Los nuevos fabricantes de coches autónomos

Los nuevos fabricantes de coches autonomos entran con fuerza en la industria y apuntan a una nueva realidad: la automatización

La historia de los reproductores de música cambió el 23 de octubre de 2001. Hasta entonces, marcas como Sony dominaban el mercado gracias a sus reproductores de CD y casetes, pero no supieron anticipar la aparición del iPod. Un fabricante de ordenadores como Apple, de pronto revolucionó la industria musical con un aparato que los consumidores compraron en masa. Los desarrolladores tecnológicos no entienden de fronteras, y, desde hace unos años, han creado un mapa de nuevos fabricantes de coches autónomos.

Algunos de ellos ya han creado y mostrado sus primeros modelos, y muchos apenas han hecho sus primeras aproximaciones. Si en otras entradas hemos visto como la actual disyuntiva por los compradores se sitúa entre la opción del vehículo tradicional o el coche eléctrico, estos nuevos actores del sector del automóvil están acelerando el desarrollo de la industria hacia la autonomía y el aprovechamiento de datos.

FABRICANTES DE COCHES AUTÓNOMOS

Estos son algunos de los nuevos fabricantes que revolucionarán el sector en los próximos años:

Tesla

La compañía de Elon Musk está decidida a cambiar la forma en que entendemos los coches. Desde su salida al mercado, Tesla ha entusiasmado a los amantes de la industria con modelos de coches eléctricos con la estética y con las mismas o mejores características que sus competidores convencionales. Pero más allá de innovar con coches compatibles con todo tipo de cargadores, capaces de acelerar de cero a 100 al mismo ritmo de los mejores Ferrari y de incorporar Internet como nunca se había visto, lo que realmente despierta expectativas sobre la marca es lo que se intuye que puede llegar a hacer en materia de conducción autónoma.

Un ejemplo es la reciente salida del Tesla Model X, que incorpora el emblemático sistema Autoplot de la firma. Esta vez, sin embargo, el coche no sólo es capaz mantener la distancia con el coche de delante a una velocidad fija y en rutas no muy complicadas. La conducción autónoma del Modelo X funciona a pleno rendimiento en carreteras llenas de giros, manteniéndose en el centro del carril y frenando cuando identifica una curvatura demasiado cerrada. De hecho, el vehículo sólo reclama la atención del conductor si no es capaz de identificar algún elemento de la carretera. Eso sí, todavía no hay una legislación que permita utilizar esta función si no es en circuitos cerrados. La tecnología está ahí, pero mejor seguir con las manos sobre el volante para evitar multas.

Uber

Las motivaciones de Uber para entrar en la carrera del vehículo autónomo son claras: ahorrar costes a través de sus pilotos y contar con una flota de vehículos capaz de dar servicio 24 horas al día, siete días a la semana. El propio director ejecutivo de la empresa, Travis Kalanick, ha reconocido recientemente que la empresa se encuentra “en plena reconversión de una compañía de servicios a una de robótica”.

Y no es sólo ciencia ficción. Uber ya ha puesto en marcha su primera partida de coches autónomos en Pittsburg, que tienen la función de recoger datos y detectar posibles errores para mejorar modelos futuros. Eso sí, estos automóviles aún están comandados por un conductor, tanto por motivos de seguridad como alegados.

Google

En 2013, Google sorprendía con la presentación del Firely. El primer coche autónomo de la marca, conocido popularmente como “coche huevo” por su forma. Un vehículo sin volante ni pedales y que llegaba a los 40 kilómetros horas. Adecuado para, por ejemplo, trayectos internos dentro de la propia instalación de la empresa en Silicon Valley.

Aquel invento sufrió una suerte similar a la de las Google Glass y ha desaparecido. Después de este primer intento fallido, la empresa ha decidido reorientar su negocio en el sector del automóvil y dedicarse a lo que mejor sabe hacer: desarrollo de software y gestión de datos.

La nueva marca de Google relacionada con el coche autónomo es Waymo. Centrada en el desarrollo de sistemas para los vehículos. La intención es generar un sistema operativo al estilo de Android que se pueda instalar en varios modelos. Y el buscador ya tiene sus primeros clientes: Honda y Chrysler serán las primeras marcas en incorporar Waymo a sus coches autónomos.

A pesar de la momentánea renuncia de la compañía a fabricar su propio coche autónomo, el 82% de los directivos de marcas clásicas creen que las empresas de Silicon Valley lanzarán su modelo de coche sin piloto en los próximos cuatro años, y nadie descarta en Google .

Apple

La empresa de la manzana presenta una situación similar a la de Google. Según el CEO de la empresa, Tim Cook, el interés de Apple está en el desarrollo de un sistema de conducción autónoma, más que en un vehículo en sí mismo. Y tampoco nadie se lo cree al 100%.

De momento, la empresa se centra en el Proyecto Titán, que consiste en la aplicación de su sistema de conducción autónoma, conocido como Paila, en tres vehículos Lexus adaptados y que podrán circular por las carreteras de California para realizar sus pruebas.

Descubre cómo extraer todo el potencial tecnológico de tu próximo vehículo con los profesionales de Ciutat del Motor.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *