Nueva ITV

Los cambios de la ITV ya han entrado en vigor des del 20 de mayo de 2018. Ya sabíamos que la Inspección Técnica de Vehículos se va a volver más exigente, ya que en octubre del año pasado el Gobierno aprobó la nueva norma de las ITV. Una de las nuevas medidas más destacadas que se recoge es la utilización de herramientas que permiten la lectura de la centralita de los vehículos.

Estos son los cambios más destacados de la nueva ITV:

· Pasar la ITV antes de tiempo

Se podrá realizar la inspección del vehículo hasta un mes antes de su fecha de vencimiento, sin que la fecha de renovación se vea afectada; una vez pasada favorablemente se marcará la fecha máxima previa de la próxima revisión. Es decir, si debemos pasar la revisión el 15 de agosto de 2019, por ejemplo, y lo hacemos el 15 de julio de ese mismo año, la próxima inspección se seguirá programando para el 15 de agosto de 2020.

· Cambio de estación

Si el resultado de la inspección es desfavorable, la nueva ITV permite que acudas a otra estación para realizar la inspección una vez subsanados los errores detectados, dentro de los plazos establecidos. Según los expertos, esto puede hacer que las estaciones más rigurosas, o con fama de ello, vean disminuir su volumen de trabajo en favor de las estaciones más “blandas”.

· Acceso al ordenador del coche a través del OBD

La reforma de la ITV obliga por primera vez a las estaciones a disponer de herramientas de lectura de diagnosis (OBD). Estas se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos; lo que supone “un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y hacia la mejora del control de emisiones”.

· Datos que se comprobarán

Identificación del vehículo por el VIN o número de bastidor, kilometraje registrado, sistemas electrónicos de estabilidad (ESC), sistema antibloqueo de frenos (ABS), sistema de retención (airbags, pretensores, SRS), sistemas de alumbrado y señalización, etcétera.

· Matricular tu coche como clásico.

De los 25 años que eran necesarios anteriormente para que un vehículo pudiera entrar en categoría de clásico, la nueva normativa estipula que tendrá que cumplir 30 años.

· Coches importados

Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos, el usuario no se verá obligado a pasar la Inspección Técnica del Vehículo cuando compre un coche en el extranjero. Solo tendrá que tramitar la parte documental del proceso para acreditar la pertenencia del coche. Además, según TÜV Rheinland, al tratarse de una adaptación de la legislación europea, un certificado de inspección periódica será perfectamente válido. Y eso aunque éste se emita en otros países miembros de la Unión Europea; lo que abarataría los gastos de los propietario.

· El precio de la nueva ITV

Al ser inspecciones técnicas más elaboradas, todo apunta a que su precio aumentará respecto a los últimos años. Todavía no se ha especificado a cuánto ascenderá dicho aumento; aunque sí se han dado los motivos que encarecen las nuevas pruebas. Y es que los centros deberán invertir en formación para sus técnicos y en nuevas tecnologías para actualizarse.

· Formación del personal

La nueva ITV da un año a los técnicos para que se formen, ya sea de forma presencial o telemática, en el nuevo uso de las máquinas. Además, los inspectores de línea deberán tener como mínimo el título de Técnico Superior de Automoción.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *