Tecnologia automobil

La quinta generación de tecnología móvil será clave para el desarrollo real de la conducción autónoma y de las aplicaciones interconectadas de los automóviles.

Barcelona acaba de acoger una nueva edición del Mobile World Congress. La capital catalana congrega cada año a los grandes actores del sector de la tecnología móvil y, una vez más, los fabricantes de automóviles han sido protagonistas. ¿Qué hace el sector del motor en la gran encuentro de la telefonía? Nuestros coches ya son como una extensión de nuestro smartphone, y la relación entre los dos mundos no hará más que crecer. En entradas anteriores hemos visto qué novedades tecnológicas marcarán el futuro inmediato y, la muchas de ellas, tienen que ver con aplicaciones digitales. El siguiente paso es el desarrollo de la tecnología 5G, una innovación que promete revolucionar todo tipo de industrias. Incluida la del coche.

Más allá de las presentaciones de productos, el desarrollo del 5G ha sido el gran tema de discusión en el Mobile World Congress. Los especialistas esperan que la quinta generación de tecnología móvil esté a pleno rendimiento entre el período 2020 hasta 2025. El salto del 4G al 5G responde a una realidad: se calcula que el consumo de datos se multiplicará por 100 o por 1000 en los próximos 10 años gracias al crecimiento de tecnologías como el big data, la inteligencia artificial, la Internet de las cosas o la realidad aumentada. Tecnologías que tienen mucho que ver con la llegada del vehículo 100% autónomo.

Una simple dato para entender el cambio que supone la aplicación del 5G para la industria del automóvil. Con la actual red 4G, los dispositivos tienen una capacidad de reacción que se mueve entre los 20 y los 30 milisegundos. Con la nueva generación de tecnología móvil, el tiempo de reacción caerá hasta un único milisegundo. Sin duda, una avance imprescindible en términos de seguridad.

Más aún, además de la velocidad en la transmisión de datos, el 5G permitirá el pleno desarrollo de la Internet de las cosas, gracias a que multiplicará por 100 el número de dispositivos conectados a la red. Esta innovación posibilitará el desarrollo de todo tipo de sensores imprescindibles para la interconectividad de los vehículos. Los coches se comunicarán entre ellos, lo que supondrá garantizar la seguridad de la conducción autónoma y la aparición de, por ejemplo, servicios de movilidad pública en las ciudades que no requerirán de conductores.

La apuesta de la industria del automóvil

Barcelona, ​​consolidada como capital mundial de móvil, quiere ser ahora también una ciudad de referencia en el desarrollo del 5G. Esta nueva tecnología busca entornos urbanos para pasar de su fase de laboratorio a entornos reales y la capital catalana se ha posicionado como banco de pruebas para los proyectos de test y validación por el despliegue del 5G promovidos por la Comisión Europea. La CE calcula que el impacto económico de esta nueva tecnología será de 130.000 millones de euros anuales a partir del 2025, y uno de los motores de este crecimiento será la industria del motor.

Uno de los primeros aliados que ha encontrado Barcelona en su proyecto para convertirse en ciudad referencia del 5G es Seat. El stand del fabricante es uno de los más visitados cada año en el Mobile, lo que cada habla de su constante evolución hacia el sector tecnológico. La marca aprovechó la última edición de la feria para anunciar su colaboración con la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Mobile World Capital para desarrollar la tecnología 5G en un prototipo de coche conectado previsto que circule por la capital catalana el próximo 2019.

No sólo Seat aprovechó el Mobile para posicionarse en la aplicación del 5G. Marcas como Byton y BMW presentaron sus modelos de coches conectados y dieron una pincelada de cómo será la conducción del futuro.

La llegada de la tecnología 5G promete fusionar de una manera nunca vista las industria de la tecnología y la movilidad.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *