El R4 de Renault es uno de esos vehículos clásicos que originalmente nacieron como un esfuerzo de la marca francesa, para competir en un segmento de precios ajustados, y que posteriormente se convirtió en todo un emblema de la marca. Hay que destacar que este vehículo estuvo en producción desde el año 1961, cuando arrancó su fabricación, hasta el año 1994. Se trata sin duda de uno de los vehículos de producción más longeva; 33 años de producción ininterrumpida han convertido a este modelo, que también se conoció popularmente como “Cuatro Latas”, en uno de los modelos de vehículos más populares, no solo en Francia, sino en toda Europa en general.

Renault R4 1

 

Historia del Renault R4

A finales de los años 50 y comienzos de los 60, Renault buscaba dar un golpe encima de la mesa a través de un modelo que le permitiese hacer frente al que, ya por aquel entonces, era un éxito de ventas: el Citroën 2CV, que había lanzado Citroën en el año 1948 y que había abierto en Europa el camino que debían tomar los fabricantes si querían lanzar al mercado auténticos éxitos de venta que fuesen comprados de forma masiva por los usuarios.

Renault R4

Citroën es otra marca francesa y esto propició quizás aún más la competencia entre ambas de cara a buscar nuevos modelos. Fue entonces cuando Renault, con el diseñador Robert Barthaud a la cabeza, consiguió diseñar un nuevo concepto, el R4, que se esforzaba en ofrecer un diseño ciertamente innovador, un precio realmente ajustado en un mercado en el que el precio realmente era importante, y por otro lado una serie de innovaciones a nivel técnico que hasta ahora no se habían visto en la marca francesa.

Renault R4

Por un lado se introdujo con este modelo la tracción delantera, pero también se comenzó a utilizar la refrigeración a través de un circuito cerrado con vaso de expansión y para la suspensión se utilizaron barras de torsión. Todas estas innovaciones técnicas permitieron a Renault ajustar al máximo sus costes y lanzar al mercado el modelo R4, tremendamente competitivo y que resultó ser todo un éxito de ventas. Hay que destacar que hasta entonces se había decantado por fabricar otro tipo de modelos, como el Renault Dauphine y el 4CV, que no tenían nada que ver a nivel técnico con el novedoso R4. De esta forma Renault dio un salto notable en su capacidad y en su perspectiva de futuro, por lo que podemos considerar el R4 como un auténtico hito dentro de la casa francesa de automóviles.

 

Curiosidades del R4

Un vehículo tan popular, que se produce de forma ininterrumpida durante unos 33 años, lógicamente cuenta con una serie de curiosidades que sobre todo resultan muy interesantes para los amantes de los automóviles. Una de las curiosidades más destacables es que Renault prácticamente se la jugó al todo o nada con su lanzamiento. Para tratar de generar el mayor impacto posible, de forma posterior a la presentación del coche en el Salón de Frankfurt del año 1961, organizó un desfile de doscientos R4 de color blanco justo en frente de la Torre Eiffel.

Lo que comenzó como una importante apuesta terminó siendo un éxito, ya que tan solo tres años después, en el año 1964, Renault estaba celebrando la producción de las primeras 500.000 unidades, pero es que en el año 1966 ya se estaban celebrando el millón de unidades. En total se llegaron a producir más de ocho millones de vehículos Renault R4, y una de las curiosidades más interesantes es que su producción termino en la antigua Yugoslavia, ya que debido a la guerra se destruyó una parte importante de la planta donde se fabricaba y con ella se terminó la producción del R4.

Renault R4

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *