Invertir en un cotxe classic

La compra de modelos clásicos no es cosa sólo de amantes de la historia. Se trata de una inversión segura de gran valor

Si alguna vez ha estado en algún encuentro o en un feria de coches clásicos, lo más probable es que le haya venido el capricho de tener uno. Es la manera de poder conducir ese coche que tenía el abuelo, o de probar en la vida real ese vehículo que de pequeño tenías en maqueta. En nuestro blog hemos repasado cuáles han sido los coches más vendidos de la historia. En esta entrada veremos qué ventajas tiene ser propietario de un coche clásico.

Antes, sin embargo, tenemos que saber qué define un coche clásico, comenzando por su antigüedad. A nivel administrativo, un coche clásico debe tener más de 25 años desde su fecha de producción. Otros elementos que hacen de un coche un clásico es si ha sido declarado un elemento de interés cultural, si forma parte del Inventario General de Bienes Muebles de Patrimonio Histórico Español o si ha sido utilizado en un evento importante. A nivel legal, un coche clásico debe estar asegurado, aunque no lo saques nunca del garaje.

Con esto en mente, vemos las ventajas de tener un coche clásico.

  1. Valor al alza

    Se suele decir que los coches son una mala inversión ya que, una vez que adquiera uno su valor empieza a caer. Pero los coches clásicos no entienden de depreciación. Tenemos en nuestras manos un patrimonio de interés social.

    Su precio no viene marcado por la obsolescencia de sus prestaciones o de la tecnología, ni por su uso. En este caso estamos ante una inversión segura. Un bien preciado.

  2. Mantenimiento barato

    Esto depende de lo que hacemos con él, pero, en general, la mecánica de los coches clásicos es simple, al estar exentos de componentes electrónicos. Las reparaciones, normalmente, son poco costosas.

    De hecho, muchos de los propietarios de coches clásicos son o acaban convirtiéndose también en profundos conocedores de su funcionamiento mecánico, por lo que muchas veces optan por encargarse ellos mismos de las reparaciones más sencillas. Encontrar recambios no te resultará ni muy difícil ni muy costoso.

  3. Conducción en la antigua

    Piensa en todas las ayudas que ofrecen hoy en día los coches. Dirección asistida, sistemas de corrección para mantenernos dentro de nuestro carril, neumáticos enormes, ayudas para la estabilidad, … nunca ha sido tan sencillo conducir.

    Con los coches clásicos nos enfrentamos a la carretera sin ningún tipo de asistencia tecnológica. Sólo contamos con el volante y los pedales para hacer nuestra ruta, lo que nos obligará a estar más atentos que nunca, a coger con precisión las curvas, prever las frenadas y también acelerar con antelación cuando nos sea necesario hacerlo.

  4. Fiabilidad

    Si el coche ha aguantado 25 años y sigue siendo válido para salir a la carretera es que es fiable. Los coches clásicos que encontramos en el mercado suelen estar en buenas condiciones, sino hubieran acabado desguazados en cualquier vertedero.

    Al no contar con elementos electrónicos, las reparaciones y su mantenimiento es mucho más sencillo. A la vez, su vida útil suele ser más larga que la de los coches actuales. Si no ponemos el límite el motor y nos preocupamos de tenerlo al día en las reparaciones, podremos disfrutar de su conducción durante muchos kilómetros.

  5. Exentos del Impuesto de Circulación

    En algunos casos podremos tener un último ahorro, como es la exención del Impuesto de Circulación. Para acceder a este privilegio tendremos que hacer de nuestro clásico un coche histórico.

    Para conseguir esta categoría, el vehículo tiene que pasar por una inspección oficial en la que se genere un informe favorable a su consideración de histórico. Este informe pasa a la administración autonómica correspondiente, que es quien emite la resolución final. Una vez conseguida, contaremos con el distintivo VH a nuestra matrícula. Un nuevo elemento de distinción que sumará valor a nuestro clásico.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *