La gama de vehículos EQ se amplia con el lanzamiento del Mercedes-Benz EQV, el primer monovolumen Premium que, junto a un diseño elegante y una gran dinamismo, combina la funcionalidad con la movilidad sin emisiones. Con gran variedad de configuraciones, desde seis a ocho plazas, y dos longitudes de carrocería, este nuevo modelo ofrece un interior con el mayor nivel de confort posible.

La estética vanguardista de la familia EQ se mantiene en el Mercedes-Benz EQV, destacando la rejilla del radiador de panel negro con lamas cromadas, el perfil limpio y las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas. Y el interior mantiene esa misma estética, con el sistema de infoentretenimiento MBUX con información y gráficos específicos EQ, que ofrece un funcionamiento sencillo e intuitivo a través de su sistema de control por voz con autoaprendizaje y sus funciones de conectividad innovadoras.

El nuevo Mercedes-Benz EQV ofrece un gran número de configuraciones de sus asientos, desde la flexible instalación de hasta seis asientos individuales, que lo convierten en un gran vehículo de representación al cumplir los requisitos para el traslado de VIPs de una forma cómoda y silenciosa, hasta las seis, siete o incluso 8 plazas de los bancos corridos.

Como ya hemos comentado, el Mercedes-Benz EQV, la versión 100% eléctrica del Mercedes-Benz Clase V, contará con dos carrocerías, una de 5,14 metros y una distancia entre ejes de 3,20 metros y otra de 5,37 metros y 3,40 metros entre ejes, y, en función de la configuración interior, ofrece un volumen de carga de hasta 1.030 litros.

Pero sin duda, el aspecto técnico más destacado del Mercedes-Benz EQV es su autonomía de 405 kilómetros. La batería de 90 kWh, situada debajo del piso para mejorar el comportamiento dinámico y garantizar el mayor espacio posible en el habitáculo, cuenta con función de carga rápida, lo que permite rellenar hasta el 80% de su capacidad en 45 minutos.

El cargador integrado en el Mercedes-Benz EQV es de 11 kW, lo que permite la recarga a través de un enchufe doméstico o de un Wallbox en menos de 10 horas. La marca alemana también destaca la red Mercedes me Charge, la más amplia del mundo, que cuenta con más de 300.000 puntos repartidos por toda Europa.

El rango operativo de la batería del Mercedes-Benz EQV se utiliza al máximo ya que también se carga en movimiento, al decelerar o frenar. El sistema se controla a través de las levas del volante, que también es asistido por los diferentes modos de conducción con los que cuenta. Estos modos Eco + maximizan la autonomía en función de las diversas situaciones de uso.

Con un inteligente diseño, el motor eléctrico y la transmisión eATS del Mercedes-Benz EQV se sitúan en el eje delantero. La potencia máxima del motor alcanza los 150 kW (204 CV), con un par motor de 362 Nm, y la velocidad máxima está limitada a 160 km/h. Tanto el motor, como la transmisión con una relación de cambio fija, el sistema de refrigeración y los componentes de la gestión electrónica forman una unidad compacta.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *