Cómo cambiar una rueda de coche

Verano, estación del año en la que miles de personas se suben a su coche y recorren cientos de kilómetros hasta su destino de vacaciones.

Antes de iniciar este viaje hay que tener varias cosas en cuenta, lo primero es asegurarse de que nuestro coche se encuentra en unas condiciones de viaje óptimas para evitar sufrir algún tipo de percance o accidente por el camino.

Una de las partes en las que más hay que centrarse es en las ruedas del coche, las altas temperaturas y las largas horas de viaje pueden hacer que se desgasten en exceso, lo cual puede repercutir en motivos de seguridad tanto para nosotros como para el resto de usuarios de la vía.

Lo mejor que podemos hacer es llevarlo a un taller de confianza para que las revisen, como en cualquier de los concesionarios oficiales de la Ciutat del Motor, en el Polígon Les Guixeres de Badalona. Aunque, si nos atrevemos a cambiarlas por nosotros mismos, queremos daros algunos consejos de cómo hacerlo de la forma adecuada, qué se necesita y los motivos de seguridad para realizarlo correctamente. Empecemos.

Pasos para cambiar las ruedas del coche

Detenernos en un lugar seguro

Si notamos un pinchazo o si sabemos que algo no va bien, debemos apartarnos de la carretera lo antes posible hasta que podamos detenernos sin ser una molestia para el resto de usuarios. Si podemos hacerlo sobre un terreno liso y firme, mejor. Una vez pongamos el freno de mano y apaguemos el motor, haremos uso del chaleco reflectante antes de salir del coche y colocaremos los triángulos de señalización tanto por delante como por detrás. Recuerda que deben de ser visibles al menos a 100 metros. ¡Ten cuidado con el tráfico durante el proceso!

En caso de que este problema lo tengamos por la noche, también deberemos dejar el alumbrado del coche y las luces de emergencia. Si crees que no vas a poder realizarlo por ti mismo o no has podido estacionar en una zona apartada, llama a los servicios de asistencia en carretera.

Empezando el trabajo

Una vez localizadas las herramientas que vamos a necesitar: rueda de repuesto, gato, llave y tornillos, lo primero que debemos hacer es aflojar las tuercas de la rueda que vamos a cambiar antes de ayudarnos con el gato para levantar un poco el coche. Si nuestra rueda también tiene tapacubos, debemos retirarlo.

Retirando la rueda

Cuando ya tengamos todo listo, nos apoyaremos con el gato para levantar el coche y hacer que la rueda que vamos a cambiar se eleve hasta que no roce el suelo. Será entonces cuando retiraremos los tornillos y procederemos a retirar la rueda.

Un consejo es que podemos colocarla debajo de nuestro coche, junto al gato, de este modo si por cualquier motivo el gato fallase, sería la misma rueda la que actuaría a modo de colchón y evitaría que nuestro coche sufra daños, e incluso nosotros mismos.

Colocando la rueda de repuesto

Una vez colocada la rueda de repuesto correctamente, nos aseguraremos de que está bien encajada, será entonces cuando pondremos los tornillos y los apretaremos con la mano todo lo que podamos.

Apretando tornillos

El siguiente paso es utilizar el gato para que la rueda vuelva a estar en su posición original. Ya podemos retirar el gato y colocar los tornillos con la llave en sus sitios a la vez que nos aseguramos de que están bien apretados.

Otro consejo que podemos daros es que, cuando vuelvas a retomar tu viaje, pares en la primera gasolinera que veas para asegurarte de que la presión de este neumático es la adecuada, de lo contrario, podrías sufrir algún tipo de accidente.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *