Puesta a punto de tu coche

En verano vas a hacer un viaje largo con tu familia o con amigos para irte de vacaciones, por lo que la puesta a punto del coche es fundamental. Seguro que no quieres quedarte “tirado” en un lado de la carretera a 40 grados, y eso se consigue revisando el automóvil.

La puesta a punto de un coche gasolina o diésel no cuesta demasiado dinero, y lo cierto es que estará bien invertido, ya que nos ahorrará más de un disgusto.

Revisar el sistema de refrigeración

Si preguntas cuánto cuesta una puesta a punto de un coche, quizá te pueda parecer cara, pero es más cara no hacerla, puesto que un fallo en el sistema de refrigeración suele terminar con el vehículo en el desguace con el motor destrozado.

Durante los meses del estío los coches sufren mucho, en especial cuando vamos circulando a bajas velocidades, como ocurre en los atascos veraniegos o en la ciudad, momento en el que notas que el ventilador se enciende con regularidad.

Así, en el taller te tienen que mirar el nivel del líquido de refrigeración, realizar una inspección ocular con el fin de ver si hay fugas, sustituir el líquido si hace tiempo que no lo haces, y comprobar si procede o no el cambio de la bomba del agua.

Esta bomba es muy importante y es la que consigue que el refrigerante circule por el circuito, así que si se rompe el coche se calentará con el desastre que eso supone, tanto que casi siempre lo mejor será optar por la compra de un automóvil nuevo.

Cambiar aceite y filtro

Otro punto en el que hay que fijarse es en el aceite y el filtro. Se mira cuánto hace que se cambió, el nivel y si hay alguna fuga.

Este aceite es el que impide que los metales del motor se toquen unos con otros provocando fricciones, algo que siempre es desastroso para tu bolsillo, y lo mejor es ponerlo nuevo si se acercan ya los km a los que hay que realizar el cambio, sin olvidar el filtro nuevo, ya que apenas suma unos euros a la factura de la puesta a punto de un coche.

Cuanto más viejo sea el vehículo más debes adelantar esta operación, así que si el tuyo ya tiene muchos km lo mejor es que hagas el cambio antes de salir de viaje.

Mirar cómo están los neumáticos

Uno de los puntos más importantes de un automóvil son los neumáticos, pues son los que lo mantienen pegado al asfalto, así que tu seguridad depende de ellos.

Conviene mirar el dibujo, comprobar las presiones en frío y que un mecánico los vea. Esto se debe a que a veces parecen perfectos, pero cuando suben nuestro coche al elevador los mecánicos se dan cuenta de que ya no están redondos, tienen pequeños bultos o que incluso pueden estar cristalizados.

Ante la menor duda hay que ponerlos nuevos, al menos en las ruedas de la dirección, que son las que guían al coche en todo momento y que no pueden fallar.

¿Funcionan las luces?

Las luces son tan importantes tanto a la hora de ver como para ser vistos, de manera que es algo que tienes que revisar. Lo puedes hacer en casa con la ayuda de alguien más, pues mientras uno está dentro del coche, el otro se sitúa fuera con el fin de ver si se encienden.

Todas tienen que funcionar y es frecuente que haya alguna fundida, momento en el que habrá que cambiarla si son halógenas y son accesibles, lo que no suele ser lo más usual.

Aprovechando la visita al taller si tienes que cambiar alguna luz, puedes mirar si las delanteras están a la altura correcta y regularlas si no van en su sitio.

Pon unos limpiaparabrisas nuevos

Nunca se repara en los limpiaparabrisas, mucho menos en verano, pero lo cierto es que durante las vacaciones te puedes encontrar con tormentas, las cuales te darán más de un susto si los limpiaparabrisas no pasan por su mejor momento.

Si están muy deteriorados, no te van a dejar ver bien, y puede darse el caso de que la goma se rompa quedándote sin la posibilidad de ver, momento en el que tendrás que hacer una maniobra peligrosa para apartarte de la circulación.

Se trata de una de las partes de la puesta a punto de un coche más económicas y que puedes llevar a cabo tú en un momento, debido a que es muy fácil realizar el cambio.

¿El climatizador enfría bien?

No quieres que el climatizador deje de enfriar mientras estás en un viaje a las cuatro de la tarde en agosto, de manera que otro de los puntos del coche a revisar es el climatizador, y en concreto el circuito del aire acondicionado.

Lo principal es que en un taller autorizado miren si tiene la carga de gas correcta, si el aire sale frío de verdad y si hay fugas en el circuito.

La puesta a punto de un coche es algo muy importante y que mucha gente va dejando pasar hasta que llega el momento del incidente. Por este motivo, te recomendamos que siempre antes de un viaje largo revises el coche en uno de nuestros concesionarios de la Ciutat del Motor, con tal de que solo tengas que preocuparte de disfrutar de tus vacaciones

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.