Es muy común comparar diferentes tipos de productos, en este caso, la comparación será entre dos de los tipos de faros de coches que más se utilizan en la actualidad: los faros LED y los faros de xenón.

Para saber que faros para coche nos interesan más, primero tenemos que conocerlos un poco: principalmente su funcionamiento y sus ventajas. A continuación le hablaremos sobre las características más importantes de estos dos tipos de faros.

Conociendo mejor los faros LED

Un LED es simplemente un diodo que emite luz cuando la corriente fluye por él. Los faros LED usualmente cuentan con más de un diodo para emitir una luz mucho más amplia y tener un alumbrado mucho mayor.

Ventajas de los faros LED

  • Consumen poca energía. Una de las grandes ventajas de los faros LED es que tienen un consumo energético muy bajo, es por ello que se utilizan en tantos campos de la vida diaria actualmente.
  • Poca inercia lumínica. Que tengan una inercia lumínica muy baja significa que no tardan casi tiempo entre el encendido y el llegar al 100% de su capacidad, muchas veces se habla de que incluso es inmediato, es decir, tarda 0 segundos.
  • La luz es muy blanca. El color de algunos faros LED es tan blanco que puede llegar a ser incluso de 5000K.
  • Larga vida útil. La vida útil de los faros LED puede incluso superar la vida útil de un automóvil.
  • Costo alto, pero accesible. A pesar de que en los últimos años el precio de estos pequeños faros ha bajado bastante, se mantiene un poco más alto que algunos otros faros del mercado, de igual manera, el rendimiento es muy bueno, por lo tanto, el precio suele valer la pena.

Conociendo mejor los faros de xenón

Los faros de xenón llevan mucho más tiempo en el mercado y se componen por una bombilla xenón y una centralita xenón.

Ventajas de los faros de xenón

  • Rápida inercia lumínica. Los faros de xenón tardan entre 1 y 3 segundos en llegar al 100% de su capacidad.
  • Consumo energético bajo. A pesar de que las bombillas de xenón tienen un consumo energético mayor al de los LED, es mucho más bajo al de los halógenos.
  • Vida útil de aproximadamente 5 años.
  • Diferentes colores. En el caso de los faros de xenón pueden encontrarse diferentes tipos de blanco que pueden ir entre unos 6000K y unos 4300K.

¿Cómo tomar una decisión entre faros LED o xenón?

Conociendo ahora un poco mejor el funcionamiento, las características y algunas de las ventajas de cada uno de los faros, puedes seleccionar el tipo de faro para coche que mejor resultado te parezca que puede ofrecerte.

Siempre que comparamos diferentes opciones, tenemos que tener en cuenta cuáles son nuestras necesidades y nuestro presupuesto. En este caso, no hay un tipo de faro mejor que otro, la decisión debe basarse en las prioridades de cada conductor y de cada vehículo, así como de la zona por la que se suela conducir.

Es posible que los faros LED desplace en algunos años al xenón debido a su gran durabilidad, bajo consumo y alta inercia lumínica, pero los faros de xenón son más económicos y ofrecen versatilidad en cuanto a potencia lumínica, por lo que en ocasiones presentan ventajas sobre sus competidores. Lo mejor es que analices tus circunstancias y elijas los faros para coche que mejor se ajusten a ellas.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *