Hoy en día nos encontramos ante una encruzijada, que tiene aspecto de ser algo mucho más importante que eso, se trata de un punto en el mundo de la historia del motor, que puede desterrar por completo a los vehículos que se han venido utilizando durante más de 100 años de historia. Las grandes marcas que comercializan a través de concesionarios de coches en Badalona y en diferentes ciudades sus vehículos se están poniendo al día ofreciendo coches eléctricos, porque todos están viendo como poco a poco la tendencia del mercado parece apuntar a que este tipo de vehículos terminarán por imponerse a los vehículos que se alimentan de combustibles fósiles tradicionales, como la gasolina o el diésel.

El camino ya ha comenzado, en los concesionarios oficiales en Badalona y en muchas ciudades del mundo se hacen comentarios y preguntas, sobre cómo funcionan los vehículos eléctricos, si su mantenimiento es más caro, si dan más problemas. La gente ya no tiene reparo en preguntar, porque la mentalidad de muchas personas ya ha cambiado. Ahora sí que están valorando realmente comprarse un vehículo eléctrico. Las noticias son muy favorables y positivas y parece que hemos llegado a un punto en el que son una realidad palpable. Vamos a analizar las claves de la polémica para poder tener una perspectiva mejor y poder responder a la cuestión planteada en el título de este artículo.

coches electricos

 

¿Es ahora el momento?

El grado de desarrollo del vehículo eléctrico, capitaneado por el fabricante norteamericano Tesla, pero seguido muy de cerca por los grandes del sector como Ford, Audi, Volkswagen, Mercedes y prácticamente todas los fabricantes de vehículos, es muy alto. Los coches eléctricos son una realidad que tiene una autonomía casi tan grande como los vehículos propulsados por gasolina o diésel. Además, la infraestructura de recarga posibilita que los vehículos eléctricos ya no sean un engorro, sino que son una auténtica solución.

 

Conciencia medioambiental

Otra de las claves parece ser el alto grado de concienciación medioambiental que tiene nuestra sociedad. Si hace tan solo 10 años no nos preocupábamos en exceso por el cambio climático, hoy en día es un problema más del que hemos tomado conciencia y al que a todos nos gustaría aportar nuestro granito de arena. Sabemos, porque los datos están ahí, que los vehículos propulsados por combustibles tradicionales como la gasolina o el diésel, a pesar de ser una herramienta indispensable para nuestro estilo de vida moderno, también son un agente que termina por aportar algo de forma negativa al cambio climático.

Los vehículos eléctricos tratan de aportar su granito de arena con un consumo que en teoría debería ser más responsable que el que ahora mismo estamos haciendo.

 

El ahorro de la electricidad

Otra de las claves del triunfo del vehículo eléctrico es el teórico ahorro que proponen. Tenemos que tener en cuenta que un vehículo eléctrico se puede recargar en casa, y para ello podemos utilizar una tarifa eléctrica reducida, que nos permita cargar nuestro vehículo por las noches a bajo precio. Si nos aprovechamos de esta realidad vamos a poder darle combustible a nuestro vehículo a un precio muy bajo.

La otra clave de este ahorro está en la transición energética que muchos piensan que podremos hacer, hacia un modelo en el que las viviendas se alimentarán con energías renovables, como por ejemplo la solar. En este sentido hay que considerar que podríamos obtener toda nuestra energía del Sol, con el único coste de la instalación que hayamos tenido que realizar para poder aprovechar los rayos solares y transformarlos en energía tanto para nuestra casa como para nuestro coche.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *