Viajar y conocer el mundo es un gran placer que está mucho más al alcance de tu mano si tienes tu propio alojamiento. Puede que te estés planteando camperizar una furgoneta, por eso te traemos cinco consejos que debes tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra.

1. Calcula bien tu presupuesto

Hay cientos de accesorios y de muebles para furgonetas camper, pensados para cubrir todo tipo de necesidades. Pero si se te va la mano con ellos puede ocurrir que cuando te quieras dar cuenta te hayas gastado demasiado y no tengas para otros elementos que también te hacen falta.

Para camperizar una furgoneta el presupuesto es algo esencial. Calcula muy bien cuánto dinero le puedes dedicar a tu vehículo, esto te ayudará a elegir mejor los complementos que vas a comprar y aquellos de los que puedes prescindir por el momento.

 

2. No pases por alto el diseño

No es solo una cuestión de estética, es una cuestión de practicidad. Cuando se trata de cómo equipar furgonetas camper las decisiones las tienes que tomar en base a tus gustos y, sobre todo, basándote en tus necesidades.

No es lo mismo viajar con niños que hacerlo solo o incluso con mascotas. Tampoco vas a necesitar las mismas cosas si te vas a limitar a hacer turismo y conocer nuevos lugares o si quieres llevar contigo todo tu equipamiento para hacer escalada o esquiar.

Lo importante es que el diseño de tu furgoneta se adapte bien a lo que necesitas. Se trata de tener un vehículo que te resulte práctico.

 

3. No ahorres en aislamiento

Hay muchos accesorios para furgonetas camper en los que puedes ahorrar. Algunos no son imprescindibles y otros los puedes encontrar de segunda mano o en formato low cost, pero el aislamiento no es un tema que te debas tomar a la ligera.

El calor del verano, el frío del invierno o incluso la lluvia pueden hacer que una idílica escapada se convierta en una auténtica pesadilla. La única manera de conseguir el confort térmico que necesitas es con un buen aislamiento.

La lana de roca es uno de los materiales más utilizados y más recomendados cuando se trata de camperizar una furgoneta y dejarla bien aislada. Puedes combinar este material con otros como las espumas autoadhesivas.

 

4. Escoge muebles versátiles

Tu camper no tiene que parecer de revista. Como hemos dicho antes, lo importante es que sea práctica, y es aquí donde los muebles cobran una importancia vital.

Es mucho mejor que escojas modelos versátiles. Es decir, que un mueble tenga más de una utilidad. Por ejemplo, una mesa que se transforma a su vez en la base de una cama.

Otro aspecto fundamental que no se debe perder de vista es el peso. Cuanto más pesen los muebles más combustible consumirá la furgoneta, así que nada de muebles que pesan como muertos. Que sean de calidad pero lo más ligeros posibles.

 

5. Accesorios mínimos imprescindibles

● Cama con su correspondiente colchón.

● Lavabo.

● Ducha de interior o exterior.

● Mini depósito de agua.

● Cocina de gas.

● Nevera.

● Luces.

● Complementos de camping como platos y demás menaje.

Camperizar una furgoneta es toda una aventura, pero es una experiencia que merece la pena. Empieza por lo básico y ve añadiendo mejoras a medida que vayas conociendo más a fondo tus necesidades cada vez que viajas.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *