Comprar coche segunda mano

Comprar un coche es una inversión importante para la economía de cualquier familia. Al desembolso económico inicial se le suma el riesgo de adquirir un coche con averías recurrentes o encontrarnos con que no obtenemos el resultado esperado. Además, por si no fuera poco, ha de tenerse en cuenta que es un bien que no se revaloriza, al contrario, pierde valor cada día que pasa.

Por todo ello, comprar un coche de segunda mano puede ser una opción que alivie un poco la inversión. Actualmente, en el mercado de segunda mano pueden encontrarse grandes oportunidades, coches casi nuevos a precios inmejorables, sin embargo, esta compra aumenta el riesgo de encontrarnos con defectos o vicios ocultos inesperados, ya que no sólo nos enfrentamos a la calidad y fiabilidad de la marca y el modelo que adquiramos, sino al cuidado que haya recibido el vehículo antes de llegar a nuestras manos.

Estas dudas y un cierto grado de desconfianza son habituales y comunes entre los compradores de coches de segunda mano. Para intentar despejarlas, vamos a analizar qué incluye la garantía de un coche de segunda mano.

¿Qué garantía tengo al comprar un coche de segunda mano?

Para saber qué cubre la garantía de un coche de segunda mano, es crucial hacer una distinción entre las transacciones entre particulares y la compra de vehículos de ocasión o kilómetro cero en concesionario oficial.

Compraventa de vehículos entre particulares

Aunque a priori una transacción entre particulares puede parecer más ventajosa, ya que el precio suele ser inferior, ha de tenerse muy en cuenta que en estos casos estamos ante una compraventa civil, es decir, que no existe una obligación de establecer una garantía. Si bien es cierto que, aunque no exista una obligación legal, la garantía puede ser acordada en el contrato de compraventa, siempre que se recoja expresamente. Ten en cuenta que, en estos casos, la redacción deberá ser muy detallada y muy específica para evitar discrepancias futuras en relación a la interpretación.

No obstante, la única obligación legal que afecta al particular que vende su coche es la responsabilidad por vicios ocultos, cuyo alcance es de 6 meses y que supone que responderá por aquellos defectos que no fuesen apreciables a simple vista y que, de haber sido conocidos antes de la formalización de la compraventa, hubiesen cambiado o la decisión de compra o el precio de la transacción. No obstante, para hacer valer esta responsabilidad es muy probable que tengas que acudir a un proceso judicial y será sobre ti sobre quien recaiga la obligación de probar que el defecto alegado surgió con anterioridad a la compra.

Ventajas de comprar un vehículo de ocasión en un concesionario oficial

Cuando adquirimos un vehículo de ocasión o de kilómetro cero en un concesionario oficial, realizamos una operación mercantil. En tales supuestos, la garantía para bienes de segunda mano es obligatoria y tiene una extensión de un año. De acuerdo con esto, el vendedor será responsable de las cualidades y del estado del coche que enajena, debiendo reparar las averías ocultas que aparezcan en el primer año, o bien, devolver el importe de la venta o sustituir el vehículo por otro de iguales características.

Ahora que ya sabes a qué te expones al comprar un vehículo a un particular, sé muy precavido, verifica tu compra y no asumas ningún riesgo que no estés dispuesto a soportar. Piensa que lo que en un primer momento te puede parecer un ahorro, puede suponer no sólo una inversión mayor de la prevista, sino también algún quebradero de cabeza.

Estos son algunos de los coches de ocasión y kilómetro 0 que encontrarás en los diferentes concesionarios oficiales que forman parte de la Ciutat del Motor de Badalona.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *