Escapades amb cotxe a Siurana (El Priorat)

Llega el buen tiempo y hay ganas de disfrutar de la naturaleza, el patrimonio, el paisaje y la gastronomía de este país. Aquí tiene 5 escapadas en coche por diferentes lugares singulares y preciosos de Cataluña. Se pueden hacer en un mismo día o dividirlas en diferentes jornadas.

Escapada en coche a los pueblos medievales del Empordanet

Escapadas en coche al Empordanet

Autor: Flamenc

Esta escapada en coche permite conocer algunos de los pueblos medievales más bonitos del país. La ventaja del Baix Empordà es que se encuentran concentrados en pocos kilómetros.

El pueblo medieval más conocido del Empordanet es Pals. Después de perderse por sus calles adoquinadas y subir hasta la iglesia y la torre de las Horas, siempre omnipresente, la ruta continúa en Palau-Sator, una antigua villa cerrada, de la que aún se conserva algún tramo de la muralla.

De Palau-sator dependen Sant Feliu y Sant Julià de Boada, dos núcleos pequeños y encantadores que se pueden visitar antes de llegar a Peratallada, que conserva las calles adoquinadas, un castillo de cuento, unos fosos excavados en la roca, varias torres y las murallas. Pasear es hacer un viaje en el tiempo!

La siguiente parada es Monells, un pueblo medieval construido alrededor de un antiguo castillo. La joya de este núcleo es la plaza porticada Jaume I, escenario de un mercado muy importante que se celebraba en la edad media y de algunas de las escenas de la película ‘Ocho apellidos catalanes’.

Si quedan tiempo y ganas, se puede continuar la ruta por la C-66 hasta Púbol, donde está el Castillo Gala-Dalí, donde el edificio medieval se convierte en una obra de arte surrealista, y la Pera, que es reconocible por las casas escalonadas y la silueta del campanario gótico.

Escapada en coche a El valle de Llémena: uno de los secretos mejor guardados!

Escapadas en coche a la Vall de Llémena

Autor: Miquel Bohigas

Esta escapada en coche es un gran descubrimiento. Desde el pueblo de San Gregorio, junto a la ciudad de Girona, la GI-531 sube por el valle de Llémena hasta Sant Aniol de Finestres, en la Garrotxa, donde parece que se acaba el mundo. Por lo menos, lo hace la carretera.

A ambos lados de la vía, hay bosques, llanuras de cultivo, cortijos centenarios, núcleos de casas de piedra e iglesias de origen románico. En Canet d’Adri, además, el paisaje es volcánico. Pasamos también por Llorà, Sant Martí de Llémena y Sant Esteve de Llémena, antes de llegar a Sant Aniol de Finestres, de donde salen un montón de rutas que se pueden hacer a pie o en bicicleta.

Poco a poco, el paisaje se va haciendo más salvaje y los bosques, más espesos. La naturaleza es envolvente. Y la ciudad de Girona se encuentra a 20 minutos en coche! Qué desconexión en tan poco tiempo!

Escapada en coche al románico del valle de Boí, imprescindible

Escapadas en cotxe a la Vall de Boí

Autor: wsrmatre

Pasado el Pont de Suert, la capital de la Alta Ribagorça, la carretera L-500 se adentra de lleno en uno de los valles más bonitas del país: el valle de Boí.

A partir de Barruera, todo son aldeas de cuento, con campanarios altivos y orgullosos que señalan que allí hay una iglesia románica de visita imprescindible. Erill la Vall, Boí, Taüll y Cardet atesoran auténticos templos del mejor románico. En San Clemente de Taüll, además, un videomapatge espectacular proyecta sobre el ábside el proceso de creación del Pantocrátor, el emblema del románico catalán.

Mientras el coche avanza por la L-500, en el fondo, siempre presentes, están las montañas del Pirineo y los paisajes protegidos del Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio. La carretera pasa por Caldes de Boí, con unos jardines llenos de fuentes, y finaliza en la presa de Cavallers, desde donde se tiene una vista impagable de todo el valle, que hemos recorrido de punta a punta por su espina dorsal, la L-500.

Escapada con cote los horizontes infinitos y camaleónicos del delta del Ebro

Escapadas en coche al Delta del Ebro

Autor: Pixel

El Delta, con mayúsculas, es uno de esos lugares de Cataluña que merece más de una escapada, para que los campos de arroz son camaleónicos: cambian de aspecto y de color en función del ciclo del cultivo del cereal.

En abril los campos son azules, porque están negados de agua y reflejan el color del cielo; en junio son verdes, porque los tallos de los arrozales comienzan a crecer y ganar altura, y en agosto son dorados: se acerca el momento de la siega.

Las dos arterias principales que recorren los paisajes infinitos del delta del Ebro son la TV-3405 y la TV-3403, que unen Amposta y San Jaime con la desembocadura, y la TV-3454 y la T-340, que acompañan el río hasta el final del recorrido por la orilla izquierda.

A cualquier pueblo o ciudad hay restaurantes donde degustar la deliciosa cocina del Delta, a base de arroces y marisco, que aquí tiene un sabor singular y único gracias a la mezcla del agua dulce con la salada.

Escapada en coche en El Priorat: tierra de buenos vinos y paisajes mediterráneos

Escapadas en coche a Siurana (El Priorat)

Autor: Josep Renalias

Hay dos formas de adentrarse en la única comarca del país que tiene dos denominaciones de origen vinícolas, la DO Montsant y la DOQ Priorat. Una es a través de la carretera T-710, que sale de Falset, parada obligatoria de esta escapada en coche, y que lleva a los pueblos de Gratallops y la Vilella Baixa. El paisaje, ondulado, es como una marea de fondo de viñedos y más viñedos. Mientras se conduce, los pueblos van apareciendo tras las curvas. Y siempre hay un campanario que los anuncia.

La otra manera de recorrer estos paisajes típicamente mediterráneos, rebosantes de cepas, almendros y olivos, es tomar la T-740 hasta Porrera. El paisaje es el mismo: viñedos por todas partes, barracas de piedra seca y bancales, que ayudan a los cultivos en ‘colonizar’ las cumbres del colinas.

Desde Porrera, la TP-7402 se acerca a la sierra de Montsant, imponente, con paredes verticales que atraen escaladores de todo el mundo. Desde Cornudella de Montsant, la T-3225 sube sinuosamente hacia el núcleo de Siurana. Levantado en el borde de un acantilado, es el llamado ‘balcón del Priorat’.

Si hay que preparar el coche para alguna de estas escapadas, lo mejor es visitar el concesionario oficial. En la Ciutat del Motor de Badalona hay un gran grupo de concesionarios concentrados en un solo espacio.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *