Teníamos preparado este artículos para principios de primavera, esta primavera que el covid19 no nos ha dejado disfrutar. De todas formas, hemos decidido publicarlo tal cual lo habíamos escrito.

A partir del 21 de marzo, es primavera! Dejamos atrás los fríos polares y nos dejamos acariciar la piel por los rayos de sol que calientan pero no queman. Es hora de salir de la madriguera, como la marmota, ir a ver mundo! Un mundo que nos espera con deshielo de las nieves en las montañas, la eclosión de flores en los campos de árboles frutales, los pámpanos verdes en los viñedos, los tallos crecidos en los campos de cereal y las aves que van y vienen y que se terminan los humedales a descansar. Son momentos imprescindibles que os invitamos a vivir con estas 5 escapadas en coche para dar la bienvenida a la primavera. Vamos!

Campos de cereales alrededor de Granyena, a la Segarra - Àngela Llop

Campos de cereales alrededor de Granyena, a la Segarra – Àngela Llop

Campos de cereal a la primavera, cerca de Tarroja de Segarra - Àngela Llop

Campos de cereal a la primavera, cerca de Tarroja de Segarra – Àngela Llop

El espectáculo de la floración en la Ribera de Ebro y el Segrià

Uno de los momentos más esperados del año para los amantes de los colores es la floración de los árboles frutales, que se produce en marzo, casi al unísono. Dos de los mejores lugares donde disfrutar de este espectáculo son la Ribera del Ebro y el Segrià, por las grandes extensiones de campos de árboles frutales que hay, gracias a las tierras fértiles que riegan el Ebro y el Segre.

De repente, entre marzo y abril, la Ribera del Ebro y el Segrià se visten de gala y lucen sus mejores colores: el rosa intenso de los melocotoneros y el rosa pálido, casi blanco, los cerezos. Cada vez son más las personas que disfrutan de la llegada de la primavera entre estas grandes extensiones de campos de frutales, y por eso ya se ha acuñado el término ‘fruiturismo’. Municipios como Aitona, Miravet y Tivissa, entre otros, organizan visitas y rutas en los campos, que se convierten durante unos días alfombras llenas de color.

La floración de los melocotoneros a Benissanet - Àngela Llop

La floración de los melocotoneros a Benissanet – Àngela Llop

Campos de árboles frutales floridos a Aitona, al Segrià - Abel Cerezuela Sanjulián

Campos de árboles frutales floridos a Aitona, al Segrià – Abel Cerezuela Sanjulián

Las flores de un cerezo - Joanbanjo

Las flores de un cerezo – Joanbanjo

El deshielo en Aigüestortes y Lago de San Mauricio

Otra escapada en coche para dar la bienvenida a la primavera se puede hacer en el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio. Las dos puertas de entrada principales a este paraíso de la naturaleza son Boí, en la Alta Ribagorça, y Espot, en el Pallars Sobirà. Aquí encontrará aparcamientos habilitados para dejar el coche (no se permite la entrada de vehículos privados a los dominios del parque) y acceder a las maravillas naturales y paisajísticas de este precioso rincón del mundo o bien a pie o bien contratando un taxi todo terreno.

El lago de Ratera, en el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio - Mikipons

El lago de Ratera, en el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio – Mikipons

Nos esperan prados salpicados de flores de todos colores, ríos juguetones que se atreven con todos los saltos, bosques espesos de pinos y robles y, sobre todo, bellos caminos que nos permiten disfrutar de este vergel salvaje.

Cuando la primavera esté consolidada, florecerán partes los lirios, las orquídeas, las gencianas y los rododendros. Estad atentos si subís hasta los estanques de San Mauricio o de Ratera, o si sorteáis gracias a las pasarelas el recorrido caprichoso de Aigüestortes.

El lago de San Mauricio - Diliff

El lago de San Mauricio – Diliff

Castillos de leyenda entre un mar de campos verdes

Si os digo la Segarra, seguro que te vienen a la cabeza dos cosas: castillos y campos de cereal. Efectivamente, en esta página de interior de paisajes ondulantes los campos de cereal se visten de verde con la primavera. Es un espectáculo imprescindible si se quiere vivir uno de esos momentos estallidos del año.

Este manto verde rodea núcleos y monumentos. Hay un patrimonio histórico en la Segarra impresionante, formado por castillos, torres, villas cerradas, santuarios … Puede viajar a la Edad Media si visitas Montfalcó Murallat y los castillos de Concabella, Florejacs, Pallargues, las Sitges … la mayoría se pueden visitar por dentro, y vale la pena!

Castillo de Subirats, en el Penedès - Àngela Llop

Castillo de Subirats, en el Penedès – Àngela Llop

El vuelo de los pájaros, los humedales del Empordà

En primavera, los pájaros se mueven. Es la época en que muchas especies migran entre África y Europa, y los humedales del Empordà son un lugar ideal donde hacer una parada: hay agua medio dulce y medio salada, buenos alimentos y una temperatura ideal!

El estanque del Cortalet es uno de los rincones más emblemáticos del Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà - Mikipons

El estanque del Cortalet es uno de los rincones más emblemáticos del Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà – Mikipons

Estos pájaros conviven durante una temporada con los que viven todo el año en el Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà. Sea como sea, no olvide llevar unos buenos prismáticos, porque así disfrutarás más de las más de 300 especies de pájaros que pueden encontrar. Algunos de los más emblemáticos son el flamenco, pero también encontrará la cigüeña (que son el emblema del parque natural), la garza real, la cigüeña negra (más rara que la blanca), la polla de agua, el ratonero, el cernícalo … No acabaríamos nunca la lista!

Diferentes caminos señalizados le permitirán adentrarse por este paraíso de los pájaros, y como es un terreno plano, las rutas no tienen ningún tipo de dificultad.

Los estanques del Matà, los humedales del Empordà - Mikipons

Los estanques del Matà, los humedales del Empordà – Mikipons

Los pámpanos de los viñedos se abren al sol

Sí, el paisaje de viñedos también es precioso en primavera. Los pámpanos de las cepas se van haciendo mayores y cogen un verde intenso que da color al entorno y en nuestra mirada. Y nos anuncian que pronto, muy pronto, crecerán racimos de uva ufanos que nos regalarán su néctar para que lo convirtamos en vino.

El Penedès (Alt y Baix) es una zona ideal para adentrarse en paisajes infinitos y rebosantes de viña, un cultivo ancestral que llegó a nuestra casa gracias a los griegos, que se instalaron en Empúries en el siglo VI aC.

Paisaje de primavera en el Penedès - Àngela Llop

Paisaje de primavera en el Penedès – Àngela Llop

Visite los pequeños pueblos de Torrelles de Foix, Sant Pere de Riudebitlles o Sant Jaume dels Domenys para dejaros envolver por los preciosos campos de viñedos. Son paisajes ordenados donde nos maravilla comprobar que la colaboración entre la naturaleza y la mano del hombre es posible y respetuosa.

Campos de viña en Torrelles de Foix, en el Penedès - Àngela Llop

Campos de viña en Torrelles de Foix, en el Penedès – Àngela Llop

Más escapadas de naturaleza

Si os ha gustado esta escapada en coche de naturaleza, también os gustarán la escapada en coche en la Alta Ribagorça, la escapada en coche por Miravet y la riba del Ebro, la escapada en coche en los castillos de Anoia, la escapada en coche en el valle de Lord, la escapada en coche en el valle de Camprodon, la escapada en cotxe en el valle de Cardós y la escapada en coche por las montañas de Prades.

Los consejos que debes tener en cuenta

Recuerde que si hace una salida más larga de lo habitual, preparar bien el coche. En la Ciudad del Motor de Badalona encontrará todos los concesionarios para mantener su coche a punto!

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *