Seguretat en la conducció

¿Cuáles son las nuevas tecnologías que mejoran la seguridad en la conducción?

Cada vez más, la conducción no está en manos de los conductores, sino en manos de sistemas de seguridad en la conducción que se van incorporando a los vehículos nuevos y que dejan menos margen al error humano. Son sistemas que funcionan como ‘copilotos’, que están pendientes de todo y que, más allá de avisar o alertar al conductor, son capaces de hacer reaccionar el vehículo ante una determinada situación. ¿Cuáles son estas nuevas tecnologías que mejoran la seguridad?

La frenada de emergencia autónoma (AEB)

Es un sistema de seguridad activa más avanzado que el sistema de apoyo a la frenada (BAS), porque es capaz de reducir la velocidad del vehículo sin la intervención del conductor después de detectar, a través de los sensores y los radares, el riesgo de col · sión con un objeto, una persona u otro vehículo. El dispositivo se desactiva cuando el conductor hace alguna maniobra, como pisar el freno o mover el volante.
Es un sistema de seguridad que salva vidas, no hay duda, y en algunos países se están planteando que, a partir del año 2020, sea obligatorio que lo incluyan de serie todos los vehículos.

Ángulos muertos: controlados con el BSM

Otro de los sistemas de seguridad que puede evitar accidentes en carretera es la monitorización de los ángulos muertos (BSM). Este sistema se encarga de enviar señales acústicas y visuales al conductor que el alertan sobre la presencia de elementos o vehículos que se encuentran fuera del ángulo de visión de los retrovisores. En algunos casos, estas señales se manifiestan, precisamente, a través de pictogramas o luces en los mismos retrovisores. En este caso, el sistema lo que hace es alertar al conductor, que es quien tiene la responsabilidad de actuar y reaccionar.

Según un estudio de la Unión Europea, más del 10% de los accidentes en carretera se producen por cambios de carril erráticos debido al ángulo muerto. Es un sistema de seguridad, pues, que no se puede despreciar.

 

No salimos del carril gracias al LKA

El asistente de mantenimiento del carril (LKA) es otra nueva tecnología que mejora la seguridad en la conducción. Es un sistema electrónico que, gracias a unos sensores y unas cámaras, reconoce las líneas del carril por donde circula el coche y, en caso de que éste se desvíe y pise alguna de las líneas de manera involuntaria (es decir, sin accionar el intermitente), actúa sobre la dirección y en corrige la trayectoria. Hace tiempo que funciona, pero cada vez se va perfeccionando más y más.

Las formas que tiene el coche de alertar al conductor sobre el desvío involuntario de la trayectoria son diversos y variados, en función de la marca y el modelo del coche: puede ser una vibración en el volante o el asiento, una señal luminosa, una tirón en el cinturón o un mensaje de voz.

En los sistemas de mantenimiento de carril más avanzados, si el conductor no modifica la dirección después de haber sido alertado y, incluso, ha sacado las manos del volante -que puede pasar en caso desmai-, el vehículo retoma la trayectoria correcta .

 

Fatiga? No, gracias, tenemos el DDD!

Abans que actuïn la frenada d’emergència autònoma, l’alerta del pas de vehicles als angles morts o l’ajuda de manteniment del carril, hi ha un altre sistema electrònic preventiu que és molt útil: el sistema de detecció de fatiga (DDD). Aquest sistema monitoritza el conductor i controla en quin estat està conduint.

El DDD és capaç de reconèixer si la persona que és al volant està cansat o fatigat o si li està venint la son. Hi ha sistemes especialment avançats que, fins i tot, poden reconèixer si el conductor està distret o està mirant cap a una altra banda que no sigui la carretera.

I com s’ho fa el DDD per detectar els signes de fatiga en el conductor? Hi ha dues maneres: a través dels sensors en el volant, que són els primers que es van posar en marxa, o de càmeres de reconeixement facial, un sistema molt més sofisticat.

Sigui quina sigui la manera com la màquina detecta els signes del cansament, aquest sistema és fonamental, i més si recordem que a l’Estat n 20% dels accidents són causats per conductors que s’adormen mentre condueixen.

Sin duda: las nuevas tecnologías mejoran la seguridad

Estos cuatro sistemas de seguridad, basado en la aplicación a los automóviles de las nuevas y últimas tecnologías están contribuyendo a reducir el número de accidentes que tienen que ver con la pérdida de atención y las distracciones.

Como si fueran unos copilotos, siempre atentos, se anticipan a los peligros y ayudan al conductor a mantener una atención constante. Según un estudio de la Fundación Línea Directa del año 2014, estos cuatro sistemas pueden evitar 420 muertes, el 22% de las personas que mueren en accidente cada año.

Si estás pensando en comprarte un vehículo y la seguridad es una prioridad, aquí, en la Ciudad del Motor te podemos explicar todos los detalles sobre las nuevas tecnologías que incluyen los vehículos para mejorar la seguridad.

Enlace al estudio de la Fundación Línea Directa

 

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *