Llega a España el noveno descapotable de la historia de marca Volkswagen, con una oferta única que consolida al fabricante alemán como referente del segmento. El T-Roc Cabrio es la última incorporación a la gama de modelos SUV compactos T-Roc, introducida hace dos años y medio, que ya acumula 360.000 unidades vendidas. Tras el lanzamiento de la versión deportiva “R”, esta variante descapotable aporta un nuevo soplo de aire fresco a la gama, en sentido literal y figurado, gracias a una capota abatible en nueve segundos, un diseño renovado de dos puertas de estilo coupé y nuevos sistemas asistencia y opciones de conectividad.

Novedades del nuevo T-ROC Cabrio

El diseño exterior del SUV compacto descapotable de Volkswagen, extrovertido y emocional, atrae todas las miradas. El elemento más inmediatamente identificable es la capota de lona abatible, que con tan solo nueve segundos ofrece a los ocupantes la posibilidad de conducir a cielo abierto, y que se puede abrir a velocidades de hasta 30 km/h. La carrocería conserva el diseño robusto y deportivo de la gama T-Roc, pero presenta un aspecto renovado: sus dos puertas le confieren un estilo propio de un coupé, con una silueta especialmente atractiva y diferenciada del resto de modelos. El T-Roc Cabrio se ofrece con llantas de aleación “Mayfield” de 17 pulgadas de serie con el acabado Style, o con llantas “Grange Hill” de color negro de 18 pulgadas con el acabado R-Line.

El interior de la variante descapotable conserva el diseño moderno y rompedor del T-Roc, e incluye la posibilidad de personalizarlo con inserciones de distintos colores. Sus cuatro plazas hacen que el interior sea especialmente espacioso, permitiendo a sus ocupantes disfrutar de viajes cómodos y agradables, tanto a techo descubierto como con la capota cerrada. Además, el T-Roc Cabrio equipa la última generación de sistemas de infoentretenimiento basados en la plataforma modular MIB3.

El nuevo T-Roc Cabrio se ofrece con dos niveles de acabado, Style y R-Line. El Acabado Style está orientado al diseño y a la funcionalidad. Además de sistemas de seguridad y asistencia de vanguardia, como el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist, el control de crucero adaptativo (ACC) con función Stop&Go (con DSG) o la función Pre-Crash, el vehículo incorpora distintos equipamientos que hacen que la conducción sea extremadamente cómoda. El sistema Climatronic bizona, el sistema de navegación Discover Media y los retrovisores abatibles eléctricamente garantizan una experiencia práctica y agradable. Por su parte, el acabado R-Line completa el equipamiento de serie con un look especialmente deportivo, con paquete deportivo R-Line interior y exterior, elementos exteriores en acabado negro brillante, y sistemas de segmentos superiores, como faros delanteros LED, Digital Cockpit, selector de modos de conducción, cámara de visión trasera, Park Assist y sistema de entrada y arranque sin llave “Keyless Access”.

El nuevo descapotable de Volkswagen está disponible con dos motores de gasolina: el 1.0 TSI de 85 kW (115 CV), solo disponible con el acabado Style, se combina con cambio manual de 6 velocidades; el 1.5 TSI de 110 KW (150 CV) se ofrece con cambio manual de 6 velocidades o DSG de 7 velocidades.

La versión de entrada, con acabado Style y motor 1.0 TSI de 85 kW (115 CV), está disponible a partir de 27.750€, descuentos y campañas incluidos.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *