Restricciones de tráfico en Barcelona

Moverse en coche es muy práctico, hasta que te das cuenta de la cantidad de tiempo que pasas en los atascos o compruebas que nuestro entorno está cada vez más contaminado. Muchas ciudades ya están tratando de buscar soluciones a estos problemas, las restricciones de tráfico en Barcelona están entre las medidas adoptadas.

Una mejora necesaria

Si vives en el área metropolitana de Barcelona, o te desplazas habitualmente por esta zona, seguro que ya te has dado cuenta de que el problema de la contaminación no es ningún mito. Las vías aguantan tanto tráfico a diario que las emisiones de gases contaminantes se han disparado.

El tráfico en Barcelona nunca ha sido fácil, pero si el exceso de coches puede afectar a nuestra salud, entonces está claro que hay que buscar medidas alternativas.

¿Qué coches no podrán circular por Barcelona?

El protocolo se aplica en la llamada Zona de Bajas Emisiones (ZBE), que abarca unos 95 kilómetros cuadrados. Esto incluye casi toda la ciudad de Barcelona y cuatro municipios más.

Las restricciones de tráfico se aplican de momento únicamente durante los días de alta contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2). Los que no pueden circular son:

  • Vehículos que no tengan el distintivo ambiental de la DGT: gasolina anteriores al año 2000, diésel de antes de 2006 y furgonetas matriculadas antes de octubre de 1994.
  • Motos, ciclomotores y cuadriciclos ligeros que no tengan etiqueta de la DGT, que son las matriculadas antes del año 2003.

Por el momento a lo largo de este año no ha sido necesario recurrir demasiado a este veto, ya que la contaminación ha estado bajo control.

Ahora bien, las cosas van a cambiar en cuanto comience 2020. A partir del próximo año las restricciones de tráfico en Barcelona serán permanentes de lunes a viernes laborables de 7 de la mañana a 8 de la tarde.

En esa franja los vehículos más contaminantes tendrán totalmente prohibido circular dentro de la ZBE.

Eso sí, es posible que finalmente se opte por flexibilizar la norma los viernes, adelantando la hora de terminación de la restricción. Así se agilizará el tráfico de todos aquellos que se van fuera a pasar el fin de semana.

¿Cómo se hará el control?

En este caso se ha optado por controlar el cumplimiento de la norma verificando la matrícula del vehículo, prescindiendo de adhesivos.

La sanción por saltarse la prohibición es de 100 €, pero no implica la obligatoriedad de abandonar la ZBE. Eso sí, si incumples la norma y sigues circulando por la zona restringida, nada impide que otra patrulla te pueda volver a parar y sancionarte.

Restricciones al aparcamiento

Cuidado porque las restricciones que ya están en marcha también afectan al aparcamiento en zona azul y verde de la capital catalana. Los no residentes en la zona ZBE pagan 2 € más la hora con respecto a la tarifa habitual, salvo que tengan un coche ECO o Cero emisiones.

¿Se conseguirán mejoras?

Esto todavía es una incógnita, pero se espera que a partir de 2020 el tráfico en la zona afectada por las restricciones de tráfico en Barcelona se reduzca hasta un 7% (unos 50.000 vehículos por día).

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *