Avantatges cotxe elèctric

Paso a paso, pero sin detenerse, gracias a las ventajas del coche eléctrico, este mercado sigue su evolución natural. La que se llevará a ser una opción mayoritaria en un futuro no tan lejano. A finales de 2016, el parque automovilístico nacional contaba con 4.746 vehículos eléctricos matriculados, lo que representa, junto con los híbridos, el 2,6% del coches en circulación.

Si bien las cifras aún pueden parecer menores, la realidad es que la venta de los coches eléctricos creció un 51,5% el año pasado, con picos espectaculares como el que se produjo durante el primer trimestre del año, cuando la compra de estos vehículos creció un 175,46% respecto a las cifras del mismo periodo de 2015.

La concienciación por los altos niveles de contaminación de los coches convencionales, el crecimiento de la oferta, la evolución de los modelos y la legislación con incentivos para su compra y ventajas para su circulación están superando, poco a poco, el escepticismo inicial sobre los vehículos eléctricos. Las ventajas superan sobradamente los inconvenientes. Estos son algunos de los motivos para hacer del coche eléctrico tu próxima compra:

1.- Precios equiparables a los convencionales

Lo primero que miramos a la hora de decidir nuestras compras es el coste. En este artículo veremos varios factores que hacen que el coche eléctrico sea una buena inversión a medio y largo plazo. Sin embargo, estos vehículos cargan la fama de tener un primer coste mayor al de los gasolina o gasóleo. Una realidad hace unos años, pero no hoy en día.

En la actualidad encontramos algunas de las opciones más populares y competitivas en un rango de precios que se mueve entre los 16.000 y los 22.000 euros. Unas cifras no muy diferentes de los que encontraríamos si buscáramos un coches a gasolina o gasóleo.

2.- Ahorro en el impuesto de circulación

En la actualidad, el impuesto de circulación se divide en cuatro tramos. En el primero, en el que se sitúan los vehículos eléctricos, que exentos del pago del impuesto los coches que no superan los 120 gr / km en sus emisiones de CO2. Un ahorro más que notable si lo comparamos con los del último tramo, que deben pagar el 14,75% del precio base del coche para superar los 200 gr / km.

3.- Ventajas en la circulación urbana

Cada vez más, los diferentes gobiernos están favoreciendo el uso del coche eléctrico, sobre todo en el ámbito de la circulación urbana. De cara a 2019, Barcelona y 40 municipios del área metropolitana prohibirán la circulación de coches con más de 20 años y, de hecho, comenzará a aplicar la medida a partir del 1 de diciembre de ese mismo año en episodios de alta contaminación. Ya lo hablamos en nuestro artículo del nuevo señal de prohibición de la circulación en vehículos contaminantes en días de alta contaminación.

Otras ciudades han anunciado medidas similares y, la tendencia, señala que las administraciones aplicarán medidas para disminuir cada vez más el número de coches en circulación por las ciudades y para favorecer que los vehículos que lo puedan hacer sean eléctricos.

Por otra parte, hoy en día ya existen ventajas, como la posibilidad de circular por los carriles VAO con un solo ocupante en los coches eléctricos.

4.- Ventajas en aparcamiento urbano

Una de las primeras medidas que aplicaron los ayuntamientos por el incentivo del uso del coche eléctrico en las ciudades fue la instauración del aparcamiento gratuito en la zona azul. Es una medida ya en funcionamiento en el Área Metropolitana de Barcelona y en decenas de ciudades de todo el estado.

No es sólo un ahorro económico, sino también en tiempo. Según los estudios, perdemos una media de 75 horas al año buscando aparcamiento. Una cifra que se reduce en el caso de los vehículos eléctricos, que cuentan con plazas reservadas y, al no tener que pagar por las zonas azules, se ahorran también el tiempo de buscar aparcamiento gratuito.

5.- Un coste de utilización menor

Si bien la inversión inicial en el coche eléctrico puede ser similar o superior a los vehículos convencionales, el ahorro es progresivo a medida que sumamos kilómetros.

Un estudio de Nissan demostró que el coste de utilización de un coche eléctrico es mucho menor que en el caso de los convencionales. Con una media de 50 kilómetros diarios, el ahorro se sitúa sobre los 150 euros … mensuales! Lo que supone unos 1.800 euros menos de gasto al año

6.- Autonomía suficiente

Una de las grandes rémoras por los coches eléctricos es su limitada autonomía. Es cierto que ni siquiera los vehículos con prestaciones superiores han igualado el kilometraje para carga en el que llegan los convencionales. De todos modos, se trata de un inconveniente relativo. Por un lado, la tecnología aplicada a los coches eléctricos no deja de evolucionar, y hoy la mayoría ya superan los 150 kilómetros por carga de batería. Una distancia más que suficiente si tenemos en cuenta que el 80% de los conductores no superan los 80 kilómetros diarios en desplazamientos.

7.- Mantenimiento más simple

Los coches eléctricos cuentan con un 90% menos de componentes en su arquitectura técnica, lo que significa que hay menos opciones de que se estropee algo.

Con la compra de un coche eléctrico podremos dejar de preocuparnos por sustituir el embrague, revisar el aceite del motor, o pensar tan a menudo en la pastilla de frenado, que dura mucho más.

8.- Conducción sin marchas

Otra de las grandes tendencias del mercado es la creciente demanda de coches sin marcha. Una prestación que los vehículos eléctricos incorporan de serie. Al contrario de los motores de combustión, los eléctricos tienen la capacidad de funcionar a pleno rendimiento tanto en velocidad mínima como la máxima, sin comprometer su salud.

9.- Vehículos más eficientes

Una de las características técnicas más examinadas por los técnicos a la hora de valorar el rendimiento de un coche es la eficiencia energética. Es decir, la energía que requiere a la hora de hacer un esfuerzo. Pues bien, si los coches a gasolina o gasóleo tienen una eficiencia que ronda el 30%, en el caso de los coches eléctricos, su rendimiento mejora hasta el 90%. Una diferencia incontestable.

0 comentarios

Deja un comentario

Participa y deja tu comentario
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *