cambiar las pastillas de freno

Es probable que muchos de nosotros nos hayamos preguntado alguna vez cuándo debemos cambiar las pastillas de freno de nuestro coche. Este componente es fundamental para poder garantizar la seguridad cuando circulamos en carretera, ya que su función principal es la de reducir la velocidad del vehículo.

Por ello, es recomendable proceder a su sustitución cuando estas no se encuentren en condiciones óptimas, sobre todo si conducimos por carreteras o autopistas donde alcancemos velocidades elevadas, como sucede, por ejemplo, por Barcelona, así como toda su red metropolitana.

Por qué debemos cambiar las pastillas de freno

Las pastillas de freno, al igual que cualquier componente del coche, necesitan ser reemplazado cuando no cumple su función de una forma correcta. Una de las primeras premisas para proceder a su sustitución es por el desgaste de las mismas, lo que provocará que el coche no reduzca la velocidad de forma correcta, aumentando de forma importante las posibilidades de sufrir un accidente cuando estamos conduciendo por carretera. Esto implica que la distancia de frenado que necesitaremos para aminorar la marcha del vehículo será mucho mayor, lo que puede conllevar una serie de problemas que no deben pasarse por alto.

Otra de las circunstancias que puede llevarnos a cambiar las pastillas de freno es el hecho de que si se realiza un buen mantenimiento de las mismas, puede evitarnos en gran medida tener que sustituir los discos de freno, puesto que si las pastillas de freno sufren el desgaste hasta la zona metálica, es posible que los discos de freno se vean también afectados.

Cuándo debemos cambiarlas

Unas de las preguntas más frecuentes que nos hacemos cualquier conductor es la siguiente: ¿cada cuánto se cambian las pastillas de freno? Lo cierto es que no existe una respuesta uniforme al hecho de cuándo cambiar las pastillas de freno, aunque existen unos indicadores que pueden ayudarnos a saber el momento idóneo.

  • Cuando se hayan recorrido con el coche alrededor de 10 000 kilómetros.
  • Cuando salta el chivato en el navegador indicando la necesidad de proceder a su cambio.
  • Si las pastillas “chirrían” en exceso al realizar la frenada, puede suponer que el desgaste de las mismas es bastante elevado.

Pasos para cambiar las pastillas de freno

Cuando nos percatamos de que las pastillas de freno no funcionan correctamente, es totalmente recomendable acudir a un taller especializado para que revisen el estado actual de las mismas, y de esa forma obtener una información más segura al respecto.

Para cambiar las pastillas de freno se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Elevar el coche y proceder a quitar las ruedas.
  2. Extraer las correspondientes pastillas de freno.
  3. Colocar las nuevas pastillas de freno.
  4. Montaje de las ruedas.
  5. Una vez colocadas las nuevas pastillas de freno hay que bombear el freno para que los pistones se coloquen a la distancia correcta de las propias pastillas de freno.

 

En definitiva, las pastillas de freno cumplen una función primordial en el sistema de frenado del coche, por lo que el buen estado de las mismas es fundamental. En el caso de que estas no funcionen correctamente es aconsejable ponerse en manos de un profesional cualificado y proceder a su sustitución.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *