Meses de expectación, de informaciones compartidas con cuentagotas e imágenes siempre con camuflaje culminaron ayer en la presentación oficial del nuevo Mercedes-Benz EQC, el primer modelo de producción de la gama EQ de Mercedes-Benz.

Rendimiento, autonomía y eficiencia se dan la mano en el Mercedes-Benz EQC, un SUV 100% eléctrico de tracción total que llegará a los concesionarios oficiales en menos de un año. Con el EQC, la firma alemana da el pistoletazo de salida a la submarca EQ, la gama de automóviles eléctricos cuya importancia no dejará de crecer en los próximos años. Por ello, aunque el compacto Mercedes-Benz EQA parecía ser el primer coche de la gama en ser presentado, finalmente los responsables de Stuttgart se han decantado por el desarrollo del EQC, conscientes de la importancia del segmento SUV en el mercado actual.

 

Con 4,76 metros de longitud, 1,88 metros de ancho y 1,62 metros de altura, el Mercedes-Benz EQC se asemeja en proporciones al Mercedes-Benz GLCy mantiene todo su atractivo premium, aunque incorporando soluciones que solo podremos ver en los modelos eléctricos de la marca: múltiples detalles en tonos azules, unas ópticas y un frontal totalmente novedosos (Black Panel) y, por supuesto, un tren de tracción único.

Este vehículo se equipa con dos motores eléctricos, uno en cada eje, para ofrecer aproximadamente 300 kW de potencia (405 CV aprox.) con un par motor máximo, generado desde parado, de 765 Nm. Esto permite al coche, que supera las dos toneladas de peso, ser capaz de alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h y lograr la aceleración 0-100 km/h en apenas cinco segundos.

Mercedes-Benz EQC

 

La batería de iones de litio está fabricada por la marca y tiene una capacidad de 80 kWh, lo que supone una autonomía que ronda los 450 kilómetros según el ciclo de homologación NEDC. En pos de optimizar al máximo su autonomía, el vehículo se equipa con tecnologías como la del pedal de acelerador háptico, que emite impulsos para avisar al conductor que puede dejar de acelerar o reducir la presión, siempre según las condiciones de circulación.

La carga del vehículo se puede realizar en un enchufe doméstico o en una estación de carga rápida Wallbox, que reduce a un tercio el tiempo de carga y que si la estación permite gestionar la potencia máxima de recarga de 110 kW, puede llegar a recuperar el 80% de la batería en 40 minutos.

 

Faros Multibeam LED, llantas específicas de hasta 21 pulgadas y un amplio equipamiento opcional estarán disponibles en el Mercedes-Benz EQC en función de su línea de equipamiento, a elegir entre:

  • Electric Art: con unos acabados minimalistas, dando el protagonismo a la tecnología y la electrificación.
  • AMG Line: cargado de detalles deportivos firmados por AMG, como un volante más compacto, faldones laterales o componentes en acero inoxidable.

A nivel multimedia, este modelo se posiciona como todo un referente en materia de conectividad, equipando de serie dos pantallas de 10,25 pulgadas dentro de un único marco; una de ellas sirve de panel de instrumentación para el conductor, mientras que la segunda se reserva para el nuevo sistema de infoentretenimiento MBUX, así como otras muchas opciones como la climatización, la navegación o la gestión de la multitud de asistentes activos y pasivos que incorpora.

 

Diseñado para convertirse en el vehículo de uso diario perfecto para las familias, el Mercedes-Benz EQC también atesora una capacidad del maletero que ronda los 500 litros, aunque tanto este como los datos específicos de equipamiento y precios serán confirmados durante las próximas semanas. Contacta con nuestro concesionario Mercedes-Benz en Badalona para estar informado.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *