Cadiretes infantils

La seguridad infantil en el automóvil es la principal preocupación por los legisladores a la hora de fijar las normativas de circulación. Y no sólo la seguridad de los conductores, sino también la de todos los ocupantes de los vehículos, como los menores. La protección de los niños ha sido un tema central desde que aparecieron las primeras sillas de coche infantiles en el mercado y, sobre todo, desde que el Parlamento Europeo hizo obligatorio su uso por niños y niñas por debajo de los 1,50 metros.

Aunque la norma es vigente desde hace más de una década, aún existen muchas dudas a la hora de comprar las sillas de retención infantil cumpliendo la normativa. De hecho, el último informe del Observatorio Español de Conductores Ducit-RACE pone de manifiesto que el 5% de los conductores reconoce que no utilizan los sistemas de retención infantil y que un 37% lleva los menores de forma incorrecta. Esta es una guía para facilitar su adquisición.

Normativa de las sillas de coche infantiles

Como explicábamos, la normativa europea fija un parámetro básico, como es la obligación de llevar a los niños y niñas de menos de 1,50 metros a las sillas de protección. Desde este punto de partida, hay varios matices:

Primeramente, los menores por debajo de los 1,35 metros deberán ocupar los asientos traseros del vehículo con excepciones:

  • No irán detrás si el vehículo no dispone de asientos en la parte trasera o si estos están ocupados por otros menores de edad con las mismas.
  • Tampoco irán detrás si no es posible la instalación de todas las sillas de coche infantiles necesarias en la parte posterior, ya sea por el volumen del coche o de los propios asientos.

En estos casos, el menor podrá ir en el asiento delantero, pero siempre con la silla de coche infantil homologada por su altura y peso. En este caso, tendremos que diferenciar si el niño va en el mismo sentido que la marcha del coche o en el contrario. En caso de estar orientado en sentido contrario, tendremos que desactivar el airbag, mientras que si va en el mismo sentido el llevaremos activado.

Y como sabemos si el menor debe ir en el sentido de la marcha del coche? La norma de la DGT dice que, siempre que la silla de protección de los niños lo permita, los menores de hasta 18 kilogramos (unos 4 años) deben ir en sentido inverso a la trayectoria del vehículo. La razón es el desarrollo de los niños, que hasta llegada a esta edad no tienen los músculos del cuello ni los ligamento bien formados.

Otras cuestiones que tendremos que tener en cuenta:

  • En el caso de vehículos con más de 9 asientos, el conductor o el responsable del grupo deberá recordar a los viajeros que deben ir con los sistemas de seguridad estipulados en cada caso, ya sean cinturones de seguridad u otras opciones de retención homologadas.
  • En el caso de los taxis, los menores de menos de 1,35 metros podrán viajar en el asiento trasero sin la necesidad de llevar la silla de coche infantil, siempre que el trayecto sea urbano. Si la carrera es por fuera de la ciudad, los viajeros deberán llevar una silla o reclamar el servicio.

El no cumplimiento de estas normas se considera una infracción grave, con una sanción económica de 200 euros y la retirada de tres puntos del carné.

Tipo de silla de coche infantil

Para saber qué tipo de silla necesitamos por los menores que viajen a nuestros vehículos tendremos que fijarnos en los grupos de las sillas, que determinan el peso total que pueden aguantar. Así, encontraremos hasta cinco grupos de sillas:

  • Silla de coche infantil Grup 0:

    Cadireta infantil Grup 0

    Para niños de hasta 10 kilogramos o de entre 40 y 85 centímetros. Normalmente son aptos hasta los 9 meses de edad. En este primer grupo distinguiremos entre los conocidos “portabebés”, que permiten al menor viajar tumbado, y las sillas, que siempre habrán de orientar en el sentido contrario de la marcha.

  • Silla de coche infantil Grup 0+:

    Sillas de coche infantil Grup 0

    Para niños de hasta 13 kg o de entre 45 y 105 centímetros. En este caso, el uso de la silla se puede llegar a alargar hasta los 15 meses de edad.

  • Silla de coche infantil Grupo I:

    Sillas de coche infantil Grup I

    Para menores de entre 9 y 18 kilogramos. Suelen equivaler a niños de entre uno y tres años. Estas sillas van cogidas al vehículo a través de los cinturones de seguridad y el niño va cogido a través de un arnés.

  • Silla de coche infantil Grupo II:

    Sillas de coche infantil Grup II

    Entre 15 y 25 kilogramos, o entre tres y siete años. Estas sillas de retención infantil cuentan con una almohada para subir la altura del menor y un apoyo para la espalda y la sujeción se hace a través del mismo cinturón de seguridad del vehículo.

  • Silla de coche infantil Grupo III:

    Sillas de coche infantil Grup III

    Entre 22 y 36 kilogramos, o menores de entre seis y 12 años. Estas sillas sólo constan de una almohada, aunque en algunos casos también cuentan con respaldo, y el niño va sujeto a través del propio cinturón de seguridad del coche.

Finalmente, hay que comprobar que las sillas de coche infantiles cuentan con la homologación adecuada. El certificado se encuentra en una etiqueta naranja con un número de referencia, el peso que soporta y el símbolo de homologación europea. Consulte los profesionales de Ciudad del Motor para resolver sus dudas sobre los sistemas de retención infantil en los vehículos.

Sillas de coche infantiles

2 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *