Renting particulares

Quizás la mejor forma de entender el renting para particulares sea explicar que sigue los mismos patrones que el ya muy utilizado renting para empresas, que lleva décadas instaurado.

El renting para particulares es un alquiler a largo plazo de un vehículo o vehículos a cambio de una cuota fija, que depende de diversos factores.

Entre esos factores nos encontramos con el número de kilómetros que se realizan al año, el modelo de vehículo y otros factores de valor añadido como, por ejemplo, el disponer de algún tipo de seguro para todo el vehículo.

Renting de coches para particulares, no apto para cualquiera

El poder acceder a un renting de coches para particulares va a depender que reúnas una serie de características para ser «apetecible» para la empresa, banco o marca de automóviles con la que suscribas el renting.

Lo más usual es que, si eres empresa, se te pidan una serie de datos financieros para asegurar que tu situación económica te permite suscribir un renting, como es el caso del impuesto de sociedades, y balances económicos de la empresa.

En caso de que seas autónomo se te pedirán datos sobre tu situación económica y los pagos de IVA e IRPF; en el caso de que seas trabajador por cuenta ajena se te pedirán tus declaraciones de IRPF.

¿Cómo funciona el renting para particulares?

Lo primero que tenemos que entender con respecto al renting es que es un contrato que obliga a ambas partes.

En dicho contrato, además del alquiler que se abona mensualmente a quién es propietario del coche – financiera, banco o inclusive una marca de vehículos – se establecen las características del renting.

Por lo general, el pago de la cuota da derecho, además del uso y disfrute del vehículo, a otros servicios de valor añadido: seguro del vehículo, reparaciones que sean necesarias y el pago del impuesto de circulación.

Inclusive, en algunos renting se incluye la posibilidad de acceder a un vehículo de sustitución en caso de que nuestro vehículo esté en reparaciones.

¿Qué ventajas tiene el renting a particulares?

La principal ventaja es que es un «todo incluido», ya que como hemos citado, en el pago de la cuota se incluyen, además del alquiler, otros elementos esenciales como seguro y reparaciones.

Una vez finalizado el plazo del renting tienes la posibilidad de adquirir el vehículo o cambiarlo por otro modelo más nuevo por lo que te aseguras un vehículo impoluto cada pocos años.

¿Y las desventajas?

La primera de ellas es que no eres propietario del coche que conduces, ya que la posesión es de la empresa, concesionario o banco con el que has firmado el contrato.

Los contratos de renting a particulares tienen un número de kilómetros pactados, si los superas puedes ser penalizado.

Por último, y no por ello menos importante, si incumples alguna cláusula del contrato el propietario del vehículo puede iniciar acciones legales contra ti.

¿Cuál es el renting para particulares más barato?

Buceando un poco por la red, y comparando diversos concesionarios y modelos hemos encontrado algunas ofertas de renting para particulares barato, que pueden ser de interés.

De cualquier modo, las ofertas de hoy no son las de mañana; me explico: cada día que pasa se mejoran las ofertas y los modelos que se pueden encontrarse para un renting para particulares.

Lo mejor que puede hacerse es salir de dudas y dejarse asesorar por los diferentes concesionarios de aquellos modelos en los que puedes estar interesado. Como sabes, en la Ciutat del Motor de Badalona tenemos muchas marcas representadas, por lo que en una sola visita puedes salir con varios modelos de renting cotizados.

Comprobarás que los precios son muy interesantes, sobre todo si consideramos que no vamos a pagar seguro ni reparaciones. No obstante, lo mejor es hacer cuentas, y ver si el renting de coches para particulares es para ti.

Sin duda, es un cambio de filosofía; se trata de alquilar en lugar de comprar. De acuerdo, en un renting de coches estarás pagando todos los meses, pero siempre disfrutarás de coche nuevo, con la seguridad de no pagar reparaciones ni otros gastos relacionados.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *