Manteniment cotxe hivern

Todos los propietarios de vehículos sabemos que cuando llega el invierno llega una de las épocas más exigentes del año para nuestros coches. Tenemos que tener en cuenta, que las bajas temperaturas, la lluvia, la nieve y la humedad propia del invierno son seguramente las peores condiciones climatológicas que pueden darse para el mantenimiento de un coche. Por eso es importante extremar las precauciones y realizar un mantenimiento adecuado de nuestro coche si queremos poder utilizarlo sin problemas durante el invierno, y que se encuentre en buenas condiciones cuando lleguen la primavera y el verano.

Vamos a echarle un vistazo a una serie de consejos elementales para poder mantener nuestro coche en invierno, sin complicaciones y con un presupuesto bajo. En los concesionarios oficiales en Badalona encontraremos profesionales que nos podrán ayudar a poner nuestro coche a punto sin problemas.

 

Revisa los neumáticos

Los neumáticos son la parte clave de nuestro vehículo. Sobre las ruedas recae todo el peso del automóvil y son el elemento que nos permite circular. Es importante revisar bien los neumáticos en invierno, tanto su presión, que podemos revisar cómodamente en prácticamente cualquier gasolinera, como el nivel de desgaste de los mismos. Unos neumáticos que se encuentren muy desgastados, en malas condiciones, pueden resultar muy peligrosos en invierno.

Las condiciones climatológicas hacen que sea más necesario que nunca, que nuestros neumáticos tengan toda la capacidad de agarre y resistencia que deberían tener, así que revísalos de forma frecuente en invierno para evitar complicaciones.

 

Presta atención al líquido anticongelante

Hay que tener en cuenta que durante el invierno se suelen disparar los consumos de diferentes líquidos vitales para nuestros vehículos. Uno de ellos es el líquido anticongelante. Tenemos que revisarlo siempre, pero sobre todo si tenemos un vehículo que tiene 6 años o más, ya que es más que probable que su consumo comience a resultar algo mayor que en un coche nuevo.

Podemos encontrar líquido anticongelante en cualquier gasolinera, así que tan solo tendremos que revisar antes de salir de casa el nivel en el depósito correspondiente, y rellenar en caso de que sea necesario con el líquido correspondiente. Hay diferentes tipos de líquidos para satisfacer las necesidades de los climas más exigentes.

 

Tu batería sufrirá en invierno

Las baterías son uno de los elementos que más sufren durante el invierno. A pesar de que noramlmente no nos demos cuenta, es más que probable que si nos encontramos en alguna zona en la que nieve y las temperaturas sean muy bajas durante el invierno. Si nuestra batería ya tiene unos años y no arrancamos el vehículo durante algún tiempo en invierno, es más que probable que termine por descargarse por completo e incluso tendremos que hacernos con una nueva.

Lo mejor es trata de arrancar el coche todos los días y dejarlo un rato encendido a pesar de que no vayamos a circular con él, en caso de que nos encontremos en una zona climatológicamente adversa.

 

El aire acondicionado es importante

Tenemos que tener en cuenta, que el aire acondicionado no solo es fundamental en verano, para aliviarnos de las altas temperaturas, sin que en invierno también resultará clave para poder calentar el habitáculo en caso de que sea necesario. Tenemos que considerar, que debido a la diferencia entre la baja temperatura exterior, y la más alta temperatura interior del coche, normalmente se empañará el vehículo, por lo que tener nuestro aire acondicionado listo para solucionar esta situación y poder ver correctamente es clave.

Revisar la carga del aire acondicionado, tanto en invierno como en verano es fundamental ya que de forma más que probable terminemos por necesitarlo en ambas épocas del año para poder circular con nuestro coche.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *