Climatización del coche

El frío ha llegado de golpe y la calefacción del coche va a todo trapo. Es el momento de daros algunos trucos y consejos para mantener y optimizar la climatización del coche.

No es un tema menor ni anecdótico, porque gracias a la climatización estamos más confortables (especialmente las personas que conducen) y se contribuye a evitar la fatiga y las distracciones. Está demostrado que conducir con un exceso de calor o de frío puede provocar que disminuya nuestra atención. Efectivamente, la adecuada climatización del coche mejora la seguridad vial (recordemos también que la climatización sirve también para desempañar el parabrisas).

Para optimizar el funcionamiento del vehículo, debemos llevarlo a revisión cada cierto tiempo o cada determinado número de kilómetros. Pero, además de estas revisiones periódicas y necesarias que hacemos en un taller mecánico, los mismos propietarios del coches podemos hacer algunas comprobaciones de vez en cuando que contribuirán a mantener en buen estado los componentes del vehículo.

Este es el caso, por ejemplo, del sistema de climatización. Básicamente, debemos tener presentes estos consejos, que más abajo os contamos uno a uno, para mantener el sistema de climatización del coche:

  1. Aunque no lo necesitamos porque encontramos que la temperatura dentro del habitáculo es la adecuada, nos oblicua a poner en marcha cada 15 días el sistema de climatización para garantizar su correcta lubricación. Así nos aseguramos un rendimiento eficaz y reducimos las averías del sistema.
  2. El aire que nos llega al interior del habitáculo debe estar libre de impurezas y bacterias. Casi todos los modelos de vehículos incluyen un filtro de polen que se cambio en las revisiones periódicas del coche que hacemos en el taller mecánico. Hay que asegurarse de que este filtro se va renovando.
  3. Una fuerte olor de humedad o podredumbre nos avisa que algo no va bien, y la tenemos que llevar al taller para que haga una desintoxicación de los conductos y del sistema.

Para mantener en correcto funcionamiento el sistema de climatización, tanto de frío como de calor, y garantizar unas buenas condiciones, es muy importante mantenerlos en buen estado. Es importante no sólo para adecuar una buena temperatura y un ambiente confortable en el conductor, sino que es fundamental, sobre todo, para que un sistema ineficaz o mal conservado y que no funcione bien puede afectar a la fatiga o el malestar del conductor y de los pasajeros. Un hecho, que además, puede provocar distracciones o, incluso, enfermedades respiratorias o afecciones alérgicas (los conductos del aire deben estar limpios de bacterias e impurezas).

La importancia de lubricación de la climatización del coche

Una correcta lubricación de los conductos del sistema de climatización del coche es lo que garantiza que este funcione adecuadamente. Y esto se consigue accionando el climatizador de manera regular, cada 15 días, aproximadamente, aunque no lo necesitamos para que la temperatura ambiental ya nos garantiza el confort. La rutina de accionar el aire acondicionado regularmente nos ayudará a tener un rendimiento eficaz del sistema de climatización y reducir las averías. Podemos accionar el botón del aire acondicionado o poner a temperaturas bajas el climatizador, en función del sistema que tengamos el coche.

El aire de la climatización del coche

Además de garantizarnos una temperatura adecuada, el sistema de climatización nos aporta aire limpio en el interior del vehículo. La calidad del aire que nos entra nos fundamental: el aire debe ser libre de impurezas y bacterias.

El filtro de polen

¿Cómo evitamos que entren las impurezas? A través del filtro de polen, que asegura que no entre polvo ni otras partículas que ensucian el aire y que pueden producir reacciones alérgicas (como el polen o el polvo). Estos filtros se cambian en las revisiones periódicas de los coches. Es imprescindible hacerlo para que las impurezas se quedan retenidas y si no se cambian, pierden toda su función.


No queremos bacterias!

¿Cómo podemos saber si el aire que respiramos puede tener bacterias? La nariz nos lo dirá. Si al accionar el sistema de climatización del coche notamos un olor a humedad o a moho, significa que los conductos hay microorganismos que, por condensación de la humedad en algún rincón del circuito de ventilación, provocan la creación de moho. Así que, si notamos ese olor, conviene llevar el coche al taller para que realicen una limpieza de desintoxicación al sistema de climatización, con algún producto descontaminante. No es una limpieza cualquiera, es mejor que lo hagan los profesionales.

Si tiene cualquier duda sobre cómo mantener y optimizar el sistema de climatización de su coche, los talleres de los concesionarios de la Ciutat del Motor os darán buenos consejos!

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *