Com rendibilitzar el cotxe

En la actualidad, la DGT contabiliza 32 millones de coches en propiedad en todo el estado. Una cifra propia de un país en el que es habitual que en cada casa haya entre uno y dos vehículos. La tendencia, sin embargo, es que en el futuro haya más opciones que favorecen la aparición de alternativas para abaratar o facilitar la adquisición de automóviles.

En esta entrada revisamos cuatro modelos que nos permitirán tener acceso a un coche nuevo y al mismo tiempo financiar o reducir el precio de adquisición.

Leasing

El Leasing es una opción bien conocida por los comerciales, pero que cada vez más se está extendiendo entre todo tipo de usuarios. Quien no quisiera estrenar coche cada año? Esto es precisamente lo que ofrece esta modalidad de “propiedad”: contar con la posibilidad de cambiar de vehículo cada cierto tiempo y, así, evitar los costes derivados de su desgaste.

La fórmula de Leasing más habitual se inicia con el pago de una entrada, menor de la que se suele dejar en la compra de un vehículo. A partir de este primer pago, el cliente y el concesionario / marca establecen tanto un pago anual por el servicio como el periodo de tiempo durante el que será válido el acuerdo, que no suele ser superior a los tres años.

Una vez alcanzado el límite establecido, el cliente tiene tres opciones: abandonar el servicio y, simplemente, dejar de pagar; asumir la compra del vehículo pagando la parte restante; y, finalmente, sustituir el coche por uno nuevo y renovar el acuerdo.

De este modo, el usuario tiene un acceso continuo a un vehículo, pero sin tener que asumir, si no lo quiere, los costes de una compra o del mantenimiento que cualquier coche lleva con el paso del tiempo.

Carpooling

El conductor informa sobre sus rutas y ofrece las plazas que tiene disponibles en el vehículo para compartir el trayecto con otras personas.

Hay una diferencia sustancial respecto a todo el resto de servicios: en este caso, la empresa proveedora del servicio no necesita de una flota de vehículos a disposición de sus usuarios. Simplemente requiere de conductores dispuestos a ofrecer su coche a cambio de compartir gastos.

La empresa proveedora de este servicio en España es, sin duda, BlaBlaCar. Con más de tres millones de usuarios, la compañía ofrece un sistema que copia alguna de las virtudes de las redes sociales, como la interacción de los usuarios y la posibilidad tanto de valorar a conductores y acompañados, para evitar así sorpresas no deseadas.

Carsharing

Ofrece un sistema de funcionamiento muy similar al de servicios como el Bicing en Barcelona. Es decir, un modelo de abono por el que los usuarios pueden utilizar los vehículos. Los coches se encuentran en plazas de aparcamiento habilitadas por la ciudad y, al final de su utilización, simplemente tendremos que liberar.

Encontramos servicios Carsharing en ciudades como París, Amsterdam, Berlín y por toda la geografía estadounidense. Su implementación suele ser un éxito. El servicio Halo Berlín, por ejemplo, consiguió más de 2.000 abonados antes incluso de su lanzamiento.

Los puntos fuertes de este servicio -más allá de la flexibilidad en la utilización del coche- son unas tarifas muy competitivas, de 29 céntimos por minuto en la capital alemana, y la promoción de la movilidad eléctrica, ya que la mayor parte de los proveedores ofrecen esta modalidad de vehículos.

Aparte de las empresas con acuerdos municipales, las propias marcas están empezando a apostar por el ofrecimiento de pequeñas flotas de coches eléctricos con el mismo sistema de abonos.

Alquiler

Si somos propietarios de un coche que utilizamos poco, por ejemplo entre semana o bien a la inversa, los fines de semana, podemos ponernos en contacto con empresas privadas y apps, como por ejemplo SocialCar, y liberar nuestro coche tantas veces como lo necesitamos, consiguiendo así unos ingresos extras. Estas empresas facilitan todos los trámites para que la relación entre los usuarios sea la más sencilla posible.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *