Si estás pensando en coger el coche para hacer un viaje durante este verano, seguro que lo último que quieres es tener que llamar al servicio de asistencia en carretera. Por este motivo, queremos daros unas pequeñas indicaciones sobre las partes del coche que deben ser revisadas antes de ponerte manos al volante.

¿Qué partes del coche deben revisarse antes de viajar?

Aunque hayamos completado la revisión de mantenimiento de nuestro coche, es necesario prestar atención a algunos aspectos básicos para asegurarte de que se encuentran en el mejor estado posible.

  1. Aceite

    Es importante que el motor esté en frío. Coge la varilla, límpiala e introdúcela en el depósito de aceite. Es necesario que el nivel de aceite se encuentre entre las dos marcas. En caso de que esté demasiado bajo, será necesario rellenarlo sin mezclar varios tipos de aceite.

  2. Líquido de frenos y refrigerante

    Al igual que con el aceite, deben de estar entre el mínimo y el máximo. También es necesario que la comprobación se realice con el motor en frío. Si hay que añadir más líquido, ten en cuenta las condiciones del fabricante y nunca utilices agua, a no ser que sea extremadamente necesario. No mezcles dos productos distintos.

  3. Estado de las luces

    Pide ayuda a algún amigo y comprueba que todas las luces funcionan correctamente, no te llevará más de 5 minutos. Es importante fijarse en que no estén fundidas y no deslumbren. No olvides llevar un juego de recambio en el maletero.

  4. Limpiaparabrisas

    Aunque no es normal que en verano llueva, cuando lo hace es en bastante cantidad durante muy poco tiempo. Fíjate en que las escobillas estén en buen estado y que sean capaces de barrer el agua perfectamente. No olvides revisar el nivel de líquido limpiaparabrisas, es muy habitual tener que usarlo debido al polvo y a la gran cantidad de insectos que hay en esta época.

  5. Climatización

    En el caso de que no funcione correctamente el aire acondicionado, es necesario llevarlo a un profesional para que revise la carga de gas.

  6. Neumáticos

    Según la Ley, la profundidad mínima está establecida en 1,6 milímetros. La mejor opción para comprobar si se encuentran en buen estado, es introducir una moneda de 1 euro en los surcos. Si no ves el borde, es que tienes más de 4 milímetros, que es lo recomendable para la seguridad.

    Para la presión, debes fijarte en la que tiene establecida el fabricante. No olvides que si llevas maletas, el vehículo viajará con más carga de lo habitual y la presión debe ajustarse a estas condiciones.

  7. Batería

    Fíjate bien en que no salga ningún líquido de la batería. En caso de que así sea, es necesario cambiarla cuanto antes. Los bornes deben estar siempre limpios y, si alguna parte presenta un aspecto extraño, procede a su cambio.

  8. Frenos

    Debido a que son un factor que influye no solo en tu seguridad, sino en la del resto de integrantes que circulan por la vía, es necesario acudir a un lugar especializado para que los revisen e indiquen si las pastillas se encuentran en un estado óptimo o es necesario proceder a su cambio.

Con estos pequeños consejos, habrás conseguido hacer una revisión de coche y podrás utilizarlo para conducir cientos de kilómetros sin que surja ningún problema por el camino. Ven a cualquier de nuestros concesionarios oficiales de la Ciutat del Motor de Badalona para realizar la revisión antes de viajar.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *