Llegamos a Vielha por la N-230 después de haber atravesado la Ribagorça, un trayecto que nos ha dejado boquiabiertos con sus paisajes de alta montaña increíbles. El preludio de una escapada en coche que nos adentrará en uno de los rincones más emblemáticos del Valle de Aran, el municipio de Salardú, con sus pueblos de casas de piedra enmarcados por los picos nevados. ¡No se puede pedir más!

Escapada cotxe Salardú

El paseo dera Libertad, en Vielha. Créditos: Alberto-g-rovi.

 

Un trayecto impresionante

Desde Vielha, que aprovechamos para visitar, cogemos la carretera C-28 en dirección a Salardú. Además de ser un pueblo muy lindo, al pie del Pla de Beret, Salardú es el núcleo principal del municipio del mismo nombre, un municipio grande en extensión, que abarca otros núcleos como los de Arties, Unha y Bagergue. Nos detendremos en todos para disfrutar de la nieve y los paisajes nevados. De todos modos, esta escapada en coche a Salardú se puede hacer también en primavera, verano y otoño: todas las estaciones son encantadoras en parajes de postal como estos, surcados por el Garona.

 

Arties, la primera parada de la escapada en coche a Salardú

Nos detenemos en Arties porque ahí hay la iglesia de Santa María, el emblema del románico aranés. Antes de entrar ya nos fijamos en la portada encarada al norte. Es la más importante de las dos, y está formada por seis arquivoltas austeras y sólidas. Y el campanario, el pie de la iglesia, se levanta altivo con su cubierta piramidal, negra, como si fuera el sombrero gigante de una bruja.

Escapada cotxe Salardú

La iglesia de Santa Maria de Arties. Créditos: Alberto-g-rovi.

 

¡Hacia Salardú!

Continuamos la escapada en coche y llegamos a Salardú. El centro neurálgico es la plaza Mayor, con una bonita fuente decimonónica. Un paseo por las calles del casco antiguo de Salardú nos dejará embobados. Parecerá que estamos en un pueblo de cuento.

Escapada cotxe Salardú

El pueblo de Salardú, con nieve. Créditos: Alberto-g-rovi.

La iglesia de San Andrés preside el conjunto. Situada en la parte alta de la ciudad, destaca en una bonita plaza cerrada por un muro. Es un edificio de transición: la puerta es románica y algunas ventanas, góticas. Tendremos que levantar la mirada bien arriba para ver entero el campanario: es uno de los más soberbios del Valle de Aran. Es realmente esbelto, y está provisto con saeteras que le dan un aire guerrero.

Escapada cotxe Salardú

El imponente campanario de Sant Andreu de Salardú. Créditos: Alberto-g-rovi.

Dentro de la iglesia nos fijamos en el famoso Cristo de Salardú, una talla románica de finales del siglo XII de gran valor artístico.

 

s pueblos de postal: Unha y Bagergue

Desde Salardú nos dirigimos a dos pueblos de postal: Unha y Bagergue. Al pie del pui de Unha, el pequeño núcleo atesora uno de los edificios civiles más interesantes del valle, Lo Brastet, una antigua casa señorial del siglo XVI, fortificada y con ventanas y portales renacentistas.

Escapada cotxe Salardú

El pueblo de Unha, en el pie del pui de Unha. Créditos: Alberto-g-rovi.

En el otro extremo del núcleo vale la pena visitar también la iglesia de Santa Eulalia, románica y pequeñita. En un lado se levanta el campanario, independiente, del siglo XVIII y octogonal y un peculiar acabado en forma de bulbo, que le da un aire oriental, realmente exótico en esta región.

Bagergue es el pueblo más alto de todo el Valle de Aran, a 1.419 m de altitud. Del núcleo, con casas cubiertas con los característicos tejados de pizarra, destaca la iglesia de San Félix, una linda iglesia que encaja a la perfección en este pueblo de pesebre que estamos visitando. Pasear por sus calles sorprende también por las hermosas casas que hay, como la Casa Menginat.

Escapada cotxe Salardú.

Una panorámica del pueblo de Bagergue, entre las montañas. Créditos: Alberto-g-rovi.

 

Bagergue es un pueblo de pesebre i está lleno de rincones encantadores. Créditos: Alberto-g-rovi.

 

El santuario de Santa Maria de Cap d’Aran y Tredòs

Volvemos de nuevo a la C-28 para ir a Tredòs. Antes de llegar, encontramos el santuario de la Mare de Déu de Cap d’Aran. Es un interesante templo románico que durante la Edad Media funcionaba también como hospital que recibía los viajeros que atravesaban el puerto de la Bonaigua.

Escapada cotxe Salardú

El santuario de Santa Maria de Cap d’Aran, al lado de Tredòs. Créditos: Josep Bracons.

Si nosotros hubiéramos llegado a Salardú desde el Pallars Sobirà por el puerto de la Bonaigua, Tredòs sería el primer pueblo que hubiéramos encontrado. Se nota que el pueblo se encuentra muy cerca de la estación de esquí de Baqueira Beret: hay más casas de segunda residencia y más servicios.

Si tenemos tiempo, nos detenemos en la iglesia de San Esteban, una pequeña capilla a la izquierda del río que tiene en el interior una original pila de agua bendita. Nos fijamos bien y veremos ¡que se trata de un antiguo capitel romano invertido y vaciado!

 

Hacia el pla de Beret

Continuamos carretera arriba y llegaremos al Pla de Beret. Desde el mismo complejo deportivo de Baqueira Beret sale un desvío hacia la izquierda hasta el Pla de Beret, una ancha meseta a 1.860 m de altitud a la que se accede por una pista asfaltada de 6 km que sube por la montaña haciendo zigzag.

En el pla está el menhir de Piedra Arruja, de casi dos metros de altura. Es testigo de la historia de este lugar, que se remonta a la edad de bronce. ¡En este lugar ya vivían los humanos hace miles de años!

Escapada cotxe Salardú

En el pla de Beret se encuentra el menhir de Pèira Arruja. Créditos: Aimaras.

Desde aquí arriba nos podemos despedir del valle de Salardú, y podemos disfrutar de la magnífica vista de las cumbres que nos rodean. ¡Aprovechamos y hacemos fotos del Aneto, que desde aquí parece a tocar!

 

s escapadas en coche

Si os ha gustado esta escapada en coche en Salardú, entre paisajes nevados, también os gustarán la escapada en coche en el valle de Camprodon, la escapada en coche a los valles de Àneu, la escapada en coche a la Alta Ribagorça y la escapada en coche en la Cerdanya.

Recordad que vais a la alta montaña, y preparad bien el coche. En la Ciudad del Motor de Badalona encontrareis todos los concesionarios. Y no olvidéis equiparos con cadenas para circular por carreteras con nieve. También os vendrá bien seguir unos consejos de conducción en la nieve. ¡Y recordad que el etiquetado de la gasolina en las gasolineras es diferente!

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *