No es exacto decir que esta escapada al valle de Núria es en coche, porque habrá un tramo en el que no hay carretera y tendremos que coger el Cremallera para acceder a este valle tan emblemático. En cualquier caso, disfrutaremos de estos paisajes de alta montaña increíbles, que con la nieve adquieren una magia especial.

 

Primera parada: Ribes de Freser

Por la N-260 llegamos a Ribes de Freser, la puerta de entrada al valle de Ribes, que también incluye Queralbs y otros núcleos, además del valle de Núria, donde vamos a parar de esta escapada en coche.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 8

Una de las calles de Ribes de Freser, en la orilla del rio. Créditos: Artico2.

Ribes de Freser es el centro económico del valle. Se encuentra estratégicamente situado en la confluencia de tres ríos: el Rigat, el Segadell y el Freser. Y eso explica que el pueblo tenga forma de y griega. Si hacemos un paseo por el casco, nos daremos cuenta enseguida de esta singularidad. Recorremos la calle Mayor y nos detenemos frente de Santa María, la iglesia parroquial de la villa, moderna, que sustituyó el templo que fue destruido en 1936. De la primera iglesia románica, se conservan los tres ábsides.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 7

La iglesia de Santa Maria. Créditos: Artico2.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 12

El Ayuntamiento de Ribes de Freser. Créditos: Artico2.

El origen de Ribes de Freser hay que buscarlo también en el castillo de San Pedro. Los restos de la fortificación se pueden visitar: se encuentran en el camino de Ventaiola, junto a la vía del Cremallera de Núria y del Segadell, que unos metros más abajo se encontrará con el Freser.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 9

Los restos del castillo de San Pedro, a Ribes de Freser. Créditos: Jordiferrer.

 

Centro turístico de alta montaña

En esta visita a Ribes de Freser nos damos cuenta de que su ubicación privilegiada la convierte en un campamento base ideal para el turismo de montaña. Y no tardaremos en averiguarlo. Por eso seguimos carretera arriba, en dirección a Queralbs, para acercarnos a nuestro objetivo: el precioso valle de Núria.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 13

El puente de Cremal, en el camino viejo de Queralbs a Núria. Créditos: EliziR.

 

Todos los rayos de sol posibles

Antes de llegar, sin embargo, nos detenemos en Queralbs. No podemos evitar acceder y pasear por sus calles empedradas y casas de piedra con cubiertas de pizarra y contraventanas de madera. Un pueblo de postal, sin duda. Es un placer pasear, y en un rato nos daremos cuenta que la disposición de las calles no es casual: están organizados en moradas, con la intención de que las casas tengan el máximo de horas de sol posibles.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 2

El pueblo de Queralbs. Créditos: Josep Maria Viñolas Esteva.

 

La bonita iglesia de Sant Jaume de Queralbs

Si vamos arriba arriba, llegaremos hasta una de las perlas de Queralbs, la iglesia de Santiago. Se asienta sobre un rellano escalonado, en una solana. Tras él, se inicia el gran macizo pirenaico que asciende por la collada de Fontalba.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 1

La iglesia de Sant Jaume de Queralbs. Créditos: Josep Bracons.

Uno de los elementos más característicos de esta iglesia es el porche de la entrada, que protege la puerta. Una puerta que aún conserva algunos restos de la herramienta original. El porche, uno de los rincones más fotografiados de Queralbs, está formado por seis arcos que descansan sobre cinco columnas. Nos fijamos en los capiteles: vemos animales fantásticos, hojas estilizadas y alguna cabeza humana. Por la temática decorativa, se cree que estos capiteles fueron esculpidos por talleres roselloneses, muy activos en la Cataluña del Norte durante la segunda mitad del siglo XII.

 

Hacia el valle de Núria con el Cremallera

Desde Queralbs, el único acceso al valle de Núria es con el Cremallera o bien a pie, a través del camino viejo de Queralbs a Núria. Pero teniendo en cuenta que es invierno, mejor optamos por el Cremallera, que nos permitirá disfrutar igualmente de los increíbles paisajes durante el trayecto, junto al Freser y del Núria, escoltados por magníficas paredes verticales de piedra.


Escapada amb cotxe a la vall de Núria 1

 

¡Qué espectáculo!

Cuando llegamos arriba, sin embargo, la explanada del valle de Núria se abre ante nosotros y nos acoge con los brazos abiertos. La sensación es increíble: hemos dejado atrás un desfiladero de 12 km y una fuerte pendiente de 1.000 metros que ha superado el Cremallera, y ahora nos podemos deleitar con la maravilla que tenemos delante, una gran explanada amable rodeada por cumbres de casi 3.000 metros, de donde nacen multitud de fuentes y torrentes. Un paraíso. Un regalo para la vista y el alma.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 4

Una panorámica del valle de Núria, totalmente nevado. Créditos: Víctor Molas.

Hay muchas maneras de disfrutar de este paraíso: podemos practicar el esquí, disfrutar de las actividades del parque lúdico o hacer una ruta a pie o con raquetas de nieve por los alrededores del valle. Siempre teniendo en cuenta que estamos en la alta montaña y que es invierno, ¡y que hay que estar muy atentos a las previsiones meteorológicas!

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 5

El parque lúdico del valle de Núria. Créditos: Jordiferrer.

 

Rodeados de cumbres

Si alzamos la mirada, podremos seguir las cumbres que nos rodean: el Puigmal, el pico de la Fosa del Gigante, el pico de Noufonts, el Grano de Alforfón, el pico de Noucreus, el pico de Eina y el pico de Finestrelles, entre otros. Esta es una de las grandezas del valle de Núria: tener al alcance tantas cumbres.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 11

La coma de Noucreus, con el santuario de Núria al fondo. Créditos: Otto Hundsdorfer.

 

Un santuario de leyenda

Otra de sus singularidades es el santuario de Núria, que tiene mucha devoción popular. Según la leyenda, San Gil, nacido en Atenas, esculpió la imagen de la virgen mientras hacía vida de ermitaño en el valle, entre los años 700 y 703.

Escapada amb cotxe a la vall de Núria 6

La ermita de Sant Gil, en el valle de Núria. Créditos: Vulcano.

San Gil fue perseguido y se vio obligado a huir del valle, y escondió la virgen en una pequeña cueva. La imagen fue encontrada por unos pastores alrededor del año 1000. Los pastores no pudieron bajar la imagen en Queralbs, porque, según la leyenda, «quería quedarse en Nuria». Y así fue. En honor a San Gil hay una pequeña capilla en el mismo valle. Nosotros también nos quedaríamos, pero tenemos que volver a Queralbs, donde hemos dejado el coche que nos ha permitido hacer esta escapada al valle de Núria.
 

s escapadas en coche a la montaña

Si os ha gustado esta escapada en coche al valle de Núria, entre paisajes nevados, también os gustarán la escapada en coche al Baridá, la escapada en coche al valle de Camprodon, la escapada en coche a los valles de Àneu, la escapada en coche a la Alta Ribagorça, la escapada en coche al valle de Cardós y la escapada en coche a Salardú.

 

Los consejos que debéis tener en cuenta

Recordad que vais a la alta montaña, y preparad bien el coche. También debéis tener en cuenta los 5 consejos para mantener el coche en invierno. En cualquier caso, en la Ciudad del Motor de Badalona encontrareis todos los concesionarios. Y no olvidéis equiparos con cadenas para circular por carreteras con nieve. También os vendrá bien seguir unos consejos de conducción en la nieve.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *