Subaru en Badalona.

Los sensores de aparcamiento para el coche se han convertido en una de las innovaciones en el mundo del motor más demandadas y apreciadas por los dueños de vehículos y las personas que están pensando en comprarse un coche. Estamos hablando de unos dispositivos que en los últimos años podemos ver en la mayoría de coches nuevos, y que también se pueden ver en coches más antiguos, ya que son muchas las personas que a pesar de tener un coche antiguo no quieren perderse la oportunidad de poder instalarlo en sus vehículos para poder disfrutar de esta tecnología.

La tecnología en el mundo del motor ha evolucionado mucho en los últimos tiempos. En los concesionarios oficiales en Badalona de la Ciutat del Motor hemos podido ver de forma muy directa como los fabricantes de vehículos se han puesto las pilas y cada vez incorporan más y más tecnología para facilitar la vida a los conductores. El proceso de aparcamiento, que siempre es uno de los que más inconvenientes implica para la mayoría de los conductores, ha visto numerosas innovaciones tecnológicas, desde asistentes que permiten que el vehículo se aparque solo, si tener que acelerar ni girar el volante del vehículo, cámaras de visión trasera y delantera para poder echarle un vistazo a lo que está ocurriendo mientras aparcamos de forma muy precisa, y los sensores de aparcamiento para el coche que son sin duda la innovación que más ha interesado a los usuarios.

Facilidad de implementación en cualquier vehículo

Uno de los éxitos de este tipo de sistemas de aparcamiento, es que se pueden implementar de una forma relativamente sencilla en cualquier vehículo. En los concesionarios que formamos la Ciutat del Motor de Badalona vemos como son muchos los clientes que llegan al Polígon Les Guixeres para solicitar que se instalen en sus vehículos sistemas de sensores de aparcamiento. Los coches que no tienen este tipo de sistemas, ya sean nuevos o algo antiguos, van a poder instalarlos de forma sencilla a través de algún profesional del sector que se los instale.

Hoy en día se pueden solicitar tanto a través de nuestro concesionario de confianza como a través de internet en diversas plataformas online que permiten adquirirlos. Si estamos pensando en comprar uno, lo ideal es echarle un vistazo a las posibilidades que tenemos en internet, y consultar con profesionales del sector para que nos asesoren y nos indiquen cuáles son las mejores soluciones para la instalación y compra de este tipo de dispositivos.

¿En qué consisten los sensores de aparcamiento para el coche?

Se trata de unos sensores que se instalan normalmente en la zona trasera del vehículo, si bien es cierto que también se podrían instalar en la zona delantera. Estos sensores lo que nos permiten es verificar la distancia a la que se encuentran los objetos o los coches que están situados en la zona donde vamos a aparcar, de tal forma que cuando realizamos la maniobra de aparcamiento, al aproximarnos a los vehículos u objetos que se encuentran en la zona, un pitido o algún tipo de sonido comenzará a producirse y esto nos indicará si estamos a más o menos distancia del objeto o del vehículo.

Cuando el pitido comienza a producirse de forma más frecuente, pudiendo incluso llegar a producirse de forma continuada, esto quiere decir que ya estamos muy cerca del otro vehículo o del objeto, de esta forma podemos saber con mucha precisión si estamos aparcando bien o no. Se trata de una ayuda para personas que tienen dificultades para aparcar, pero también par aquellas que aparcan correctamente y están buscando una herramienta que les ayude a tener mucha más precisión en las maniobras de aparcamiento que realiza.

Los cambios de la ITV ya han entrado en vigor des del 20 de mayo de 2018. Ya sabíamos que la Inspección Técnica de Vehículos se va a volver más exigente, ya que en octubre del año pasado el Gobierno aprobó la nueva norma de las ITV. Una de las nuevas medidas más destacadas que se recoge es la utilización de herramientas que permiten la lectura de la centralita de los vehículos.

Estos son los cambios más destacados de la nueva ITV:

· Pasar la ITV antes de tiempo

Se podrá realizar la inspección del vehículo hasta un mes antes de su fecha de vencimiento, sin que la fecha de renovación se vea afectada; una vez pasada favorablemente se marcará la fecha máxima previa de la próxima revisión. Es decir, si debemos pasar la revisión el 15 de agosto de 2019, por ejemplo, y lo hacemos el 15 de julio de ese mismo año, la próxima inspección se seguirá programando para el 15 de agosto de 2020.

· Cambio de estación

Si el resultado de la inspección es desfavorable, la nueva ITV permite que acudas a otra estación para realizar la inspección una vez subsanados los errores detectados, dentro de los plazos establecidos. Según los expertos, esto puede hacer que las estaciones más rigurosas, o con fama de ello, vean disminuir su volumen de trabajo en favor de las estaciones más “blandas”.

· Acceso al ordenador del coche a través del OBD

La reforma de la ITV obliga por primera vez a las estaciones a disponer de herramientas de lectura de diagnosis (OBD). Estas se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos; lo que supone “un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y hacia la mejora del control de emisiones”.

· Datos que se comprobarán

Identificación del vehículo por el VIN o número de bastidor, kilometraje registrado, sistemas electrónicos de estabilidad (ESC), sistema antibloqueo de frenos (ABS), sistema de retención (airbags, pretensores, SRS), sistemas de alumbrado y señalización, etcétera.

· Matricular tu coche como clásico.

De los 25 años que eran necesarios anteriormente para que un vehículo pudiera entrar en categoría de clásico, la nueva normativa estipula que tendrá que cumplir 30 años.

· Coches importados

Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos, el usuario no se verá obligado a pasar la Inspección Técnica del Vehículo cuando compre un coche en el extranjero. Solo tendrá que tramitar la parte documental del proceso para acreditar la pertenencia del coche. Además, según TÜV Rheinland, al tratarse de una adaptación de la legislación europea, un certificado de inspección periódica será perfectamente válido. Y eso aunque éste se emita en otros países miembros de la Unión Europea; lo que abarataría los gastos de los propietario.

· El precio de la nueva ITV

Al ser inspecciones técnicas más elaboradas, todo apunta a que su precio aumentará respecto a los últimos años. Todavía no se ha especificado a cuánto ascenderá dicho aumento; aunque sí se han dado los motivos que encarecen las nuevas pruebas. Y es que los centros deberán invertir en formación para sus técnicos y en nuevas tecnologías para actualizarse.

· Formación del personal

La nueva ITV da un año a los técnicos para que se formen, ya sea de forma presencial o telemática, en el nuevo uso de las máquinas. Además, los inspectores de línea deberán tener como mínimo el título de Técnico Superior de Automoción.

El Real Decreto sobre la nueva ITV, en vigor desde este mes de mayo, da más flexibilidad a los usuarios y equipara las revisiones a los estándares europeos

Desde el pasado 20 de mayo las condiciones para pasar las inspecciones de la ITV han cambiado. Una revisión del Real Decreto sobre la ITV que busca adaptarse a la regulación europea y que supone una serie de cambios que aportan más flexibilidad a los usuarios, se actualizan para revisar las últimas novedades tecnológicas de los vehículos y garantizan rigor en todo el proceso. En otras entradas de Ciudad del Motor hemos visto cómo podemos hacer un buen mantenimiento de nuestro coche. Unos consejos que nos servirán también para pasar con éxito la nueva ITV.

Más flexibilidad

La principal novedad que aportado el nuevo sistema de revisiones de vehículos es que da un mayor margen de maniobra al usuario, principalmente en dos aspectos:

  • Poder de elección en la fecha de revisión
  • Derecho a una segunda opinión

Desde el pasado 20 de mayo, los conductores no tienen que esperar a la fecha exacta prevista para pasar la ITV, sino que pueden adelantarse hasta 30 días. Así, el usuario tiene más margen de maniobra para bloquear su agenda sin que la revisión afecte excesivamente en su día a día.

Esta medida no supone ningún perjuicio para el conductor, ya que la siguiente fecha de revisión se mantendrá tal y como estaba prevista, dando así un mes más de validez a la ITV.

En cuanto al segundo aspecto, con la nueva normativa los conductores podrán pedir una segunda inspección en el centro que quieran en caso de obtener un resultado desfavorable en la primera. La normativa anterior también permitía a los usuarios una segunda inspección, pero debía ser en el mismo establecimiento de la primera.

El único requerimiento para poder pasar esta segunda revisión en otro centro es facilitar el informe del primer test en el que quedaron registrados los desperfectos detectados en primera instancia.

Actualización tecnológica

La nueva ITV también ha puesto al día las revisiones. Uno de los principales cambios es el uso de sistemas de lectura de diagnóstico on board (OBD), que verifican si el sistema central electrónico del vehículo tiene alguna avería. Esto servirá, por ejemplo, para registrar defectos en los sistemas de reducción de emisiones generadas.

Este elemento permite detectar posibles fraudes a gran escala, como el conocido Dieselgate, pero también sirve permite identificar errores en el funcionamiento de otros sistemas electrónicos como el ABS, el bloqueo de frenado, el airbag u otros sistemas de seguridad.

Más rigor

El otro gran cambio que aporta la nueva ITV es el paso adelante en rigor que exige tanto a centros de revisiones como a los usuarios.

Las nuevas obligaciones para los centros de ITV pasan por la exigencia de tener personal cualificado, con una titulación mínimo de Técnico Superior de Automoción, y la redacción de informes más claros. Desde el pasado 20 de mayo han desaparecido las inspecciones «favorables con defectos leves». Los nuevos informes sólo pueden ser favorables o desfavorables.

Esto también supone un nivel de exigencia más alto por el usuario a la hora de pasar las revisiones. Aparte de asegurarse de que el coche llega en las mejores condiciones a la ITV, los conductores también tendrán la obligación de presentar el seguro del vehículo, algo que hasta ahora no sucedía.

Del mismo modo, ahora los centros tendrán la obligación de revisar el kilometraje de todos los vehículos con la intención de comprobar su funcionamiento y detectar posibles manipulaciones.

La nueva normativa equipara el sistema de revisión nacional a los estándares europeos. En caso de dudas sobre cómo le puede afectar la nueva ITV, consulte los profesionales de Ciutat del Motor.

El ritmo de la evolución tecnológica y la creación de normativa específica condicionan el futuro de los coches autónomos.

Cuando hablamos de innovaciones aplicadas a los coches encontramos todo tipo de opciones: novedades en seguridad, aplicaciones tecnológicas, monitores para detectar el cansancio y la salud del conductor, … Pero la gran tendencia a la que apunta el sector por el futuro es la conducción autónoma. En Ciudad del Motor hemos visto como los nuevos actores de la industria, como Google, Apple y, sobre todo, Tesla y Uber, están dando pasos de gigante en dotar de autonomía los coches, al tiempo que las marcas tradicionales investigan para no perder el tren que marcará el futuro. Sin embargo, incógnitas como el tiempo que se tardará en desarrollar un sistema 100% fiable y aspectos como la adaptación de la legislación a la realidad que ha de venir nos obligan a hacernos una pregunta: cuando llegará definitivamente la conducción autónoma?

Estado de la cuestión

Encontrarnos un coche en circulación sin conductor nos puede parecer más propio de una escena de Blade Runner que de una realidad que podemos encontrar circulando por nuestra ciudad. Pero la conducción autónoma ya es real en metrópolis como Singapur, que ha sido la primera en presentar un servicio de taxis con vehículos autónomos, gracias a la empresa americana NuTonomy. El usuario sólo tiene que pedir el servicio a través de una app y, en pocos minutos, se encontrará con un vehículo sin conductor capaz de circular por las calles de la ciudad sin asistencia humana. Por ahora, el proyecto está en fase de pruebas, por lo que cada vehículo cuenta con un ingeniero a la posición del piloto, para evitar posibles imprevistos. La empresa espera poder prescindir de ellos durante este 2018. Por el momento, los resultados son tan positivos que se está aplicando el mismo programa a zonas restringidas de Boston.

La última marca en dar a conocer su programa de autonomía es Renault, con la presentación del Symbioz, el prototipo de lo que debe ser su primer coche autónomo. La marca francesa programó, a finales de 2017, una serie de paseos a periodistas especializados por las afueras de París. Por ahora, el Symbioz es un vehículo con capacidad para circular sólo por autopistas, gracias a una tecnología basada en 34 sensores y un sistema de mapas digitales. La marca espera tener este modelo preparado para circular por todo tipo de vía y comenzar su comercialización 2023.

Y la marca que más expectativas está despertando en esta cuestión es Tesla. De hecho, la firma de Elon Musk presume de estar preparada para la conducción autónoma desde 2016. Sus modelos incorporan la opción de piloto automático por tramos de alta velocidad, aunque su uso no está validado por la ley. Se trata de un sistema que entraría en el Nivel 3 sobre de 4 de conducción autónoma, lo que significa que la función Autopilot el activará una persona y que el conductor debe mantenerse al volante.

La empresa, sin embargo, ya ha avanzado hacia la autonomía total con el lanzamiento del software Autopilot 2.0, una actualización que promete llegar al nivel 4 de conducción autónoma. Es decir, un sistema en el que el coche no necesita ningún tipo de intervención humana.

Entornos controlados

Ahora bien, todos los ejemplos expuestos sólo están en fase de pruebas o, incluso, presentan opciones que legalmente no se pueden utilizar. Lo mismo sucede con experimentos como Firefly, de Google – que era capaz de hacer solo trayectos por dentro de las instalaciones del empesa- o el Proyecto Titan de Google, que prevé aplicar la autonomía vehículos Lexus para hacer pruebas para las carreteras de California.

Si la conducción 100% autónoma todavía no es una realidad es que, primero, la tecnología está en plena fase de desarrollo y pruebas y, después, por la necesidad de crear leyes que contemplen esta innovación y fijen responsabilidades en caso de accidente.

Los primeros pasos están dadas. La Comisión de Comercio del Senado de Estados Unidos ya ha aprobado una ley que permitirá a los fabricantes comercializar hasta 15.000 vehículos autónomos durante un año. El objetivo es probar la conducción autónoma para reducir la siniestralidad en las carreteras. Si la estadística de accidentes mortales se reduce con estos modelos, el Gobierno Federal permitiría vender hasta 80.000 coches más anuales por marca.

En España, la ley prevé desde el 2015 que los fabricantes hagan pruebas de sus vehículos, y los conductores de Tesla pueden utilizar la función semiautomática de la marca, hasta el punto de poder abandonar el coche en el momento del aparcamiento automático.

El próximo paso pues es crear un código de circulación adaptado a los nuevos vehículos y en sus innovaciones tecnológicas. Aunque no es un elemento habitual en nuestro día a día, pero el coche automático está más cerca de ser realidad que de quedarse en la ciencia ficción.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico, el 2016 se registraron 1.038 accidentes muertos en las carreteras españolas. Sin duda, la seguridad vial se ha convertido en la máxima prioridad tanto por organismos públicos como por los fabricantes de vehículos, y en los últimos años hemos visto varios ejemplos de cómo la tecnología ha permitido avanzar en este campo.

6 avances tecnológicos para la seguridad en el automóvil

En este artículo repasamos seis innovaciones que han mejorado los estándares de seguridad de nuestros coches.

1.- Visión absoluta de lo que nos rodea

Cada vez es más común que los coches vengan equipados con todo tipo de cámaras incorporadas a la carrocería. En un inicio, su función era asistir al conductor en el aparcamiento, pero esta tecnología ha evolucionado hasta permitir una visión perimetral, que permite controlar todo lo que rodea al vehículo.

La instalación de cámaras ha ido acompañada de la de todo tipo de sensores, que son la base de algunos sistemas de seguridad que nos permiten mantener la distancia respecto al coche que tenemos delante, detectar todo tipo de obstáculos que nos podemos encontrar u otras innovaciones que veremos a continuación.

2.- Seguir el carril

Una de las tecnologías que ha permitido la aplicación de sensores es la que nos permite seguir siempre los carriles marcados en la carretera. Muchos de los accidentes que se dan en la actualidad son consecuencia de una salida del carril y, después de años de desarrollo tecnológico, los fabricantes comienzan a instalar sistemas para que el coche tenga la capacidad de mantenernos dentro de las dos líneas por sí solo.

En general, hay dos maneras de hacer funcionar el sistema: la primera, como un programa de alarma que nos avisa si estamos abandonando el carril para que nosotros mismos volvemos; y, la segunda, el modo automático, que dota al coche de la capacidad de mantenerse. Se trata de una opción útil para la conducción en vías de más de un carril, por lo que la tecnología se pausa cada vez que activamos uno de los intermitentes.

3.- Alerta de puntos muertos

Otra de las tecnologías derivadas de la instalación de sensores. Uno de los grandes peligros en los cambios de carril o de dirección son los puntos muertos de los retrovisores. Aquellos elementos que no podemos ver porque quedan escondidos en el espejo.

Tecnologías como el BLIS de Ford minimizan este riesgo gracias a un sistema de radares situados en los laterales del coche, que activa una alerta visual en el retrovisor cuando iniciamos un adelanto o un cambio de carril y hay elementos que podrían estar en este punto muerto.

4.- Revisiones médicas constantes

En los últimos años se han popularizado los vehículos con sistemas de monitorización de constantes y, incluso, de frecuencia en el parpadeo para alertarnos en situaciones de cansancio que nos inhabiliten para seguir conduciendo. Esta tecnología ha seguido creciendo hasta el punto de que, hoy en día, encontramos auténticos asistentes médicos digitales a nuestros vehículos.

Un ejemplo es el sistema ECG desarrollado por Seat. Esta tecnología permite la monitorización constante de nuestras constantes vitales gracias a todo tipo de sensores instalados en el asiento del conductor. En caso de detectar una anomalía, el coche nos puede recomendar detener la conducción o, incluso, enviar una alerta a los servicios de emergencia en caso de sufrir situaciones inesperadas, como un ataque al corazón, al volante.

5.- Estabilidad garantizada

Otro de los campos en el que los vehículos han mejorado constantemente. Una de las últimas novedades es el sistema de estabilidad electrónica, que, a través de unos sensores, detecta situaciones de peligro -como cambios repentinos de dirección o fallos en el sistema de frenada- y ajusta la velocidad de cada rueda por anula lar la posibilidad de derrapar y garantizar la estabilidad del vehículo.

6.- Aviso de urgencia

A pesar de los continuos avances tecnológicos en materia de seguridad, muchos accidentes son prácticamente inevitables. En casos así, la prioridad es reducir al máximo el daño ocasionado. Uno de los sistemas más efectivos para conseguirlo es el de llamadas automáticas.

Gracias a los sistemas de sensores, los vehículos identifican las situaciones en que han sufrido un accidente y tienen capacidad para ponerse en contacto con los servicios de emergencia más cercanos y dan la opción de establecer contacto con el interior del coche para a que los ocupantes puedan informar sobre su estado.

Es una de las innovaciones más promovidas por las instituciones públicas, hasta el punto de que el Parlamento Europeo calcula en 2.500 las vidas que se podrían salvar con la universalización de esta tecnología.

 

La tecnología no deja de evolucionar y en los próximos años veremos sistemas de seguridad que acercarán el riesgo de accidente al mínimo.
Si quiere conocer los sistemas de seguridad disponibles en su próximo coche, consulte los profesionales de Ciutat del Motor.

¿Seguro que tienes el coche a punto?

El pasado viernes 30 de junio se dio inicio a la Operación Salida de verano, para la que la DGT prevé que habrá 89 millones de desplazamientos en carretera hasta setiembre, un crecimiento del 4,6% respecto a las cifras registradas en 2016.

El verano es la época del año en que más desplazamientos de largo recorrido se hacen. Miles de familias utilizan sus coches como medio de transporte para hacer sus viajes recorriendo España o, incluso, en rutas internacionales. Es por eso que resulta más imprescindible que nunca asegurarnos de contar con un vehículo preparado para asumir la carga de quilómetros garantizando la seguridad y el confort. Además, los estudios calculan que un mantenimiento correcto del vehículo nos puede hacer ahorrar más de 2.000 euros en averías y consumo de combustible.

Cómo preparar tu coche antes de un viaje

5 puntos a revisar en tu coche antes de un viaje

En este artículo repasamos los cinco puntos que desde Ciutat del Motor consideramos que deberías tener en cuenta en la puesta a punto de coche antes de lanzarte a la carretera este verano:

  1. Ruedas, frenos y amortiguadores. El triángulo de la seguridad.

    Estos tres elementos conforman lo que conocemos como le triángulo de la seguridad. Son las patas sobre las que se sustenta la estabilidad del coche.

    Lo primero que tendremos que revisar es la presión de los neumáticos. La mayoría de fabricantes indican los índices adecuados de presión en la parte interior de la tapa del depósito de gasolina, por lo que tan solo tendremos que apuntar esta cifra y comprobar en el taller que nos movemos sobre estos parámetros. Aún en los neumáticos, comprobaremos también el desgaste del dibujo. En este caso, seguiremos una norma conocida: si los indicadores de banda están por debajo de los 3 milímetros deberemos proceder al cambio. Debemos tener en cuenta que las altas temperaturas del asfalto desgastan el neumático con facilidad, por lo que resulta especialmente importante equipar correctamente las ruedas en verano.

    En cuanto a los frenos, comprobaremos el desgaste por fricción de las pastillas y del disco. Los expertos recomiendan cambiar las pastillas a los 60.000 quilómetros y los discos a los 80.000. De todos modos, resulta conveniente pasar por el taller para asegurarnos de tener una buena puesta a punto.

    Finalmente, los amortiguadores. Resulta uno de los elementos de seguridad a los que menos atención prestamos. Según un estudio, el 68% de los amortiguadores de los coches en circulación está en buen estado, mientras que el 25% deberían revisarse y el 7% son peligrosos y requieren un cambio. En este caso, deberíamos cambiarlos entre los 65.000 y los 90.000 quilómetros.

  2. Aire acondicionado. Confort en la conducción.

    Pocas situaciones son menos deseables que salir en verano hacia un largo viaje en coche y que el aire acondicionado nos abandone. Diversos estudios señalan que un 30% de los vehículos que pasan por el taller en verano lo hacen por un avería en el sistema de climatización.

    Lo más probable es que no hayamos hecho uso de sus servicios durante el invierno, por lo que resulta necesario comprobar su funcionamiento y carga antes de irnos de vacaciones. Pediremos a nuestro taller que revise tuberías, correas, filtros deshidratantes y el nivel de carga del gas refrigerante para garantizar su buen funcionamiento.

  3. Nivel de líquidos. Todo a su justo nivel.

    Antes de salir también haremos una revisión general de los niveles de aceite, líquido de frenos, líquido de dirección asistida, así como del agua del limpiaparabrisas.

    Además del paso por el taller, podremos hacer una sencilla comprobación previa para asegurarnos que no hay fugas de líquidos en nuestro motor. Si contamos con una plaza de parking, podremos colocar una simple cartón debajo del coche y ver si, por ejemplo, caen gotas de aceite.

  4. Luces y limpiaparabrisas. Verlo todo claro.

    Teniendo en cuenta la cantidad de hora que estaremos al volante, resulta esencial garantizar que todos los elementos que tienen que ver con la visibilidad están en perfectas condiciones. En una revisión superficial podremos comprobar si tenemos alguna luz fundida o sucia, si el parabrisas funciona con fluidez y si cuenta con suficiente líquido.

    La temporada de invierno suele ser la de más trabajo para los limpiaparabrisas, dado la cantidad de días de lluvia y nieve que se acumula, por lo que es más que recomendable cambiarlos antes de empezar nuestras vacaciones estivales.

  5. Chalecos y triángulos. Y si aún teniendo todo esto en cuenta, algo falla.

    Finalmente, nos aseguraremos de contar con todos los dispositivos de señalización obligatorios según el Código de Circulación. En este caso, los triángulos y los chalecos, que facilitarán que nos vean en caso de tener que parar en la carretera y evitarán posibles accidentes.

Recuerda estos cinco puntos y, sobre todo, ven a uno de los 15 concesionarios oficiales que forman Ciutat del Motor para tener un verano seguro en la carretera.

La seguridad infantil en el automóvil es la principal preocupación por los legisladores a la hora de fijar las normativas de circulación. Y no sólo la seguridad de los conductores, sino también la de todos los ocupantes de los vehículos, como los menores. La protección de los niños ha sido un tema central desde que aparecieron las primeras sillas de coche infantiles en el mercado y, sobre todo, desde que el Parlamento Europeo hizo obligatorio su uso por niños y niñas por debajo de los 1,50 metros.

Aunque la norma es vigente desde hace más de una década, aún existen muchas dudas a la hora de comprar las sillas de retención infantil cumpliendo la normativa. De hecho, el último informe del Observatorio Español de Conductores Ducit-RACE pone de manifiesto que el 5% de los conductores reconoce que no utilizan los sistemas de retención infantil y que un 37% lleva los menores de forma incorrecta. Esta es una guía para facilitar su adquisición.

Normativa de las sillas de coche infantiles

Como explicábamos, la normativa europea fija un parámetro básico, como es la obligación de llevar a los niños y niñas de menos de 1,50 metros a las sillas de protección. Desde este punto de partida, hay varios matices:

Primeramente, los menores por debajo de los 1,35 metros deberán ocupar los asientos traseros del vehículo con excepciones:

  • No irán detrás si el vehículo no dispone de asientos en la parte trasera o si estos están ocupados por otros menores de edad con las mismas.
  • Tampoco irán detrás si no es posible la instalación de todas las sillas de coche infantiles necesarias en la parte posterior, ya sea por el volumen del coche o de los propios asientos.

En estos casos, el menor podrá ir en el asiento delantero, pero siempre con la silla de coche infantil homologada por su altura y peso. En este caso, tendremos que diferenciar si el niño va en el mismo sentido que la marcha del coche o en el contrario. En caso de estar orientado en sentido contrario, tendremos que desactivar el airbag, mientras que si va en el mismo sentido el llevaremos activado.

Y como sabemos si el menor debe ir en el sentido de la marcha del coche? La norma de la DGT dice que, siempre que la silla de protección de los niños lo permita, los menores de hasta 18 kilogramos (unos 4 años) deben ir en sentido inverso a la trayectoria del vehículo. La razón es el desarrollo de los niños, que hasta llegada a esta edad no tienen los músculos del cuello ni los ligamento bien formados.

Otras cuestiones que tendremos que tener en cuenta:

  • En el caso de vehículos con más de 9 asientos, el conductor o el responsable del grupo deberá recordar a los viajeros que deben ir con los sistemas de seguridad estipulados en cada caso, ya sean cinturones de seguridad u otras opciones de retención homologadas.
  • En el caso de los taxis, los menores de menos de 1,35 metros podrán viajar en el asiento trasero sin la necesidad de llevar la silla de coche infantil, siempre que el trayecto sea urbano. Si la carrera es por fuera de la ciudad, los viajeros deberán llevar una silla o reclamar el servicio.

El no cumplimiento de estas normas se considera una infracción grave, con una sanción económica de 200 euros y la retirada de tres puntos del carné.

Tipo de silla de coche infantil

Para saber qué tipo de silla necesitamos por los menores que viajen a nuestros vehículos tendremos que fijarnos en los grupos de las sillas, que determinan el peso total que pueden aguantar. Así, encontraremos hasta cinco grupos de sillas:

  • Silla de coche infantil Grup 0:

    Cadireta infantil Grup 0

    Para niños de hasta 10 kilogramos o de entre 40 y 85 centímetros. Normalmente son aptos hasta los 9 meses de edad. En este primer grupo distinguiremos entre los conocidos «portabebés», que permiten al menor viajar tumbado, y las sillas, que siempre habrán de orientar en el sentido contrario de la marcha.

  • Silla de coche infantil Grup 0+:

    Sillas de coche infantil Grup 0

    Para niños de hasta 13 kg o de entre 45 y 105 centímetros. En este caso, el uso de la silla se puede llegar a alargar hasta los 15 meses de edad.

  • Silla de coche infantil Grupo I:

    Sillas de coche infantil Grup I

    Para menores de entre 9 y 18 kilogramos. Suelen equivaler a niños de entre uno y tres años. Estas sillas van cogidas al vehículo a través de los cinturones de seguridad y el niño va cogido a través de un arnés.

  • Silla de coche infantil Grupo II:

    Sillas de coche infantil Grup II

    Entre 15 y 25 kilogramos, o entre tres y siete años. Estas sillas de retención infantil cuentan con una almohada para subir la altura del menor y un apoyo para la espalda y la sujeción se hace a través del mismo cinturón de seguridad del vehículo.

  • Silla de coche infantil Grupo III:

    Sillas de coche infantil Grup III

    Entre 22 y 36 kilogramos, o menores de entre seis y 12 años. Estas sillas sólo constan de una almohada, aunque en algunos casos también cuentan con respaldo, y el niño va sujeto a través del propio cinturón de seguridad del coche.

Finalmente, hay que comprobar que las sillas de coche infantiles cuentan con la homologación adecuada. El certificado se encuentra en una etiqueta naranja con un número de referencia, el peso que soporta y el símbolo de homologación europea. Consulte los profesionales de Ciudad del Motor para resolver sus dudas sobre los sistemas de retención infantil en los vehículos.

Sillas de coche infantiles

¿Cuáles son las nuevas tecnologías que mejoran la seguridad en la conducción?

Cada vez más, la conducción no está en manos de los conductores, sino en manos de sistemas de seguridad en la conducción que se van incorporando a los vehículos nuevos y que dejan menos margen al error humano. Son sistemas que funcionan como ‘copilotos’, que están pendientes de todo y que, más allá de avisar o alertar al conductor, son capaces de hacer reaccionar el vehículo ante una determinada situación. ¿Cuáles son estas nuevas tecnologías que mejoran la seguridad?

La frenada de emergencia autónoma (AEB)

Es un sistema de seguridad activa más avanzado que el sistema de apoyo a la frenada (BAS), porque es capaz de reducir la velocidad del vehículo sin la intervención del conductor después de detectar, a través de los sensores y los radares, el riesgo de col · sión con un objeto, una persona u otro vehículo. El dispositivo se desactiva cuando el conductor hace alguna maniobra, como pisar el freno o mover el volante.
Es un sistema de seguridad que salva vidas, no hay duda, y en algunos países se están planteando que, a partir del año 2020, sea obligatorio que lo incluyan de serie todos los vehículos.

Ángulos muertos: controlados con el BSM

Otro de los sistemas de seguridad que puede evitar accidentes en carretera es la monitorización de los ángulos muertos (BSM). Este sistema se encarga de enviar señales acústicas y visuales al conductor que el alertan sobre la presencia de elementos o vehículos que se encuentran fuera del ángulo de visión de los retrovisores. En algunos casos, estas señales se manifiestan, precisamente, a través de pictogramas o luces en los mismos retrovisores. En este caso, el sistema lo que hace es alertar al conductor, que es quien tiene la responsabilidad de actuar y reaccionar.

Según un estudio de la Unión Europea, más del 10% de los accidentes en carretera se producen por cambios de carril erráticos debido al ángulo muerto. Es un sistema de seguridad, pues, que no se puede despreciar.

 

No salimos del carril gracias al LKA

El asistente de mantenimiento del carril (LKA) es otra nueva tecnología que mejora la seguridad en la conducción. Es un sistema electrónico que, gracias a unos sensores y unas cámaras, reconoce las líneas del carril por donde circula el coche y, en caso de que éste se desvíe y pise alguna de las líneas de manera involuntaria (es decir, sin accionar el intermitente), actúa sobre la dirección y en corrige la trayectoria. Hace tiempo que funciona, pero cada vez se va perfeccionando más y más.

Las formas que tiene el coche de alertar al conductor sobre el desvío involuntario de la trayectoria son diversos y variados, en función de la marca y el modelo del coche: puede ser una vibración en el volante o el asiento, una señal luminosa, una tirón en el cinturón o un mensaje de voz.

En los sistemas de mantenimiento de carril más avanzados, si el conductor no modifica la dirección después de haber sido alertado y, incluso, ha sacado las manos del volante -que puede pasar en caso desmai-, el vehículo retoma la trayectoria correcta .

 

Fatiga? No, gracias, tenemos el DDD!

Abans que actuïn la frenada d’emergència autònoma, l’alerta del pas de vehicles als angles morts o l’ajuda de manteniment del carril, hi ha un altre sistema electrònic preventiu que és molt útil: el sistema de detecció de fatiga (DDD). Aquest sistema monitoritza el conductor i controla en quin estat està conduint.

El DDD és capaç de reconèixer si la persona que és al volant està cansat o fatigat o si li està venint la son. Hi ha sistemes especialment avançats que, fins i tot, poden reconèixer si el conductor està distret o està mirant cap a una altra banda que no sigui la carretera.

I com s’ho fa el DDD per detectar els signes de fatiga en el conductor? Hi ha dues maneres: a través dels sensors en el volant, que són els primers que es van posar en marxa, o de càmeres de reconeixement facial, un sistema molt més sofisticat.

Sigui quina sigui la manera com la màquina detecta els signes del cansament, aquest sistema és fonamental, i més si recordem que a l’Estat n 20% dels accidents són causats per conductors que s’adormen mentre condueixen.

Sin duda: las nuevas tecnologías mejoran la seguridad

Estos cuatro sistemas de seguridad, basado en la aplicación a los automóviles de las nuevas y últimas tecnologías están contribuyendo a reducir el número de accidentes que tienen que ver con la pérdida de atención y las distracciones.

Como si fueran unos copilotos, siempre atentos, se anticipan a los peligros y ayudan al conductor a mantener una atención constante. Según un estudio de la Fundación Línea Directa del año 2014, estos cuatro sistemas pueden evitar 420 muertes, el 22% de las personas que mueren en accidente cada año.

Si estás pensando en comprarte un vehículo y la seguridad es una prioridad, aquí, en la Ciudad del Motor te podemos explicar todos los detalles sobre las nuevas tecnologías que incluyen los vehículos para mejorar la seguridad.

Enlace al estudio de la Fundación Línea Directa